Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Desde la Avenida de Tolosa

Hace seis años

Por Adolfo Roldán - Martes, 2 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:10h

El 11 de junio de 1979 falleció en el Hospital de la Universidad de California, el actor norteamericano John Wayne. Fue Medalla de Oro del Congreso y según Jimmy Carter “un símbolo de muchas de las cualidades básicas de América”. Para Nixon “los papeles que interpretó y la vida que vivió inspirarán a los americanos durante generaciones”. Wayne fue conservador a ultranza en su vida real y un justiciero en su vida cinematográfica. Apoyó la intervención de EEUU en Vietnam y arremetió contra los grupos pacifistas, declarando que “lo que pasa es que hay muchos bastardos cobardes en este país que creen que el patriotismo está pasado de moda”. La sombra de este ciprés cavernícola es alargada y se extiende todavía por las mentes de muchos dirigentes norteamericanos. Robert O’Neill, un exsoldado estadounidense, de 41 años, miembro de los NavySEALs, ha publicado el libro The Operator en el que cuenta el momento en que “apretó el gatillo y disparó” contra Osama Bin Laden. Ya anteriormente, en 2014, adelantó en una entrevista las circunstancias que rodearon aquel operativo. En el libro narra lo ocurrido aquella noche del 2 de mayo de 2011, hoy hace seis años, en el asalto al bunker de Abbottobad (Pakistán). El soldado cuenta que al entrar exclamó: “¡Carajo, estamos en la casa de Bin Laden. Esto es genial. Probablemente no vamos a vivir, pero esto hay que saborearlo!”. Los NavySEALs pasaron por salas llenas de mujeres y niños, y se toparon con Kalid Bin Laden, el hijo de 23 años de Osama, al que dispararon en la cabeza sin mediar palabra. Luego, como en un filme de John Wayne, el soldado Robert O’Neill siguió, sin esperar refuerzos, hasta que dio con Bin Laden. Una mujer trató de protegerlo con su cuerpo, pero O’Neil el justiciero no lo dudó y le disparó dos veces. “La cabeza de Bin Laden, relata el libro, se abrió al medio y él se cayó. Le disparé otra vez en la cabeza, por seguridad”. Eso es justicia exprés con jurado, fiscal y abogados, tal como establecen los cánones de la democracia.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902