Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Madrilgo Gortetik

Los guardianes de Susana

La clase política y económica contiene el aliento ante la fundada posibilidad del ‘sorpasso’ de Pedro Sánchez mañana en las primarias del PSOE

Juan Mari Gastaca - Sábado, 20 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:14h

Juan Mari Gastaca

Galería Noticia

Juan Mari Gastaca

Después de este calvario de dentelladas, descalificaciones y coacciones al que se han reducido las primarias del PSOE resulta que la clave de la victoria radica en los guardianes del voto. Consiste tan exitosa fórmula en garantizarse mañana el mayor número de vigilantes para que ningún afiliado cambie de papeleta a última hora cuando se acerca a la urna, sobre todo en Andalucía. Vaya, lo que comúnmente se entiende por guardia pretoriana al servicio de la causa. Es una táctica concienzuda, todo un factor desequilibrante al que se entrega confiada Susana Díaz sabedora de que dispone de una infantería muy superior a la de su enemigo. La candidata andaluza y su influyente entorno se han venido procurando en su propio feudo -donde se decide realmente la secretaría general- el respaldo obligado de ese ingente batallón de cuadros del aparato y sus familiares temerosos de que una victoria más que posible del desafiante Pedro Sánchez les abra la puerta del desempleo. Lo han hecho urgidos porque les atormenta el sudor frío que recorre su espalda política, sabedores de que la suerte final no está escrita.

La incertidumbre sobrevuela sobre el resultado de estas primarias cuando nadie, y mucho menos la gestora socialista, se lo podía imaginar hace un par de meses. Una igualdad en los pronósticos tan polarizados que solo se rompe en la boca de los históricos del partido, de aquellos que han vivido ácidas guerras cainitas donde siempre acaban ganando quienes mandan. Desde estos sectores dotados de autoritas pronostican una ventaja de Susana Díaz en torno a los 6.000 votos, favorecida por el creciente temor al riesgo de escisión del PSOE que se identifica peligrosamente con el triunfo de Sánchez y que puede engordar a sus dos enemigos, en especial a Patxi López. El exlehendakari se ha garantizado un hueco en el futuro inmediato del PSOE por su insistente discurso integrador que alcanzó su máxima expresión de credibilidad en el debate de candidatos y al que concurrió bajo los efectos de un doloroso cólico nefrítico. Pero es posible que predicara en el desierto. El riesgo del tormentoso ajuste de cuentas se da por descontado apenas segundos después de que cesen los ecos de esos protocolarios llamamientos a la unidad, vacíos de sinceridad.

La victoria de Sánchez solo satisface a sus seguidores;el resto se mueve entre el miedo y la decepción. Dentro del propio PSOE porque la vendetta inmediata no tendría límites ante semejante sorpasso. En el Gobierno y en el PP porque se abortaría cualquier atisbo de entendimiento en asuntos de Estado. En Podemos, porque les interesa dialécticamente el triunfo de Susana Díaz para afearles su continuismo y así no compartir con nadie un discurso de oposición radical. En el Ibex, porque el dinero nunca es amigo de las aventuras. Y entre los periodistas porque Sánchez los aborrece, los critica, se hace refractario y eso siempre se acaba pagando. Pues bien, pese a semejante muro de contención, luchando contra la adversidad y sus propias incongruencias ideológicas plagadas de un versátil oportunismo, Sánchez puede ganar. Para muchos empezará entonces el rechinar de dientes porque entre los sanchistas hay ganas infinitas de revancha, de saldar cuentas con quienes inspiraron y ejecutaron primero el golpe de Estado en Ferraz y luego hicieron presidente a Rajoy.

Díaz es la favorita -ojo, sin algarabía alguna- para quienes se quedan en la epidermis del PSOE o en los cargos de decisión. La incógnita se refugia en el latido del afiliado, el factor emocional donde se rompen los pronósticos razonables de esta descarada pelea personal, plagada de resentimiento y desconfianza mutua, que ha relegado la necesaria confrontación ideológica, que por supuesto existe. Desde luego, no es lo mismo quién gane.

Entre ambos aspirantes hay sensibles diferencias políticas además del escaso respeto que se profesan. Ocurre cuando se trata de armar el argumentario socialista o de diseñar el papel de oposición ante un PP acorralado por la corrupción pero respaldado en las urnas. Y en el medio, un partido roto.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902