Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
olatu talka 2017

Cultura para todos los gustos y generaciones

Más de 2.000 ciudadanos trabajaron ayer para sacar adelante la jornada grande del festival
Olatu Talka, que recibió una gran respuesta en todos los barrios de Donostia

Un reportaje de Alicia Zulueta. Fotografía Iker Azurmendi/Gorka Estrada - Domingo, 21 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:14h

Una treintena de niños desenterró el esqueleto de un elefante en la Zurriola gracias a una inicitiva de Aranzadi y Teknahi.

Galería Noticia

Una treintena de niños desenterró el esqueleto de un elefante en la Zurriola gracias a una inicitiva de Aranzadi y Teknahi.

más de 2.000 donostiarras amateurs tomaron ayer sus barrios para dar vida a las más de 200 actividades organizadas en el festival Olatu Talka en la capital guipuzcoana. Y cientos de personas, de todas las edades e inquietudes, respondieron a estas iniciativas culturales de lo más variopintas en todos los rincones de la ciudad. Aunque el día grande de este festival arrancó entre chubascos, con el paso de las horas desaparecieron las nubes y por la tarde las condiciones climatológicas fueron más agradables.

Por la mañana, el barrio de Gros acogió varios talleres para los más pequeños. En la arena de la Zurriola, Teknahi y Aranzadi quisieron acercar la ciencia a los niños enseñándoles técnicas paleontológicas para desenterrar el esqueleto real de un elefante, sin cabeza ni colmillos, aportado por Aranzadi.

En primer lugar, los expertos dieron unas pautas para realizar la tarea lo más fiel posible a la realidad. Después, una treintena de niños de entre siete y nueve años se dedicaron ensimismados a desenterrar las distintas piezas óseas con cepillos, cada uno en su cuadrícula. Entre ellos se encontraba la pequeña Jare. Su madre, Naiara Laespada, es científica en Cic Biomagune y tenía especial interés en que su hija se aproximara a la ciencia para borrar esa idea de que es “aburrida o difícil”.

Además de esta excavación, el apartado científico de la jornada continuó por la tarde en la Plaza Cataluña, donde se realizaron distintos experimentos y exposiciones, como la de reptiles, que llamaron la atención de los niños. Especialmente el taller de astronomía que cerró el programa científico. “Intentamos que por un día se concentren las actividades relacionadas con la ciencia en un barrio”, detalló Tomás Carrascal, organizador de Teknahi. “Son actividades que de otra manera son de difícil acceso”, agregó.

Conciertos en toda la ciudad

También en la arena de la playa se desarrolló el Basque Sand Festival, un espacio habilitado con palas y cubos para que las familias derrocharan su creatividad diseñando castillos de arena. Entre las construcciones destacó la creación de una familia chilena que está de vacaciones en Donostia. Modelar la arena es una de sus pasiones, así que se inscribieron al festival a través de Internet. La madre, Paola, el padre Marco, y su hija, Martina, se pusieron manos a la obra para recrear los personajes de la película de animación Madagascar. “Ella es cocinera y yo electricista, pero nos gusta hacer esto en familia. Tardaremos unas cinco horas en terminarlo”, dijo Marco.

Al lado de esta escultura de arena se encontraba otra obra llamativa: Bihos, compuesta por dos corazones unidos por sus arterias. La construyeron entre la escultora Ustaritz Betelu y Ainhoa Maiztegui, presidenta de Primeran Elkartea, una ONG de reciente creación que trabaja por la igualdad de hombres y mujeres. “Pensamos que ninguno tiene que cambiar y cada uno hace lo que puede hacer. Entonces queremos organizar eventos en los que ambos puedan hacer lo mismo a través del arte, como una escultura en la arena”, aclaró Maiztegui. Asimismo, la escuela Kuntshall ideó un lanart, que consistió en realizar unos dibujos en la arena gracias a unos aspersores.

Otro de los puntos fuertes de la jornada fueron los conciertos, agrupados bajo la denominación Kontzertour. Desde las 11.30 horas, las bandas atrajeron la presencia del público en el escenario del Kursaal. Arrancaron con buen pie Black Friday, y les siguieron Tritones y Sinmalaintención. El muro cercano al tablado se colmó de público, que disfrutó de las actuaciones de pop-rock bañados por el sol.

Este no fue el único estilo musical que sonó ayer en Donostia. Los conciertos se extendieron por toda la ciudad y por toda la gama de sonidos. Por la tarde, en el parque Eustasio Amilibia de Amara un numeroso grupo de personas se deleitaron con las interpretaciones de SZ, Noah, Cora Sayers, Noga-Unax y Autumn, coordinadas por Gure Bazterrak. Un lugar que no suele acoger este tipo de citas, que tampoco son habituales en la estación de Topo de Intxaurrondo. Allí se celebraron distintos conciertos, como el de Oso Fan, a las 12.00 horas, que consiguió hacerse con la audiencia. La plaza Easo también fue el escenario de grupos de rock and roll. Cristina Enea de flamenco y rumba, y Sagüés de metal rock.

Otros barrios de la ciudad vivieron animadas actividades. Por ejemplo, el Zumbathon celebrado en el parque Harria de Altza, las actuaciones organizadas por Stringedwood en Miramon;la iniciativa Munduko Festen Topaketa, en la plaza Teresa de Calcuta, o la otra visión de la arquitectura donostiarra que pudo disfrutarse a través de un recorrido por el río Urumea.

En el Antiguo tuvo lugar un maratón de teatro, que se trasladó del frontón donde se iba a celebrar inicialmente al centro cultural de Lugaritz. Sorgina Txirulina, encarnada por Erica Liquete, entretuvo a niños y padres. El resto de representaciones, dirigidas a adultos, abarcaron desde el teatro más tradicional en El cianuro solo o con leche, pasando por la danza en Humor y Danza y Sokatik Tiraka, hasta el más experimental en Perfopoesía body painting, explicó la organizadora Amaia Olano.

Y para los niños más atrevidos, la asociación irundarra Lotzen ADD Parkour Workshop impartió dos talleres de parkour en el parque Zubimusu. Ambos tuvieron una enorme aceptación entre los pequeños, especialmente el acontecido por la tarde, ya que el mentor fue Óscar Sánchez Castellón, de Galizian Urban Project (GUP), conocido por publicar sus acrobacias en Youtube.Estos profesionales quisieron inculcar “la seguridad, el respeto y la responsabilidad” necesaria para esta práctica deportiva que consiste en desplazarse adaptándose a las exigencias de los obstáculos que se encuentran. De hecho, en todo momento estuvieron vigilados por sanitarios de DYA por si ocurría un accidente. Los menores realizaron series de movimientos y técnicas para superarse. Dani Sanpayo, organizador del taller, destacó que los padres entendieron que “no es ninguna locura, sino que los chavales se lo pasan bien sin ponerse en riesgo”.

El festival Olatu Talka se clausura hoy con actividades que se concentrarán especialmente en el puerto.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902