Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Sortu minimiza el ataque de Ernai al PNV pero reconoce que “no lo hubiera hecho”

Los partidos critican la posición de la formación de la izquierda abertzale tras las palabras de Arkaitz Rodríguez

Jurdan Arretxe - Miércoles, 10 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Captura del vídeo que Ernai colgó en Twitter el lunes por la noche, en el que recogió su acción en la sede del GBB en Donostia.

Captura del vídeo que Ernai colgó en Twitter el lunes por la noche, en el que recogió su acción en la sede del GBB en Donostia.

Galería Noticia

Captura del vídeo que Ernai colgó en Twitter el lunes por la noche, en el que recogió su acción en la sede del GBB en Donostia.

Donostia- El portavoz de Sortu, Arkaitz Rodríguez, criticó ayer la “muy desproporcionada” cobertura mediática sobre las últimas pintadas en una decena de sedes del PNV y por la basura que varios encapuchados en nombre de Ernai lanzaron el lunes en el exterior de la sede del GBB en Donostia, donde colgaron una pancarta en la que calificaron a los jeltzales de “mafiosos” y “basura”. “Nosotros no lo hubiéramos hecho”, reconoció el dirigente de Sortu sobre unos “hechos” que buena parte de la clase política rechazó y condenó durante el día de ayer.

Rodríguez denunció en primer lugar que es “un escándalo” que se eleven “esos hechos a categoría de ataque, poco menos que de atentado, porque a tenor de algunas de las portadas de determinados medios, pareciera poco menos que estamos en Alepo”.

En segundo lugar, el dirigente de Sortu enunció en una entrevista en Boulevard, de Radio Euskadi, que “esos hechos manifiestan un enfado popular importante en relación a ese asunto”, en alusión a la construcción de la incineradora que arrancará hoy en Zubieta de manera oficial.

En tercer lugar, quiso “dejar claro que Sortu entiende que la confrontación con el PNV debe dirimirse exclusivamente en términos dialécticos, de confrontación de las ideas”. “Fundamentalmente porque permite desviar la atención, como cortina de humo para que no estemos debatiendo de lo realmente importante”, aseveró Rodríguez, que entendió que tanto las pintadas de la semana pasada como el lanzamiento de basura ante la sede del GBB pueden servir para “eludir lo que debería ser el debate central en estos momentos, que es que el PNV ha optado por sostener un Gobierno corrupto, antidemocrático, antisocial y enemigo de la paz”.

Rodríguez reaccionó de una manera similar a la que lo hizo el viernes el secretario general de Sortu, Arnaldo Otegi, que en una comparecencia pública como portavoz de EH Bildu consideró que “el hecho grave es la apuesta política que ha hecho el PNV” y, avanzando que la coalición llevaría a cabo una “reflexión privada y pública” sobre las pintadas en las sedes jeltzales porque “merecen valoración política”, señaló que “hay un cierto interés en desviar el debate, y hacer que pase la pantalla del pacto y hablemos de otras cosas”.

Dentro de la propia coalición soberanista y en relación con el episodio del lunes, el secretario general de EA, Pello Urizar, consideró en Euskadi Irratia que “no es nuestro estilo, no nos gusta hacerlo así, y creemos que no es conveniente, porque, sumándonos al mensaje que quieren lanzar porque estamos en contra de la incineradora, la manera de hacerlo restan fuerza al mensaje”.


“Altura de País” Tras las declaraciones de Rodríguez, el portavoz del Gobierno Vasco, Josu Erkoreka, afirmó que no es “de recibo minimizar gestos de intolerancia y expresiones de violencia” que, a tenor del consejero, precisan de “una condena rotunda por parte de las instituciones” y “sería bueno que también por todas las fuerzas políticas sin paliativos, de manera que quedara claro que la apuesta compartida de todos apunta hacia una sociedad y un modelo de convivencia en el que ese tipo de expresiones de intolerancia no tengan ningún tipo de lugar”.

La Diputación de Gipuzkoa se sumó a esta línea argumental y su portavoz, Imanol Lasa, aseguró que “muchos de los portavoces de la izquierda abertzale demuestran tener puño de hierro para atacar las sedes de los partidos políticos y mandíbula de cristal cuando se les apela a condenar este tipo de hechos”.

El portavoz foral consideró que, el hecho de que Sortu “no sea capaz de condenar este tipo de comportamientos, este tipo de hechos, es lamentable y muy triste que haya dado la orden de que las juventudes de su partido ataquen sedes políticas y pinten las sedes y batzokis, en este caso del PNV”.

El alcalde de la capital, Eneko Goia, mostró su preocupación por la “relativización cuando se valora por parte de algún responsable político este suceso”. “De mayor o menor envergadura, me da igual, porque unos tienen la tendencia de relativizar pero yo no lo hago nunca, sé comparar entre distintas violencias y distintos comportamientos, pero no tengo ningún problema en calificarlos cuando suceden y condenarlos en cualquier caso”, dijo Goia, a quien no le valió que Rodríguez expresara que Sortu no lo hubiera hecho: “A mí no me vale”.

Al igual que hizo el lunes, cuando requirió a Sortu “públicamente su opinión y posicionamiento” ante estos hechos firmados por Ernai, el PNV mostró ayer su “malestar” como partido ante unos ataques, que a juicio de Sabin Etxea, responden a la situación interna de la izquierda abertzale.

En esta línea, el secretario de Relaciones Institucionales del PNV, Koldo Mediavilla, aseguró en su blog que la formación jeltzale “va a perseverar en su intento de incorporar a la izquierda abertzale al nuevo tiempo de convivencia que necesita este país, por mucha basura, por mucha pintura y por mucha presión que se nos eche encima”.

“Limpiar la basura que alguien esparce en la puerta de tu casa resulta sencillo. Borrar las pintadas, también. Además, la basura puede y debe reciclarse. Lo que resulta más difícil de limpiar, de reciclar o de borrar son las conciencias de quienes siguen asumiendo que en la actividad política todo vale”, escribió Mediavilla, que sobre las declaraciones concretas de Rodríguez (“nueva estrella rutilante de la izquierda abertzale”) señaló que “le ha faltado decir que solo eran las travesuras de unos jóvenes tras una verbena o botellón”.

Por su parte, el delegado del Gobierno español en la CAV, Javier de Andrés, también se alineó en el rechazo. “Aspiramos a que cualquier crítica se haga dentro del ámbito del respeto a las personas, los bienes, a la comunidad y a la convivencia”, dijo sobre unos ataques que atribuyó a “parte de una parte de esa sociedad vasca, que afortunadamente cada vez es más minoritaria, es ya marginal, a la que le cuesta aceptar las reglas de juego democrático”. En esta línea, valoró que “hoy en día, lo que antes era cotidiano ahora es excepcional, y es algo positivo que indica que vamos en el camino adecuado”.

Equo, formación contraria a la incineradora, rechazó y lamentó “este tipo de comportamientos agresivos”. Y en este mismo sector de oposición a la infraestructura, el portavoz de la plataforma más activa, GuraSOS, Joseba Belaustegi, afirmó que “no es el camino que nosotros proponemos. El de echar la basura encima de nadie, ni en las sedes de los partidos, ni los partidos en la ciudadanía”. Según señaló, “Gipuzkoa está cansada de ver la basura de un lado para otro, de verla colgada en los balcones o echada en una sede de un partido político”.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902