Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
derbi

(0-0) Un empate bueno y un punto insuficiente

Un sólido Eibar resiste más de una hora con diez en Vitoria, pero ve cómo Europa termina de alejarse

Marco Rodrigo - Viernes, 28 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:13h

Asier Riesgo cae al suelo ante la mirada de Gálvez y Deyverson, en la jugada que significó su expulsión.

Galería Noticia

Asier Riesgo cae al suelo ante la mirada de Gálvez y Deyverson, en la jugada que significó su expulsión.

El Eibar está completando una temporada tan sobresaliente que nos puede terminar induciendo a error. Y es que no resultaría justo que se le terminara exigiendo en función de todo lo bueno que ha hecho hasta ahora, porque la conclusión final no sería la correcta. El partido de anoche contra el Alavés puede servir para ilustrarlo perfectamente. Mendizorroza asistió a la sepultura casi definitiva de las opciones europeas del cuadro armero, que con un punto sobre nueve posibles en sus últimos tres encuentros ha visto volar su sueño continental. Lo que ocurre es que, efectos clasificatorios del empate al margen, los de Mendilibar completaron en Vitoria una actuación sólida y solidaria, en la línea de lo que vienen haciendo durante toda la campaña, además esta vez en circunstancias complicadas, de cansancio y de plantilla (lesiones, sanciones...).

El derbi terminó 0-0, un marcador que en la duodécima jornada, por poner un ejemplo, valoraríamos de forma más que positiva visto el partido. Su arranque no fue el mejor por parte armera. El Eibar estaba sufriendo. Y llegó la acción que marcó el encuentro por completo. El enésimo balón largo a la espalda de la zaga guipuzcoana lo cabeceó hacia atrás Lejeune, para ceder el esférico a un Asier Riesgo que regresaba sorprendentemente a la alineación. El debarra, que tenía el sol de cara, dificultándole la visión, había iniciado ya su salida cuando el central francés tocó el esférico, chocando y tocándolo con la mano fuera del área. Falta y tarjeta roja para el guardameta. Era el minuto 26, y lo que vino después fue una exhibición de compromiso defensivo y de ayudas por parte de un equipo que logró un empate tan meritorio como estéril. Merece el equipo azulgrana que olvidemos que apuraba ayer su último cartucho europeo, y que ensalcemos una actuación acorde a las que ha llevado a cabo durante el torneo: muy buena.

cambios obligadosMendilibar indicó el miércoles, en la previa del encuentro, que su plantilla se encontraba “muy cansada”, pero lo cierto es que dio a los integrantes de su alineación de gala toda la continuidad. Quitando la mencionada excepción de la portería, claro. Adrián González fue el sustituto de Pedro León. Regresó al equipo Lejeune, sancionado contra el Athletic. Y, como se esperaba, David Juncá ocupó el lateral zurdo ante la lesión de Luna, así como Cristian Rivera relevó al sancionado Escalante. De inicio, al Eibar se le notó falto de chispa, aparentando los armeros acusar el cansancio del partido del lunes. Tenía su lógica la cosa. Y es que enfrente estaba un Alavés agazapado y contragolpeador que obligaba a los guipuzcoanos a llevar el peso ofensivo del encuentro. Estos buscaban, como siempre, dar dinamismo y verticalidad a sus acciones, pero la mejor oportunidad del arranque se produjo en la portería de Riesgo, al salvar el debarra un mano a mano con Camarasa tras pase al espacio de Deyverson.

Llegó luego la acción de la tarjeta roja, una jugada que cambió por completo el escenario. Sobre el papel, perjudicaba al Eibar. Y en gran parte así fue, porque las opciones de triunfo de los azulgranas, el único resultado que les servía para mantener el pulso a Europa, se redujeron en grandes proporciones. Lo que ocurre es que, al menos a efectos de mantener el punto, la expulsión de Riesgo generó un contexto de encuentro en el que el Alavés demostró sentirse muy incómodo. Tal y como hiciera el lunes contra el Athletic, Mendilibar renunció a sentar a un delantero, mantuvo en el campo a Kike y Enrich, y sacrificó a Adrián González.

Restaba un cuarto de hora hasta el descanso y, tras estrellar Ibai en el larguero la falta que significó la tarjeta roja, los vitorianos intentaron dar continuidad a su guion preferido, pese a la superioridad numérica. Siguieron esperando al Eibar y confiando en sus transiciones y contragolpes, un panorama que varió drásticamente tras el paso por los vestuarios. Obligado, ahora sí, por el hecho de jugar con uno más, el Alavés dio un paso adelante en busca de la victoria, y pasó a asumir el peso territorial del encuentro. Paradójicamente, al hacerlo se alejó del gol de la victoria, aunque en el fondo se trató de una circunstancia lógica para un equipo alejado de los registros futbolísticos que mejor domina. Los de Mendilibar, mientras, se defendieron con brillantez. Lástima que la mencionada falta de frescura les impidiera dar algún que otro susto a la contra.

Un disparo lejano de Dani García durante los primeros minutos de la segunda parte supuso la mejor acción armera, mientras que el Alavés tuvo el triunfo en la cabeza de Camarasa y en los pies de Deyverson, esta última ocasión ya en los minutos finales. Terminó la cosa sin goles y con sensaciones agridulces en clave eibartarra. El sueño se esfuma, pero el trabajo sigue siendo notable. Que no se nos olvide.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902