Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
DESPEDIDA

“Tranquilo y orgulloso”

Mikel González, quien “podía imaginar” la decisión del club de no renovarle, deja la Real “contento” porque ha “competido bien” cuando ha jugado esta temporada

Marco Rodrigo - Martes, 16 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:13h

Rueda de prensa de Mikel GonzálezVER VÍDEOReproducir img

(Ruben Plaza)

Galería Noticia

Rueda de prensa de Mikel GonzálezReproducirMikel González se despide de los asistentes a la rueda de prensa de su adiós como futbolista de la Real.

donostia- La de ayer no era una jornada normal en Zubieta. Y así lo atestiguaba la primera fila de asientos de la sala de prensa, copada de pequeños letreros. “Reservado”. Mikel González decía adiós, y nadie en las instalaciones txuri-urdin quiso perdérselo. Plantilla, cuerpo técnico, auxiliares, dirección deportiva... Solo faltó algún representante del Consejo de Administración, cuyo presidente Jokin Aperribay había impuesto al defensa, la víspera en Anoeta, la insignia de oro y brillantes. Jugadores y demás personal, mezclados con los periodistas, aguardaron la llegada del arrasatearra, a quien recibieron con una atronadora ovación. Luego se hizo el silencio. Turno para Mikel.

“Me marcho tranquilo y orgulloso. Durante estos últimos días, he recibido muchos mensajes de cariño y ánimo. Y el domingo me emocioné en Anoeta. Gracias a todo el mundo”, comenzó el de Arrasate, quien se expuso a continuación a las preguntas de la prensa. “Aquí me tenéis. Aprovechad, que no os voy a dar mucha más bola”, aseguró en tono jocoso, antes de ser cuestionado por sus sensaciones personales. “Por un lado, tengo ahí esa sensación de vacío, de que algo se acaba. Pero, por otra parte, me marcho contento porque no tengo nada que echarme en cara”.

Eso sí, la decisión del club de renovarle un contrato que expira el próximo 30 de junio no le ha cogido por sorpresa. “Estaba esperando una respuesta. Y me podía imaginar por dónde iban a ir los tiros, visto el papel menos importante que me ha tocado esta temporada. Estaba preparado para todo. Y ahora mi intención es irme bien. Quería escuchar al club y me gustaría haber podido tomar yo una decisión”, dijo, dejando entrever que su voluntad era la de continuar, aunque puntualizando también que no se marcha frustrado. “Cuando he competido, me he encontrado bien. Sí sientes esa frustración, en cambio, cuando pasas malas temporadas a nivel físico. Pero en este sentido me encuentro bien, y he podido rendir en los minutos que he jugado. Me voy tranquilo y contento”.

Con una etapa de su carrera a punto de cerrarse, arrancará en breve una nueva, pero Mikel no quiso ofrecer pistas sobre su futuro destino. De hecho, dijo no tener nada en cartera. “No sé dónde estaré la próxima temporada. Me centro todavía en terminar esta”, aseguró el de Arrasate, quien tiró de humor cuando se le cuestionó acerca de si, una vez retirado de la práctica deportiva, piensa en regresar a la Real dentro de unos años. “No sé dónde estaré dentro de un mes, como para saber dónde estaré dentro de 20 años”, bromeó el defensa, que acumula 300 encuentros oficiales de txuri-urdin. “No deja de ser un número, pero me hace mucha ilusión”.

la vista atrásDespués de vivir dos décadas en el club, Mikel repasó su trayectoria en el mismo. “Llegué con once años y me marcho con 31. Y aquí he estado durante todo este tiempo, a excepción de una temporada en la que me cedieron al Añorga. Ha sido una experiencia muy bonita”, cuya principal alegría llegó para el defensa en junio de 2010, con el ascenso a Primera. “Es complicado reducir tanto tiempo a un solo momento, pero me quedo con aquel, porque también había vivido el descenso previo y, desde entonces, arrastraba siempre esa mochila de responsabilidad. Subiendo, nos quitamos ese peso”.

Precisamente la pérdida de la categoría, en 2007 en Mestalla, unida al varapalo vivido un año después en Vitoria, han supuesto las vivencias más tristes para Mikel González, en boca del propio zaguero, quien recordó también ayer una operación de garganta que le mermó hace tres temporadas. “Me costó mucho darle la vuelta”. Al terminar la comparecencia, se llevó un nuevo aplauso de unos futbolistas para los que tuvo palabras de elogio. “Aquí se queda muy buena gente. El vestuario es una familia. Aquí no tengo compañeros, tengo amigos. Y pasar esa barrera es importante y significativo. Las bases están bien puestas para que el futuro resulte bueno”, finalizó el segundo capitán del plantel.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902