Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

El cine vasco pierde al visionario de la animación en euskera

El pionero Juanba Berasategi, uno de los precursores del cine de dibujos en lengua vasca con películas como ‘Kalabaza tripontzia’ (1985), falleció ayer tras una larga, fructífera e influyente carrera.

Un reportaje de Juan G. Andrés - Sábado, 29 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:14h

El pasaitarra Juanba Berasategi, retratado en 2013 en su despacho de Lotura Films.

El pasaitarra Juanba Berasategi, retratado en 2013 en su despacho de Lotura Films. (Foto: Javi Colmenero)

Galería Noticia

El pasaitarra Juanba Berasategi, retratado en 2013 en su despacho de Lotura Films.

Juanba Berasategi, visionario y pionero de la animación vasca, falleció ayer a los 66 años víctima de un cáncer fulminante diagnosticado hace tres semanas. En su larga, fructífera e influyente carrera destaca Kalabaza tripontzia (1985), considerada la película fundacional de la animación en euskera;aquel trabajo no solo inspiró a los creadores que después siguieron sus pasos, sino que demostró que en Euskal Herria los dibujos también podían cobrar vida en la gran pantalla.

Nacido en Pasaia en 1951, estudió diseño y dibujo y pronto decidió dar el salto al cine con un cortometraje de animación, Ekialdeko izarra (1977), estrenado hace 40 años en el Zinemaldia y al que siguieron piezas como Kukubiltxo (1983) y Fernando Amezketarra (1981). Tras participar en algunos de los trabajos de la serie Ikuska -dirigió la sexta entrega, Euskara galdutako Nafarroa-, el certamen donostiarra albergó la presentación de su título más célebre, Kalabaza tripontzia, el primer largometraje de dibujos animados en la historia del cine de Euskal Herria.

Como destaca la Enciclopedia Auñamendi, en principio el cineasta optó por una estética cercana a Disney en las formas, “renunciando de entrada a la moda del dibujo japonés tan en boga en esos años”. “La falta de experiencia le llevó a experimentar con distintos estilos gráficos en vez de apostar todo a una carta. Por eso en la cinta hay distintas historias unidas por un nexo común, un anciano convertido en satélite del planeta de la Calabaza Mágica que ejerce la función de narrador”, añade sobre un filme cuyo argumento se nutrió del rico acervo cultural del folklore vasco.

“La película rompió el mito de Aquí eso no se puede hacer”, solía recordar Berasategi, que lideró un equipo de 40 personas que trabajó ocho horas diarias en este proyecto durante cinco años. El guion lo firmó Koldo Izagirre y la producción fue de otro pionero, Luis Goya. Kalabaza tripontziarecibió una Mención de Honor en el Festival e hizo las delicias de infinidad de chavales que pudieron disfrutar, al fin, de dibujos animados en euskera.

Su siguiente trabajo fue Balearenak (1991), que estuvo en el origen de otro largometraje, Ipar haizearen erronka (1992), cuyo plagio Berasategi denunció hasta ganar en los tribunales su autoría. Después llegaron títulos como Ahmed, Alhambrako printzea (1997), que tuvo su continuación con Alhalambrako giltza (2003), o las populares series de ETB-1 Lazkao Txiki, que incluyó 104 capítulos, y Txirrita(1999-2000). Además, fue montador de otro éxito de la animación vasca, La isla del cangrejo(1998-1999), de Txabi Basterretxea y Joxean Muñoz. De sus últimas obras producidas con Lotura Films destacan Barriola, San Adriango azeria (2009) y la realización televisiva Tormesko itsumutila (2012). Recientemente había finalizado Nur eta herensugearen tenplua (2017), película pendiente de estreno basada en el famoso personaje literario de Toti Martínez de Lezea.

Hace solo unos meses participó en la presentación de la colección Ikuska en DVD y denunció como productor de la asociación Ibaia las dificultades a las que se enfrenta el sector. Así, calificó de “sangrante” un panorama en el que hay empresas en “riesgo de desaparición”, y efectuó dos llamamientos: al Ministerio de Cultura le pidió “reflexionar” y al Gobierno Vasco que acompañe a las productoras “con más intensidad y agresividad en la defensa de los intereses del sector”. También pidió al Ejecutivo de Iñigo Urkullu solicitar a Madrid las transferencias en materia de cine pues a su juicio, gestionadas desde Euskadi y acompañadas de los incentivos fiscales, dichas competencias les permitirían “producir autonómamente sin depender del Ministerio”.

reconocimientos Entre los numerosos galardones conquistados obtuvo el Premio Anton Abbadia, que la Diputación le entregó en 2006 por su labor de fomento del euskera a través del cine, y el Zinemira Saria que recibió en 2013 durante el Festival de Donostia. En el acto de entrega tuvo un recuerdo para su familia y destacó la ayuda recibida por sus compañeros durante toda su trayectoria: “En nuestro trabajo es necesario crear un gran grupo de trabajo. Yo estoy aquí, pero yo solo no puedo hacer nada. Así que este también es vuestro premio o reconocimiento”.

Reacciones


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902