Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Iñigo Martínez | defensa de la real

“Los demás no sé, pero nosotros vamos a ganar sí o sí”

Es la voz más ambiciosa y visceral del vestuario realista. Recién cumplidos los 26 años, en plena madurez futbolística, Iñigo anuncia alegrías para la afición, porque “ya es hora”

Mikel Recalde - Sábado, 20 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:14h

El central realista Iñigo Martínez posa en Zubieta con fotografías históricas.

El central realista Iñigo Martínez posa en Zubieta con fotografías históricas. (Ruben Plaza)

Galería Noticia

El central realista Iñigo Martínez posa en Zubieta con fotografías históricas.

El empate ante el Málaga no fue tan malo.

-Salimos con la intención de ganar pero cuando nos metieron el segundo gol ya era muy complicado darle la vuelta. Empatamos y es cuando nos avisaron de que los demás también empataban, y que al fin y al cabo no era malo.

¿Sus sensaciones siguen siendo buenas?

-Sabíamos que no iba a ser nada fácil. El Málaga demostró que es un gran equipo y nos puso contra las cuerdas. Nadie mereció perder. Sus goles nos hicieron mucho daño, pero aún así demostramos carácter

Antes se les echaba en cara que tenían mandíbula de cristal.

-Estamos demostrando que el equipo tiene ganas y es ambicioso. No está en nuestra mano, pero al equipo le quedan fuerzas y pelearemos hasta el final.

En Anoeta hubo un ambientazo.

-Da gusto jugar teniendo la grada así de llena. Así se sacan más puntos. Si no llegan a estar nos hubiera costado empatar, pero con el apoyo y el empuje de todos pudimos por lo menos quedarnos el puntito, que nos va a servir de mucho.

Una pena que la media de asistentes haya estado en 21.000.

-Siempre ha sido difícil llenar Anoeta. Quieras o no la gente tiene que recorrer muchos kilómetros y cuesta. Los horarios y el tiempo también hacen mucho. Lo hemos echado en falta, pero nosotros nos dedicamos a jugar y a hacer lo nuestro. A partir de ahí, si la grada está llena mejor para todos porque eso le ayuda mucho al equipo.

Las obras empiezan en breve.

-Las pistas hace tiempo que pasaron de moda. Ahora los campos deben ser cerrados, con gente animando cerca. Eso a cualquier equipo le da un plus. Será bonito ver el campo nuevo.

Bueno, minuto y resultado a pocas horas del desenlace de la Liga.

-No está en nuestras manos pero puede que tengamos un pelín a favor el tema del rival. Está claro que el Celta va a saltar a ganar. Tenemos la suerte de que hayan jugado contra el Madrid entre semana, pero está claro que tendremos que dar el 100% para ganar y puntuar, que será difícil. Esperemos que el equipo salga enchufado y a partir de ahí hacer nuestro juego.

¿Se cambiaría por los rivales?

-Siempre prefieres verte por delante en la clasificación, pero creo que es más factible ganar al Celta que al Atlético o al Valencia. Hubiéramos firmado estar aquí al inicio. Estamos donde estamos y pelearemos por quedar quintos o sextos.

El año pasado hubieran peleado por la Champions con esos puntos.

-Cada año es distinto. Los equipos que están peleando por la Liga y puestos europeos lo están haciendo estupendamente bien. Llevamos mucho tiempo peleando por esos puestos y se va a decidir en la última jornada. Nadie se quiere perder la quinta y sexta plaza así que pelearemos e intentaremos lograr esos puestos.

¿Es un éxito acabar quinto-sexto?

-Por supuesto. El objetivo debe ser entrar en Champions, pero cuando no se puede, mínimo ir a Europa. Viendo los equipos de hoy en día y sus jugadores, estar ahí es un mérito importante y no solo eso. En todo el año hemos sido bastante regulares. Es cierto que aquí tuvimos la oportunidad de dejar a diez puntos al Athletic y la dejamos escapar, pero nos hemos sentido bien en todas las líneas y hemos demostrado el equipo que somos y que queremos ser.

