Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Desde la Avenida de Tolosa

Ocurrió lejos de aquí

Por Adolfo Roldán - Sábado, 20 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:13h

Ocurrió lejos de aquí, en Santa Elena (Argentina), pero me he sentido totalmente solidario con la protagonista de la historia, y con el sector docente. Julieta Petrolo, profesora suplente de quinto grado, escribió una carta en Facebook “porque no encuentro forma de sacar de mi cuerpo tanta angustia hacinada”. Según ha contado en la red social, el 25 de abril de 2017, estaba de espaldas escribiendo en la pizarra cuando escuchó una pelea entre dos alumnos, un pequeño de 10 años y su agresor, de 13. Trataba de ahogarlo, aplastándolo contra el suelo. “Yo me metí. La ira del alumno mayor hacia el otro destruía poco a poco su frágil cuerpecito. Como soy intolerante al maltrato, decidí intervenir. Los separé. Lo agarré de los hombros. Ahí él se dio la vuelta, me miró y me empezó a golpear”. Julieta recibió dos puñetazos muy fuertes, que le hicieron chocar contra la pared. Tiene el hombro distendido, cuatro vértebras cervicales afectadas y ha perdido el 90% de la vista del ojo izquierdo. “Los alumnos se asustaron y gritaron a su compañero que parara. Él se dio vuelta, se sentó, agarró un libro y se puso a leer, como si nada”. Julieta, la profesora suplente, continúa su testimonio en Facebook. “Un 25 de abril, yo perdí mi vocación, porque yo ahora tengo miedo de entrar en la escuela. Ni a mis hijos los llevo ahora”. La familia del alumno agresor no se ha dirigido a Julieta. “Él sigue igual. Nadie se reunió con los padres, nadie hizo nada porque es menor”. “Yo me sentí como una bolsa de boxeo. No me defendí, me dejé golpear. Porque uno no se puede defender. Uno nunca tiene que pegarle a un niño”. Ahora está en Paraná, en la clínica ART, donde le están dando un tratamiento que no cubre el seguro por ser suplente, y para pagarlo ha tenido que vender sus pertenencias. Esto ha ocurrido lejos, pero las agresiones a profesores son también una lacra entre nosotros. Según mis datos, medio centenar de docentes fueron agredidos durante el último curso en la CAV. Y en Nafarroa, van 89 este curso. ¿Qué pasa con esos niños? ¿Y con sus padres?


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902