Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
a por ellos

Orgulloso de lo nuestro

Mikel Recalde - Domingo, 14 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:09h

A por ellos - Mikel Recalde

Galería Noticia

A por ellos - Mikel Recalde

“Orgullosos de no ser como vosotros”. Y nosotros. Pero ni como unos ni como los otros. La frase se pudo leer en el espectacular tifo de venganza que desplegó el Calderón por la afrenta que recibieron en el Bernabéu. Yo lo tengo muy claro. Estoy plenamente de acuerdo con que una afición se ha convertido en la gran estrella de estos días y ha dejado impactada a toda Europa. Y no, se equivocan los que creen que me refiero a la que no ha parado de ser ensalzada en los diferentes medios madrileños, sino a la romántica y preciosa exhibición de la celtiña en Old Trafford. Viajaron 2.600, se lo pasaron en grande en Manchester durante el día sin crear ni un solo incidente y nos emocionaron con su sufrimiento y con su reacción a la jugarreta que el destino les tenía reservada en la jugada final del duelo con la ocasión de Guidetti (yo señalo y responsabilizo más a Beauvue). ¿Les suena? Yo recuerdo a una hinchada que protagonizó el mismo guion que los gallegos hace solo cuatro años con la única salvedad de que vestían de blanquiazul y eran casi el triple. Aunque sin lágrimas y sin tintes dramáticos, sus jugadores, impresionados, también tuvieron que volver a salir al campo para agradecer tanto cariño y apoyo.
Lo he escrito muchas veces. Respeto y admiro a la afición del Atlético. Fiel, apasionada, bulliciosa y sufridora. Pero tiene demasiada buena prensa. Lo siento mucho, no se puede analizar su actuación del miércoles sin tener en cuenta lo que sucedió en los aledaños del campo donde se volvió a rozar la tragedia. Cerca de donde cayeron los dos muertos asesinados por su grupo ultra, al que no quiero ni citar para publicitarles aún más. El mismo que fue portada en un periódico deportivo el día del partido, con una pancarta que rezaba el lema Cita de sangre. Casi nada. Como fuera fácil relacionarlo con su sangriento historial delictivo que no pienso recordar porque me dan ganas de vomitar. Los aficionados atléticos de bien que pasan por alto lo sucedido en los incidentes son los mismos que durante años han convivido sin criticar los gritos que mancillaban la memoria de Aitor, lo que les convierte en cómplices por omisión. “Algún día volverá a pasar algo”, repitió mucha gente que vivió el terror de cerca. Justo lo que hubiera ocurrido de no haber protegido la policía a los blancos, lo que no hicieron aquella maldita noche de 1998 con los más de mil txuri-urdin. Es el precio que pagan sin pudor por vender su alma al diablo para que les animen y pongan en ebullición al estadio con la finalidad de intimidar al visitante.
Me tomo la licencia de recuperar una frase de un magnífico periodista del Madrid: “El estadio parecía un funeral”, repitieron muchos atléticos durante la semana tras lo sucedido en la ida, “mejor eso que propiciar un funeral real”. A ver si se enteran de una vez, que en mitad de la escalofriante lluvia de botellas había un montón de niños y de inocentes que no lo olvidarán por el resto de sus vidas. Aunque, insisto con la teoría, indeseables de estos hay en todos los estadios. En el nuestro también, pero al menos no les reímos las gracias. Y si hacen algo malo somos los primeros en denunciarlo. Sé que soy repetitivo en la acusación, pero es que también creo que mi trabajo me exige recordarlo y censurarlo cuando se vuelve a producir.
Viene esto al caso porque la Real no ha encontrado el nivel de calor de su grada que probablemente ha merecido por la notable campaña. La mejor demostración es que la media de asistencia al campo es de 21.000 seguidores. Lo digo sin ninguna intención de criticar a la parroquia txuri-urdin, ya que puedo entender los motivos por los que ha dejado de acudir a Anoeta. Los horarios, una directiva que ha convertido el club en un cortijo gracias a su control absoluto del capital y que ha fomentado el desapego con su gente (si les cuento la reacción del presidente ante la denuncia de un sureño sobre el poco caso que hacen a los seguidores realistas de fuera en la puerta del Pizjuán...) y las insoportables pistas han terminado por convertir el ambiente en frío y triste. Cada uno recoge lo que siembra.
El día de la gran final, el momento que todos estábamos esperando, no podemos perder el tiempo en lamentaciones ni incendiarnos con sus medidas para llenar Anoeta. Sus ideas se resumen en regalar entradas a granel meses después de poner controvertidos días del club. Para eso no necesitan tantos empleados. No olviden nunca que están de paso, como todos en la Real, tan nuestra como suya, donde les aguarda una fecha de caducidad. Si ha llegado la despedida de don Mikel González, una de las personas más íntegras que me he encontrado desde que empecé a trabajar de periodista, ¿cómo no va a estar más cerca la suya? Puedo decir que nunca he dejado de admirar al central pese a haber podido tener mis más y mis menos en algunos momentos. Él se merece más que nadie que Anoeta sea una caldera hoy, que los malagueños que vengan sean recibidos como queremos que nos acojan cuando viajamos, que el equipo gane para acercarse a Europa y despedirse por la puerta grande pese a no poder vestirse de corto. Estamos orgullosos de nuestros jugadores y nos necesitan. Hoy más que nunca, gora Real! ¡A por ellos! l


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902