¿Y un fracaso ser séptimos?

-Más bien nos generaría rabia e impotencia por quedarte a las puertas. A nadie le gustaría y no nos iríamos nada contentos a casa.

¿Les impone volver a afrontar dos previas en verano?

-El que es ambicioso y quiere conseguir títulos no debe asustarse nunca ni nada por el estilo. Al que le guste jugar al fútbol le da igual con tal de jugar, competir y ganar.

Krasnodar siempre estará ahí...

-Fue un golpe muy duro para el equipo porque creíamos en nosotros y al final no demostramos. El equipo no estuvo bien y lo pagamos caro. Cuando dejas escapar esas oportunidades el golpe suele ser fuerte. A ver si aprendemos de esas cosas.

Su quiniela para el domingo.

-Lo de los demás no lo sé, pero nosotros vamos a ganar sí o sí.

De nuevo Vigo, como en 2003.

“El objetivo debe ser siempre ir a la Champions, pero cuando no se puede, al menos entrar en Europa”

-He escuchado mucho hablar de aquel día. Tenía doce años y era más de jugar en la calle que de ver fútbol en la televisión. Fue muy duro para todos los realzales y esperemos devolverles la alegría en Vigo. Saldremos a muerte a por eso.

El año de la Champions empataron contra el Madrid y luego se llevaron la gran alegría en Coruña.

-El equipo había hecho un esfuerzo increíble y ver que se te escapa suele ser bastante duro de asumir. Pero luego le pudimos dar la vuelta y la alegría contra el Deportivo jamás se nos va a olvidar. A mí menos, porque ha sido la mayor que he tenido. Fue triste también verles hundidos a ellos porque bajaban a Segunda, pero son cosas que pasan en el fútbol, nosotros no teníamos la culpa. Fuimos a completar nuestro trabajo, lo hicimos y logramos el premio.

¿Aquel 3-3 ante el Madrid le recordó a lo vivido en el vestuario el domingo ante el Málaga?

-Vimos los resultados de los demás y eso nos tranquilizó. No está en nuestras manos, pero opciones tenemos. Mira lo que pasó el año de la Champions. Puede pasar cualquier cosa, pero lo de Málaga no fue una decepción. Todos queríamos ganar y por esa parte nos fuimos dolidos a casa, pero, por otro lado, veíamos que todavía estamos en la pelea.

Tenemos que prepararnos todos para sufrir mucho, ¿no?

-Vamos a sufrir mucho. Intentaremos meter lo antes posible para estar más relajados y jugar más a gusto, porque la tensión pasa factura. Trataremos de mantenernos fuertes atrás y luego crear ocasiones. Contamos con una gran plantilla, lo hemos demostrado, y va a ser importante meter el primero para soltarnos un poco y que empecemos a jugar bien al fútbol.

¿Se está encontrando con el proyecto ambicioso que le vendieron cuando renovó?

-Cuando uno renueva teniendo cualquier otra oferta, quieras o no, valoras todo. A todos nos gusta ganar, levantar Copas y más cuando ves que tu carrera dura 10-15 años. Quieres ganar títulos y si puede ser con tu equipo de toda la vida no se podrá pedir más. Valoré bien todo con mi gente, la propuesta que me hizo la Real me interesaba y decidí firmar. Tengo la sensación de que se han hecho las cosas bien, que estamos en la pelea y me siento a gusto con lo que hice.

¿Tuvo ofertas mejores?

-Cuando uno destaca en su equipo y le quedan un par de años para terminar siempre hay equipos que tocan la puerta y te ofrecen más que aquí porque hay clubes que manejan más. Eso es así e irá a peor. Los grandes cada vez tendrán más dinero y los demás, menos.

¿Alguna que le impactara?

