Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
gizartea

Condena unánime de los asesinatos mientras el autor sigue desaparecido

Eibar acoge esta noche una concentración de repulsa y ha declarado dos días de luto
El marido de Rakel confesó a su prima lo que había hecho y esta llamó al 112

Jueves, 4 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Calle 2 de Mayo, acordonada por la Policía tras el suceso.

Calle 2 de Mayo, acordonada por la Policía tras el suceso.

Galería Noticia

Calle 2 de Mayo, acordonada por la Policía tras el suceso.

Donostia- El asesinato de Rakel López, de 44 años, junto a su hijo Markel, de 12, el pasado martes en el municipio madrileño de Alcobendas, supuestamente a manos de su marido y padre del menor, Markel Malik -quien sigue en busca y captura-, suscitó ayer la respuesta unánime de las instituciones guipuzcoanas y vascas en rechazo a lo que la directora foral de Igualdad, Miren Elgarresta, calificó de “nuevo drama sin sentido”. Una repulsa que se escenificará hoy con una sola voz en la concentración que ha convocado el Ayuntamiento de Eibar a las 20.00 horas ante la fachada de la casa consistorial, en la plaza Untzaga.

Mientras tanto, el grupo V de Homicidios de la Policía Nacional sigue buscando con prioridad al marido de Rakel por apuñalarla a ella y al hijo de ambos hasta la muerte. Se trata de un ciudadano de 36 años, con nacionalidad española pero de origen marroquí, que no tenía orden de alejamiento en vigor ni antecedentes por violencia de género, pero sí por delitos violentos. Alto, fuerte, moreno de piel y pelo y ojos negros, se halla en paradero desconocido, a pesar de que él mismo advirtió de lo que había hecho a su prima, que fue quien llamó posteriormente al 112.

Los vecinos comentaban que no habían escuchado previamente discusiones ni peleas entre ambos. De hecho, el presunto homicida convivía poco con ellos en Alcobendas porque trabajaba fuera de España. Eso sí, su madre era la persona que limpiaba el piso.

Desde primera hora del día de ayer, el goteo de declaraciones y comunicados para reprobar este nuevo caso de violencia de género fue ingente. La Junta de Portavoces del pueblo natal de Rakel, Eibar, “condenó enérgicamente” su asesinato e invitó a la ciudadanía a participar en la movilización de esta noche, además de declarar dos días de luto institucional en los que las banderas del consistorio ondearán a media asta.

Además, el alcalde, Miguel de los Toyos, habló con la familia de Rakel, desplazada a Madrid, para mostrarle su apoyo e, incluso, el Ayuntamiento se ha ofrecido a ejercer de acusación particular en el caso de que así lo decidan los allegados. Se da la circunstancia de que la madre de Rakel se enteró de lo sucedido con su hija y su nieto mientras trabajaba en la Casa Cultural de Galicia As Burgas de Eibar.

En las Juntas Generales, donde ayer se celebraba el Pleno, se guardó un minuto de silencio acordado por los portavoces de los grupos. Su presidenta, Eider Mendoza, condenó el asesinato de Rakel y afirmó que las “mujeres no somos ni juguetes ni objetos ni esclavas”. “No a la relaciones de dominación y, de ningún modo la muerte violenta, no a la vulneración de los derechos humanos de mujeres, niñas y niños. Queremos vivir libres y con dignidad”, manifestó.

La directora del Órgano para la Igualdad entre Mujeres y Hombres de la Diputación Foral de Gipuzkoa, Miren Elgarresta, también expresó su “reprobación” y confirmó su presencia en la concentración de hoy, porque “las instituciones tenemos que dar una imagen total de unión” en contra de la violencia de género.

Desde Emakunde, su directora Izaskun Landaida también acudirá a la movilización. Mediante un comunicado, el Instituto Vasco de la Mujer abogó por “trabajar por la igualdad” por ser “el camino más eficaz para prevenir este tipo de violencia”.

Los servicios de Emergencias del 112 recibieron alrededor de las 10.50 horas del martes una llamada alertando de los hechos sucedidos en el número 2 de la calle 2 de mayo de Alcobendas. Según fuentes policiales, la llamada la realizó la prima del supuesto asesino, que le había advertido minutos antes de lo que había hecho. Tras ello, el 112 derivó el aviso al Summa, a la Policía Nacional y a la Local. Debido a la pérdida de gran cantidad de sangre, los facultativos solo pudieron confirmar las defunciones de Rakel y su hijo Markel. - N.G./E.P.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902