Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Colaboración

La internacionalización de la FP vasca

Por Tamara Rodríguez y Julen Elgeta - Lunes, 8 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:12h

Si hay un término que pueda definir la evolución de la economía mundial desde principios de los 90 hasta principios del actual siglo XXI es el de la globalización. Los mercados locales pasaron a ser mercados globales y lo que en principio se veía solo como una amenaza empezó a verse también como una oportunidad: la oportunidad de ampliar mercados, de vender no solo aquí sino también allí, de buscar lo mejor, no lo mejor de aquí, sino lo mejor, venga de donde venga.

Los mercados se amplían porque hay personas que trabajan para que esto sea posible, porque son capaces de generar confianza, de establecer y ampliar relaciones, de comunicar (y comunicarse) y los factores geográficos, culturales o lingüísticos no suponen una barrera. ¿Y qué competencias tienen las personas que hacen esto posible? El idioma es, obviamente, un factor esencial. Estas personas son primeramente capaces de comunicarse y en este sentido el inglés cobra una importancia fundamental por ser la lengua estándar de comunicación universal. Sin embargo, las competencias lingüísticas son necesarias pero insuficientes. Igualmente imprescindibles son otras habilidades relacionales y personales que tienen que ver con tener una mentalidad abierta, abrazar el cambio, desenvolverse en ambientes que no son familiares y pensar en términos globales y no solo locales. El salto a considerar el mundo en su totalidad como una fuente de oportunidades.

No sé si la sociedad en general es realmente consciente de que estas competencias son fundamentales también (o quizás sobre todo) en la Formación Profesional (FP). El sistema de FP de Euskadi es consciente de ello y lleva ya años manos a la obra desde los centros de FP que cada vez se orientan más a desarrollar estas competencias, además de las técnicas. Pero esto, como otras cuestiones, debe ser cosa de todos, y sin una colaboración real costará darle la vuelta a un problema un tanto atascado.

No hay otra forma de desarrollar las habilidades y competencias relacionales que interactuando con personas de otras partes del planeta, trabajando con ellas en un proyecto codo con codo, compartiendo reflexiones sobre temas de interés general, debatiendo sobre cómo afrontar los problemas, asumiendo con ellas algún que otro fracaso, celebrando algún que otro éxito.

Euskadi presenta problemas estructurales a la hora de acoger de forma normalizada alumnos de otros centros de FP de Europa para que puedan realizar sus prácticas en nuestras empresas

El formato más extendido en la FP para hacer eso posible es el de la movilidad de estudiantes vía programa Erasmus + para realizar las prácticas obligatorias en empresas europeas en la parte final del ciclo formativo. Un programa con un recorrido importante y que ha permitido a miles de estudiantes de Euskadi trabajar y aprender en multitud de empresas europeas de diferentes sectores para que, a su vuelta, pudiesen incorporar esa riqueza de conocimientos, de experiencias culturales y de aprendizajes laborales en nuestras empresas, colaborando, seguro, a dotarlas de un plus de competitividad.

Sin embargo, existen dos asignaturas pendientes para avanzar hacia una verdadera internacionalización en la FP de Euskadi. Por una parte, Euskadi presenta problemas estructurales (de idioma, logísticos y de cultura empresarial) a la hora de acoger de forma normalizada alumnos de otros centros de FP de Europa para que puedan realizar sus prácticas en nuestras empresas. Esto entorpece el impacto positivo de este tipo de experiencias, que traen nuevas o diferentes formas de hacer, de trabajar y de comunicar, dificultando además no solo la captación del talento (recordemos, venga de donde venga, porque el mercado es el mundo, también el laboral) sino el establecimiento de relaciones personales y profesionales que, en el futuro, pueden abrir nuevas vías a nuestras empresas.

Por otra parte, la internacionalización no implica necesariamente movilidad física. De hecho, en la internacionalización de las empresas están implicadas muchas personas que probablemente nunca se trasladen fuera de Euskadi para llevar a cabo su trabajo. Las nuevas tecnologías de comunicación (que por cierto, han sido esenciales en el proceso de globalización) posibilitan trabajar de forma efectiva con personas de cualquier entorno geográfico y así es como trabajan la mayor parte de las empresas, grandes y pequeñas en la actualidad: con clientes, socios, proveedores, trabajadores o colaboradores de distintos países con los que se comunican, trabajan, debaten y deciden diariamente (muchas veces en inglés).

Ofrecer a los estudiantes de FP la oportunidad de vivir una experiencia así antes de hacer el salto a la empresa es algo que estamos potenciando y gracias al Programa Erasmus + hemos podido dar los primeros pasos a través del proyecto e-Motive en el que profesores de FP de Euskadi e Italia han planificado un reto que sus alumnos han resuelto, trabajando codo con codo para diseñar un aerogenerador.

De la globalización a la internacionalización, de la movilidad física a la virtual, de la deslocalización a la multilocalización. Así es el mundo empresarial hoy, y así debe ser la FP de Euskadi.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902