-Hubo ofertas interesantes y al final decidí quedarme porque es donde mejor me sentía, con mi gente y con mi familia. Porque al final no todo son títulos, sino encontrarte a gusto con tu gente y que te valoren bien.

¿Sigue recibiendo llamadas?

-Siempre habrá alguien tocando la puerta.

Hablemos de compañeros. Con Navas ha conectado muy bien.

-Sí, no nos ha costado mucho compenetrarnos. En el Eibar hizo un buen año, aunque cuando vino aquí, con las lesiones, no tuvo la suerte de poder jugar partidos y confirmar lo que valía. Este año sí lo ha demostrado. Podríamos decir que nos ha sorprendido a todos, pero nosotros creíamos en él, la Real, sobre todo, confiaba en él y ha demostrado que es un buen defensa, que maneja el balón bien, por arriba y por abajo y mejor año no ha podido hacer.

Yuri, su colega de flanco. ¿Le sorprende que se hable de que le quieren grandes de Europa?

-Cuando uno hace bien las cosas, siempre va a tener llamadas, otra cosa es que paguen la cláusula. Yuri tiene contrato y la Real, por esa parte, debe estar tranquila. Al final el que suele decidir es el jugador, si cree que debe seguir o si cree que debe marcharse, él lo decidirá. El año que ha hecho ha sido impresionante, en el Eibar también completó un buen año y este ha demostrado el potencial que tiene. Su físico le permite estar todo el tiempo subiendo y bajando. Es un jugador que nos da mucho, así que esperemos que siga muchos años más.

Odriozola, ¿están alucinando con él tanto como la afición?

-Sí, la verdad es que es flipante, sube del Sanse, nadie se lo espera y cada partido que ha jugado ha demostrado que cuenta con un nivel impresionante. Tiene una velocidad impresionante y eso le permite arriesgar. Está demostrando que puede estar muchos años aquí dando ese nivel. Esperemos que continúe en la Real.

Aritz no lo está pasando bien.

-Sí, duele, porque ves que algún día te puede pasar a ti y a nadie le gusta estar en el banquillo o, incluso, muchas veces sin convocar. Son momentos muy difíciles, por eso los que jugamos intentamos ayudar a nuestra manera para que tengan la cabeza arriba y sigan adelante. Puede ser mi rival, porque es defensa también, pero esas cosas aquí se dejan aparte, todos intentamos dar el máximo por el bien del equipo y seguro que alguna vez me tocará a mí estar en el banquillo, lo tendré que asumir e intentaré hacer las cosas bien para poder jugar, saltar en el siguiente partido al terreno de juego. Ha sido un año muy difícil para él, también por temas familiares, que han sido muy duros, pero esperemos que poco a poco vaya tomando el mando ahí y que demuestre, como ya demostró el año pasado, que puede jugar en ese puesto y, sobre todo, verle disfrutar.

Mikel González. ¿Con qué se queda de toda su experiencia con él?

-Con Mikel he jugado muchos años. Un tío con carácter y con ganas de intentar ayudar siempre al otro. Es un tío excelente, no solo dentro del campo, sino también en el vestuario, lo que nos aporta… Le echaremos mucho de menos. Para nosotros ha sido un golpe muy duro saber que no va a seguir.

Si se va a fichar a un central de fuera, ¿le gustaría que volviera Diego Reyes?

-Por supuesto, por supuesto… Creo que maneja bien la Liga, nos conoce, ha jugado con nosotros y es un central muy bueno y joven a la vez, que puede jugar de pivote defensivo y que lo hizo muy bien el año pasado. No sé quién vendrá ni quién no, pero si es él estaremos encantados.

