Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Arte kritika

El autoanálisis de Luis Gordillo

Por Edorta Kortadi - Domingo, 30 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:14h

Una de las obras de Gordillo en el Koldo Mitxelena.

Una de las obras de Gordillo en el Koldo Mitxelena. (Foto: Gorka Estrada)

Galería Noticia

Una de las obras de Gordillo en el Koldo Mitxelena.

“Toda la trayectoria de Luis Gordillo es un viaje al fondo neurológico del cerebro según diversas etapas y perspectivas de aproximación”. Palabras de Francisco Calvo Serraller. Y el propio autor ha definido su pintura como autoanalítica. Luis Gordillo (Sevilla, 1934) comenzó su andadura en París tras contemplar la pintura abstracta de Tápies, Wols, Dubuffet y Fautrier, y de la que en la muestra antológica del Koldo Mitxelena, comisariada por José Antonio Álvarez y Santiago Olmo, hay notables dibujos a tinta china: Letrismo en francés.

Pero su verdadera experiencia comenzó en los 60 tras conectar con el pop anglosajón de los Hockney, Hamilton y su propia introspección a través del psicoanálisis. Realizó una serie dedicada a cabezas [Gran Cabeza(65), Cuatro ojos], y la rotunda Jano, pieza clave en su discurso (66). Elementos bipolares y cinéticos comienzan a aparecer en su obra, que se darán con mayor intensidad y colorido en la serie de automóviles:Automovilista en paisaje (68) y, sobre todo, en Descendimiento en rojo-gris(68), y que raya a la altura de los excelentes Palazuelos. Los elementos cinéticos, el color detonante, y las perspectivas bifrontes hacen el resto.

En los 70-80 se produce una irrupción de la fotografía, con dibujos distorsionados a partir de la realidad: Pareja americana(70-80), Sedimentación-Estructuración (75-76) y Secuencias edipianas resultan rotundas y excelentes. O las magníficas Peter Seller (78) y Variaciones en color del Andarín cabezón, una de las más interesantes de la muestra. Y en los 80 comienza su andadura por unas obras más abstractas, aunque nunca lo haya sido del todo, conSituación meándrica (86), Vesícula (86), en formatos de mayor tamaño y formas orgánicas. A comienzos del nuevo milenio Gordillo realiza una serie de tiras a base de elementos orgánicos de alto colorido, rasados, y cinéticos, que producen obras tan hermosas como Insistencia líquida (2004), Glóbulos oxigenados (08), yLogotipos de sí mismos(2010). Termina la muestra con sus últimos experimentos sobre rostros humanos: Keoops psychoanlysis(15),Implantación de sueños, y ¿Este es el futuro? (14), con el retrato del rey Juan Carlos, volviendo a cerrarse el círculo sobre su propio viaje psicoanalítico.

Figuración-abstracción, bifrontalidad-distorsión, cinetismo-planimetría, cultura popular-culta, color-blanco y negro recorren este medio siglo de la pintura de este creador-perturbador de la imagen que ha logrado el reconocimiento como uno de los pintores españoles más interesantes de la segunda mitad del siglo XX.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902