Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

La tercera gran remontada

La temporada del Hernani ha estado marcada por las lesiones. Los tricolores han soportado este curso un total de 16 bajas por este motivo, muchas de ellas de larga duración

Un reportaje de I. Andonegi. Fotografía Gorka Estrada - Viernes, 28 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:13h

El hernaniarra Jokin Esnal trata de resistir la acometida del ordiziarra Gerónimo Albertario.

Galería Noticia

El hernaniarra Jokin Esnal trata de resistir la acometida del ordiziarra Gerónimo Albertario.

El Hernani se ha convertido en un especialista en ganar bajo presión, en las jornadas en las que el calendario llega a su fin y el margen de error se acaba. Los tricolores juegan mejor cuando caminan sobre el alambre, con el abismo del descenso bajo sus pies. No en vano, durante las tres últimas temporadas, los hernaniarras han tenido que esperar hasta la jornada final para sellar su permanencia de forma matemática, y ese éxito ha estado siempre precedido por un rendimiento espectacular en los últimos partidos.

2014-15

16 puntos de 20 posibles

El Hernani obró su primer milagro en la campaña 2014-15. Los hernaniarras no lograron su primer triunfo hasta el penúltimo encuentro de la primera vuelta, en el derbi de Landare frente al Ordizia (26-12). Las posteriores victorias ante Getxo (17-13) y Gernika (10-11) mantuvieron vivas las opciones de permanencia de los tricolores, pero, aún así, a falta de cuatro jornadas de liga el equipo de Patrick Polidori era colisa con tan solo 17 puntos. En este tramo final, sin embargo, los hernaniarras lograron 16 puntos de los últimos 20 en juego. Primero vencieron al Universidade de Vigo (44-20) y, tras caer ante el Independiente (46-31), ganaron en Altamira al Ordizia (28-35) para sellar la salvación automática en la última jornada, en Landare y frente al Barcelona (35-14).

El club tricolor terminó así en la décima posición de la liga, con seis victorias y 33 puntos.

2015-16

Tres partidos perfectos

La campaña 2015-16 comenzó de una manera bastante tranquila para el Hernani. El club de Landare llegó al ecuador de la liga en la novena posición y con seis puntos de ventaja sobre la penúltima plaza. A partir de ahí, una racha de ocho derrotas consecutivas cambiaron por completo el panorama para los tricolores. A falta de tres partidos para el final, el equipo de Patrick Polidori era penúltimo, con dos puntos de ventaja sobre el colista y a cinco puntos de la salvación. En una nueva reacción espectacular, los hernaniarras sumaron el 100% de los puntos posibles: 15 de 15 tras ganar al Alcobendas (30-25), al Ordizia (29-46) y al Cisneros (34-27). Así, los hernaniarras fueron décimos con siete triunfos en su haber y 38 puntos en su casillero.

2016-17

Despegue desde el fondo de la tabla

El Hernani comenzó la liga sin grandes problemas para evitar las últimas plazas. El club tricolor, sin embargo, tocó fondo el 4 de marzo. Ese día, el Getxo disputó un encuentro aplazado ante El Salvador y, contra todo pronóstico, se impuso rotundamente a los vallisoletanos (39-24). El Hernani, que venía de perder en Altamira (19-3) se quedó hundido en el puesto más bajo de la tabla con 15 puntos, a uno de la penúltima plaza, que ocupaba el Ciencias, y a cuatro de la salvación. Aún quedaban cinco jornadas, y los hernaniarras, además, tenían un duelo pendiente ante el Gernika.

La respuesta del Hernani fue sumar 20 puntos de 30 posibles, de los cuales obtuvieron 19 en los cuatro partidos disputados en Landare. Para empezar, los tricolores rompieron todos los pronósticos venciendo a un Alcobendas que venía como tercer clasificado, pero que se disolvió bajo la intensa lluvia y el ímpetu de los guipuzcoanos, que lograron su primer bonus ofensivo en este curso (26-0). Luego llegó otro triunfo crucial, ante un Gernika que aún aspiraba a ser sexto (39-26). Los tricolores no pudieron lograr el triunfo en Getxo (26-22), pero en una jornada después derrotaron al Barcelona (15-7) y consiguió eludir matemáticamente la última posición de la tabla. La derrota posterior ante el VRAC en Valladolid solo fue un paréntesis (55-5) que permitió a los tricolores evitar la penúltima plaza y la salvación automática en Landare, ante un Ciencias ya descendido (33-10).

La mejoría en los resultados del Hernani no es solo una cuestión de competitividad. La temporada del club ha estado marcada por las lesiones. Los tricolores han soportado este curso un total de 16 bajas por esta causa, muchas de ellas de larga duración. Por diferentes motivos, Oier Garmendia solo ha podido jugar el 30,2% de los minutos;Igor Etxeberria, el 69%;el internacional Igor Genua, el 67,8%;Ion Insausti, el 61,1%;Ugaitz Otaño, el 12,3%;Xabo Garmendia, el 7,6%, etc.

Los resultados del Hernani fueron mejorando a medida que estos jugadores se reintegraban al equipo. Los viveros de Landare dan fruto todos los años en forma de nuevos canteranos, pero el juego del Hernani todavía depende muchísimo de algunos de los componentes más experimentados. Y eso, a pesar de que la aportación de jugadores más jóvenes como Collazo o Elosegi cada vez es mayor. La próxima temporada, los hernaniarras tendrán el reto de lograr una permanencia más tranquila.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902