Buscan uno diestro porque el que viene zurdo lo tiene complicado…

-(Sonríe) Bueno, como te he dicho, aquí cada uno aporta lo suyo, intenta hacer las cosas de la mejor manera posible, pero será porque hay pocos centrales zurdos. Está Babic, cedido, y tendrá que demostrar si quiere y puede jugar aquí, como hicimos nosotros en su día. No he tenido mucha ocasión de entrenar con él, subió unas pocas veces a entrenar con nosotros, pero no ha estado todo el año y no puedo opinar.

¿En qué momento de su carrera se encuentra? Cumplió 26 años el miércoles, con experiencia…

“Tuve ofertas y sigo recibiendo llamadas, pero creo que se están haciendo las cosas bien y me siento a gusto con haber renovado”

-Con muchos partidos a mis espaldas y con muchas ganas de cumplir muchos partidos más. Intento cuidarme en todos los sentidos para poder estar disponible cada fin de semana. A cualquier jugador lo que le interesa es jugar, competir y sentirse a gusto.

Analice su año.

-Ha sido bueno, aunque como todos los años, es difícil mantener la línea buena. Quizás el año pasado fallé más, pero en líneas generales me he mantenido bien, correcto, haciendo mi trabajo. De eso se trata y es lo que cuesta, pero este año está siendo bueno para mí y espero terminar así en Vigo.

¿Se siente más reconocido que nunca por la Real, prensa, afición...?

-Bueno, pasan los años, te ven jugar siempre, que cada vez que salgo lo intento dar todo y eso a la gente le gusta y es lo que me caracteriza, el darlo todo por el equipo y pelear. Es cierto que de vez en cuando se me va (risas), aunque eso lo llevo así, va conmigo de siempre. En mi cabeza siempre está ganar y si llevo tantos años jugando será que lo estoy haciendo bien.

¿Le molesta que no se le reconozcan tanto esos pases largos y medidos a espaldas de la defensa?

-Con los delanteros que tenemos, este año hemos buscado mucho eso, porque son gente que se mueve muy bien a la espalda de la defensa, tanto Juanmi, como Oyarzabal o Canales piden el balón ahí. Sobre si lo valoran, creo que la gente se acostumbra. No sé si es bueno o malo, lo que sí sé es que es difícil.

También puede hacer de lateral, de extremo como el otro día, de delantero en el área...

-Cuando vas perdiendo te incita a hacer eso, hay que remontar y te vuelcas. El pasado fin de semana tuve la suerte de poder asistir a Bautista y, como te he dicho, todos intentamos aportar. Cuando ves que la cosa no va y se pone cuesta arriba es cuando hay que apretar más.

¿Cuántos goles lleva?

-Tres en Liga y uno en Copa.

¿Podría ir más? ¿Por qué no lanza faltas ya si ha marcado dos?

-No me ponen en la pizarra… Los que deciden son los técnicos, dentro del campo cualquiera puede tirar y tenemos buenos lanzadores aunque no hayan tenido suerte este año, pero hay potencial. Yo voy a lo mío. Cuando me toque tirar, tiraré.

Otra asignatura pendiente en el entorno, lo de la capitanía, que mucha gente pide para usted. Ahora queda una vacante.

-No, no lo veo, porque la Real siempre ha sido de llevar el brazalete los que más tiempo lleven, así que aún me queda un tiempo de esperar.

¿Es conformista o de los que se autoexige mucho?

-Cuando cometo un error en el campo no me suelo comer mucho la cabeza, porque no viene nada bien, empiezas a darle vueltas y te descentras del partido, pero cuando termina sí, porque a veces haces pases innecesarios o a veces lo ves tan fácil que cometes el error. Pero sí, soy crítico y exigente conmigo mismo y también con los demás e intento rectificar, cambiar cosas. Ha habido muchos momentos en los que he rectificado y de eso se trata en el fútbol, intentar mejorar cuando lo has hecho mal y tratar de corregir.

¿Ve sus partidos después?

-Sí, cuando gano igual no, pero cuando se pierde, que es cuando normalmente has hecho las cosas mal, sí que los veo e intento analizar.

¿Suele llegar enfadado a casa?

