Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Desde la Avenida de Tolosa

El tapón penitenciario

Por Adolfo Roldán - Jueves, 27 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Las directrices de una instrucción interna de Instituciones Penitenciarias, fechada el 17 de febrero, es el tapón que impide en la actualidad la excarcelación de una docena de presos vascos con enfermedades muy graves, como establece el artículo 80.4 del Código Penal. En el mismo sentido se pronuncia el punto 109 de las Reglas Mandela, aprobadas por la Asamblea General de la ONU en diciembre de 2015. Según el Código Penal, los “jueces y tribunales podrán otorgar la suspensión de cualquier pena impuesta sin sujeción a requisito alguno en caso de que el penado esté aquejado de una enfermedad muy grave con padecimientos incurables, salvo que en el momento de la comisión del delito tuviera ya otra pena suspendida por ello”. Esta regla se refuerza con la disposición: “no deberán permanecer en prisión las personas a quienes se diagnostique una discapacidad o enfermedad mental grave, cuyo estado pudiera agravarse en prisión”, que fijan las mencionadas Reglas Mandela. Ni la legislación propia, ni la normativa internacional, ni el cese definitivo de la lucha armada por parte de ETA en octubre de 2011, ni el desarme total llevado a cabo en abril de este año, ni la solicitud constante del Gobierno Vasco, ni el clamor popular, ha conminado al Gobierno Rajoy a revisar sus rígidas posiciones, permitiendo el acercamiento de los presos y la excarcelación de los muy graves cumpliendo la ley. Por el contrario, Instituciones Penitenciarias ha trasladado una instrucción interna a las cárceles, según una filtración, en las que se imponen restricciones, estableciendo que la ley solo podrá ser aplicada a los presos bien “si su fallecimiento se prevé con razonable certeza, a muy corto plazo”, bien si se cumplen los requisitos para acceder al tercer grado y a la libertad condicional, es decir el arrepentimiento que exige el PP. Es evidente, que la Moncloa está empeñada en marcar posiciones mucho más recalcitrantes que la propia Justicia francesa que acaba de suspender la condena, liberando a Oier Gómez.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902