Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

La Amancio Ortega de Zumarraga

Se ha hablado mucho de la donación de Amancio Ortega. En proporción, la que hizo Aurora Arrazola en 1989 al pueblo de Zumarraga fue mucho más importante. Donó todos sus bienes, valorados en más de 100 millones de pesetas de la época.

Reportaje y fotografía de Asier Zaldua - Viernes, 5 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:13h

La lápida situada junto al panteón en el que está enterrada Aurora Arrazola.

La lápida situada junto al panteón en el que está enterrada Aurora Arrazola.

Galería Noticia

La lápida situada junto al panteón en el que está enterrada Aurora Arrazola.

Estas últimas semanas se ha hablado mucho de la donación efectuada por Amancio Ortega a la sanidad pública del Estado. En proporción, la que realizó Aurora Arrazola en 1989 al pueblo de Zumarraga fue mucho más importante: esta vecina donó todos sus bienes, valorados en más de 100 millones de la época. Además, estando en vida hizo felices a los niños del pueblo, pues tenía un bazar en el que vendía juguetes. Son muchos los vecinos que recuerdan con cariño la tienda de la plaza Euskadi. Estaba en el local donde actualmente se ubica la cafetería Arkupe.

Arrazola nació el 22 de septiembre de 1900 y falleció el 1 de septiembre de 1989, pocos días antes de que fuera a cumplir 89 años. Murió en el geriátrico de Legazpi, a donde la habían trasladado cuando comenzaron las reformas de la residencia de ancianos de Zumarraga. Era soltera y tenía las cosas muy claras: hizo el testamento en 1966 y en los 23 años que pasaron hasta que llegó su muerte no lo modificó.

En el mismo, dejó un piso al Ayuntamiento para que lo utilizara un empleado municipal. El resto de los bienes se los dejó al geriátrico (Santo Hospital de la Beneficiencia): dinero, acciones y otra vivienda en la plaza del municipio. A cambio, exigió que se rezasen misas de San Gregorio por su alma, se celebrase una misa de aniversario y se cuidase su panteón.

La comerciante de Zumarraga tenía acciones en Unión Española de Explosivos, Iberduero, Hidroeléctrica Española, Altos Hornos, Unión Fenosa, Telefónica e Iberdrola, entre otras empresas.

Pero, ¿quién era Aurora Arrazola Aranbarri? El exalcalde Antón Arbulu le conocía bien, pues fueron vecinos. “Donó una fortuna al pueblo porque su lema era meter y no sacar. Vivía de una manera muy austera y no le gustaba gastar dinero. Yo tenía mucha amistad con ella. Solíamos hablar de todo. Recuerdo que los lunes iba a Francia a comprar género para la tienda y que en el local tenía varios gatos”.

Cuando vio que Arrazola estaba perdiendo facultades y no era capaz de llevar el negocio con garantías, Arbulu le recomendó ingresar en el geriátrico y ella siguió su consejo. “Tenía familia en Oñati, pero donó todos sus bienes al pueblo de Zumarraga”, añade Arbulu.

El ex primer edil no es el único que recuerda a Arrazola. Todos las personas que han colaborado en la realización de este reportaje fueron en su día clientes de la bienhechora. El archivero municipal, Antonio Prada, recuerda que le solía comprar pelotas para jugar a pala. “Vendía pelotas buenas y baratas. Yo creo que no actualizaba los precios”. Los de la brigada de obras, que estos días están trabajando en el cementerio, recuerdan que era inflexible con los precios: “si te faltaba una peseta, tenías que volver a casa a por ella”. Peseta a peseta, consiguió donar una fortuna a sus vecinos.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902