Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Bertako gaia

Radiografía a Ordizia

La beca Víctor Mendizabal, concedida por el Ayuntamiento de Ordizia, ha sido para Beatriz Gallego. La investigadora retratará la vida de las mujeres trabajadoras ordiziarras entre 1880 y 1980.

Un reportaje de M. Aranburu - Jueves, 18 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:14h

Un grupo de mujeres posa en el año 1946 durante una excursión a Arantzazu.

Un grupo de mujeres posa en el año 1946 durante una excursión a Arantzazu.

Galería Noticia

Un grupo de mujeres posa en el año 1946 durante una excursión a Arantzazu.

Aprincipios de la industrialización y durante los posteriores años, el trabajo que realizaban las mujeres siempre ha quedado en un segundo plano, escondido, sin darse a conocer. Muchos son todavía aquellos que piensan que sus madres, abuelas o tatarabuelas no trabajaban, que se dedicaban a cuidar del seno familiar, pero que sus tareas no iban más allá. Creencias no ciertas que se han introducido en muchos pensamientos. El objetivo principal de los trabajos de investigación que se hacen, entre otros, es dar a conocer partes o épocas de la sociedad que han quedado olvidadas con el paso de los años.

Hace cuatro años el Ayuntamiento de Ordizia puso en marcha la beca Víctor Mendizabal con el objetivo de fomentar el hábito de la investigación en áreas como humanidades, ciencias sociales y ciencias naturales centradas en cualquier aspecto que tenga como marco referencial Ordizia y sus gentes. Este año se han presentado tres proyectos y de ellos ha sido elegida la propuesta presentada por la investigadora alavesa Beatriz Gallego, que tiene como título Mujeres y trabajo en Ordizia (1880-1980): una perspectiva de género.

La investigadora quiere reunir testimonios orales de las mujeres ordiziarras trabajadoras entre los años 1880 y 1980

Gallego es investigadora y ya tiene experiencia en el ámbito, pero reconoce que se enteró bastante tarde de la convocatoria de la beca Víctor Mendizabal: “No sabía que la beca estaba en vigor y me enteré los últimos días. Por ello, tuve pocos días para prepararlo”. Aun así, ella ya tenía una idea clara. Así lo describió a este periódico ayer mismo: “No tuve dudas, tenía clara la idea en la que me gustaría profundizar. Lo que quiero investigar es el papel que las mujeres han tenido en la vida económica y social en los pueblos industriales”. Por ello, analizará las historias y la documentación desde el año 1880 a 1980, un plazo en el que existieron diferentes contextos y donde “los cambios sociales pueden ser muy jugosos de analizar”. Así lo describe: “He preferido hacer un marco amplio que abarque mucho para intentar asegurarme de que podré lograr la suficiente información para después también compararla y sacar las conclusiones. Ahí encontraremos la industrialización, la Guerra Civil, la posguerra y el franquismo… y en todas ellas buscaremos a las mujeres trabajadoras para sacar a la luz su realidad”.

testimonios oralesGallego ya tiene en mente el esquema principal de cómo realizará dicho trabajo, que deberá entregarlo en el plazo de un año y contará con una aportación de 7.000 euros que concede la beca. “Quiero que las ordiziarras me cuenten lo que vivieron, conseguir testimonios orales. Sé que algunas ya tendrán una edad, pero me parece que es lo mejor”. Ella no quiere que toda la documentación venga de los libros, sino que sean ellas, las mujeres ordiziarras, las que cuenten cuál fue su realidad en aquellos años y cómo la vivieron. Gallego acaba de empezar a contactar con vecinas que quieran contar su historia, y agradecerá que cualquiera que tenga interés en formar parte del proyecto se ponga en contacto con ella a través del Ayuntamiento.

“El discurso más conocido es ese, que las mujeres no trabajaban en aquella época. Nosotros tenemos que reivindicar que aquello no fue así y la manera de hacerlo es visibilizarlo, enseñando que sí lo hacían, no contraatacando y diciendo que sí trabajaban. La mejor manera para cambiar esas opiniones es enseñarles cómo trabajaban”, explica la investigadora. Y recuerda que antes no era fácil que una mujer admitiese que trabajaba, ya que según palabras de Gallego han tenido que enfrentarse, entre otras cosas, a las leyes que les impedían trabajar y al rechazo social que suponía por dar la imagen de que por trabajar fuera esas mujeres estaban dejando de lado a su familia.

La alavesa espera que en su trabajo la gente encuentre “un espacio en el que se vea reflejada, que la gente quiera participar con sus testimonios y así poder hacer una radiografía de Ordizia”. Además también quiere lograr que la gente que se ha creído ese discurso de que aquellas mujeres no hacían más que cuidar de la familia cambien el punto de vista y que descubran que quizás “era algo que nunca habían pensado pero que la realidad era opuesta a ese discurso”.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902