Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
colectivos LGTBI

Los chicos ven “muy difícil” ‘salir del armario’ por miedo al rechazo

Aunque el respeto hacia los colectivos LGTBI es la norma general en las aulas vascas, todavía perduran “fobias más sutiles”, según un estudio
Los adolescentes creen distinguir a una lesbiana por su ropa y ven la bisexualidad como “postureo”

Jueves, 18 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:13h

Manifestación celebrada ayer en Donostia.

Manifestación celebrada ayer en Donostia.

Galería Noticia

Manifestación celebrada ayer en Donostia.

Donostia- El Gobierno Vasco ha querido testar la sensibilidad ante la diversidad afectivo-sexual, familiar y de género en las aulas con un estudio en el que, si bien se muestra un respeto general hacia los colectivos LGTBI (lesbianas, gais, trans, bisexuales e intersexuales), todavía “perduran fobias más sutiles”. De hecho, los chicos consideran “realmente difícil declarar a sus amistades masculinas que son gais”. La razón: el miedo a ser “rechazado o ridiculizado”. Las chicas, en cambio, muestran una “actitud más positiva”, puesto que aceptan mejor las muestras de afecto entre personas del mismo sexo o las transgresiones de género.

Con motivo de la celebración ayer del Día Internacional contra la Homofobia, Transfobia y Bifobia, los directores de Política Familiar y Diversidad y de Innovación Educativa, Ernesto Sainz y Lucía Torrealday, respectivamente, dieron a conocer las conclusiones del informe Lesbofobia, homofobia y transfobia en el sistema educativo, que ha analizado las actitudes de 129 alumnos de entre 14 y 16 años de edad en ocho centros escolares de Euskadi, tanto públicos como privados.

Entre las conclusiones se destaca que los adolescentes vascos no siempre cuentan con referentes cercanos que les permitan tener una visión integral de los colectivos LGTBI. Las imágenes de las que beben son los estereotipados personajes de series y programas de televisión, que poco tienen que ver con la realidad.

Así, entre los jóvenes de Euskadi perviven ideas como que la homosexualidad, la bisexualidad o el lesbianismo son “una moda” o una “actitud de postureo”o que en toda pareja gay un miembro actúa como el hombre y el otro como la mujer.

Los adolescentes creen también que una lesbiana se puede definir por su apariencia y sus gestos y, respecto a las personas trans, existen ideas contradictorias que las definen como valientes o extrañas. en cuanto a la intersexualidad -cuando hay discrepancia entre el género y los genitales- ni siquiera tienen ideas preconcebidas porque apenas se conoce.

Y aunque el estudio considera que, en general, son prácticamente inexistentes los discursos públicos o las verbalizaciones directas de rechazo hacia la diversidad, los pocos adolescentes LGTBI que han participado en el informe reconocen haber sufrido algún tipo de rechazo en alguna ocasión.

“No son cosas de niños”De hecho, en la propuesta de intervención titulada En nuestro centro no hay sitio para la LGTBfobia que el Gobierno Vasco ha dirigido a la comunidad escolar para desterrar cualquier comportamiento violento, se recuerda que en otro estudio realizado por Gehitu y Guztiok en 2013-14, eran llamativos los insultos, rumores y burlas sobre personas con un deseo diferente al hegemónico. “Bollera”, “maricón” o “marimacho” son algunos de los insultos que, según otro informe realizado por la Universidad Complutense de Madrid, dos de cada cinco estudiantes presencian constantemente.

Ante esta realidad, el documento de intervención pone de manifiesto la necesidad de que haya una “respuesta unánime” en la comunidad educativa para responder a la violencia. “Es muy importante educar en la amistad y empezar a reflexionar sobre todo ello desde las primeras edades”, se sostiene.

Y hay que tener muy en cuenta que “no son bromas sin importancia” “ni cosas de niños”, sino actos de “discriminación habitual y cotidianos”.

En cualquier caso, respecto al informe presentado ayer, se apunta que “cuanto mayor es el cuestionamiento de los roles de género, se detectan menos prejuicios, actitudes de rechazo o conductas irrespetuosas”, a la vez que se señala que “son muchos los adolescentes que muestran gran sensibilidad con la igualdad entre hombres y mujeres, y son capaces de cuestionar el reparto de roles tradicional”.

con avancesEuskadi es “un país avanzado en la materia, y junto al resto de España, se han dado pasos en las ultimas décadas para equiparar derechos”, afirmó Sainz, para recordar, no obstante, cómo “entre 1948 y 1990 la Organización Mundial de la Salud (OMS) clasificaba la homosexualidad como enfermedad mental”.

Del análisis se extrae cómo “son prácticamente inexistentes los discursos públicos o las verbalizaciones directas de rechazo hacia la diversidad, cada vez más interiorizada” entre la población joven, si bien se deduce igualmente que “hay adolescentes que no muestran conductas fóbicas racionales, pero pueden, por ejemplo, sentir incomodidad ante lesbianas o gais, o mostrar desagrado ante manifestaciones de afecto entre personas del mismo sexo”. Y todo ello a pesar de que han pasado ya doce años desde que se celebra el Día Internacional contra la Homofobia, Transfobia y Bifobia, que se instituyó en 2006 para conmemorar que el 17 de mayo de 1990 la Organización Mundial de la Salud eliminó la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales.

En este contexto, el Gobierno Vasco como institución hizo ayer una declaración institucional en el que apeló por trabajar para evitar la discriminación hacia el colectivo LGTBI, ya que la LGTBIfobia “sigue siendo una realidad en el entorno más cercano”. Pero también en un contexto más internacional, donde más de 70 países cuentan con legislaciones sancionadoras de las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo. Más concretamente, en once de ellos el castigo es l apena de muerte. “Es tarea del conjunto de agentes sociales construir una sociedad más respetuosa, justa e integradora”, concluye el Ejecutivo de Urkullu. - N.G./Efe

concentración

Donostia. Las organizaciones que trabajan contra la homofobia, lesbofobia y transfobia en Gipuzkoa celebraron ayer en el Boulevard una concentración para denunciar la discriminación por identidad de género bajo el lema Homofobiarik, ez hemen ez inon! Txetxeniarekin elkartasuna.

Ránking. España ha caído del quinto al noveno puesto en el informe anual sobre la situación de los derechos de las personas LGTBI en Europa, la posición más baja desde 2010 cuando la ILGA Europa elaboró el ranking europeo -que encabeza Malta, Noruega y Reino Unido- por primera vez.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902