-Sí, cuando perdemos me dejan solo en el salón y se van todos de casa (risas).

Tema selección. ¿Le molestó tanta crítica de gente que le ve una o dos veces al año?

-Bueno, es gente que se dedica a eso, más a criticar que a apoyar o a analizar lo que ha pasado. Esto funciona así y no se puede cambiar. Lo que no se puede es criticar a uno por el mal partido que ha hecho porque no sabe ni qué temporada estoy haciendo ni si juego de central o de delantero. Por eso digo que para criticar hay que conocer a la persona y, a partir de ahí, que me critiquen. Yo fui el primero en reconocer mis errores, siempre lo he hecho, y un partido malo lo puede tener cualquiera. Ese día no fue fácil para mí. Pero siempre me he levantado de estas situaciones. Asumo lo que hago bien y mal e intento corregir.

¿Se sintió orgulloso de la afición de la Real que en redes sociales le defendió a muerte?

-Ese momento fue importante para mí, ver a la gente de aquí apoyándome e intentando tapar las críticas. Me gustó y lo valoro mucho. Da gusto que tu afición esté contigo en esos momentos tan difíciles para un futbolista.

¿Cree que Lopetegui sigue confiando en usted?

-Sí, me conoce de sobra. Llevo muchos años jugando con él y sabe el nivel que puedo llegar a dar. Por esta parte estoy tranquilo. Si llega el momento, si llega, iré encantado, y si no, seguiré trabajando en lo mío aquí, que siempre será lo primero.

Jugar un Mundial con 27 años sería una edad perfecta...

-Lo veo lejos todavía. Opciones habrá, pero tendré que hacerlo muy bien aquí para contar con opciones.

La vida le sonríe...

“No pierdo la esperanza de hacer algo grande con la Real, hay plantilla suficiente, pero espero que sea pronto, antes de que se me acabe el chollo”

-Tanto en lo futbolístico como en lo personal me están yendo las cosas muy bien. Cuando uno rinde es porque está a gusto y contento en su vida. Con gente que te quiere, que en los malos momentos te animan y te arropan. Soy una persona afortunada en ese sentido, porque no todos pueden vivir estos momentos tan bonitos. Estoy contento.

Se va a casar en breve con su novia de toda la vida.

-Sí. Empecé con ella a los trece años, le dejé cuando me vine a vivir a Donostia, y después volví con ella. Mucho tiempo juntos. Conozco a su familia y a ella de toda la vida, son de mi pueblo. Me gusta eso, porque le conozco mucho y sé que está conmigo porque me quiere y eso en cierta forma me tranquiliza.

Tras las dos preguntas tipo ‘Hola’, como en la Real y en Donostia en ningún sitio...

-Por supuesto. Es imposible superar el trato que tenemos aquí. Hay muy pocos vestuarios como el nuestro y encontrar otro mejor es muy complicado. Uno tiene que valorar todo. No solo es buscar títulos, hay muchas cosas por detrás. Desde que llegué me he encontrado con vestuarios increíbles, cada jugador que viene sale encantado por eso y da gusto venir cada día a entrenar a Zubieta.

Sigue pensando que un año van a dar una buena campanada.

-No hay que perder la esperanza. Tenemos plantilla suficiente y mira al Alavés. Quién lo hubiera pensado, llevan 54 puntos y han llegado a la final. Nadie puede discutir sus méritos. Espero que no tardemos mucho porque entonces se me acabará el chollo. Pero me quedan años y espero vivir algún momento grande.

¿Qué firma para el domingo?

-Ganar y acabar quinto o sexto. Puede pasar cualquier cosa. Seguro que si vencemos lograremos ese puesto.

¿Y para el verano que viene?

-Seguir en esta línea, intentar hacer bien las cosas en Europa como todos deseamos y dar alegrías a la afición, que creo que ya es hora. Lo primero siempre es y será la Real.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902