Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Xabier Irujo Director del Centro de Estudios Vascos de la Universidad de Nevada (Reno)

“El efecto de la mentira no tuvo eco fuera de las fronteras del Estado español”

Su último trabajo, ‘26 de abril de 1937 Gernika’, aporta documentos y testimonios para situar el bombardeo en su contexto real: el preludio de la Segunda Guerra Mundial

J. Fernández - Miércoles, 26 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Xabier Irujo, Director del Centro de Estudios Vascos de la Universidad de Nevada (Reno).

Xabier Irujo, Director del Centro de Estudios Vascos de la Universidad de Nevada (Reno).

Galería Noticia

Xabier Irujo, Director del Centro de Estudios Vascos de la Universidad de Nevada (Reno).

donostia- Solo en Estados Unidos, y durante las semanas comprendidas entre el bombardeo de Gernika y la colocación en junio del cuadro de Picasso en la Exposición Universal de París, el historiador e investigador Xabier Irujo (Caracas, 1967) ha registrado unos 7.000 artículos de prensa relativos a este hecho. “Y todos hablando del bombardeo y la intervención alemana. Ninguno se hace eco de que Gernika fuera incendiada;ni siquiera que mencione alguna duda”, apostilla.

El número de víctimas, la responsabilidad, las motivaciones… han sido fuente de polémica durante décadas. ¿Este libro pretende dar carpetazo a todo eso en base a los documentos, las cifras…?

-Hemos avanzado muchísimo pero no hay un libro definitivo. Hemos dado respuesta a las principales preguntas, pero quedan flecos… Desenterrar por completo la verdad es una tarea muy difícil que lleva muchos años, en este caso ochenta y con polémica.

¿Y qué quedaría aún por conocer sobre el bombardeo de Gernika?

-Ahora estoy interesado en investigar el perfil tanto psicológico como formacional de los pilotos de la Legión Cóndor. He empezado a encontrar bastante documentación al respecto. Otra cosa que estoy terminando es el atlas de los bombardeos para contextualizar el de Gernika. Entre julio de 1936 y agosto del 1937 hubo más de mil operaciones de bombardeo y de cada una de ellas aporto una descripción general y una ficha.

No sé si podría contarme algo más sobre los pilotos…

-Estuvieron sujetos a un método muy específico de formación para ser capaces de sembrar el terror de la forma en que lo hacían. En el caso de Gernika, por ejemplo, hablamos de ametrallamientos a 40 metros de altura. Esto quiere decir que eran muy conscientes de lo que hacían y lo hicieron durante tres horas y media sobre niños, mujeres, ancianos... Y para que disfruten haciendo eso, hace falta pulir ese perfil psicológico mediante un sistema de adiestramiento castrense e ideología nazi.

“El Estado alemán pidió perdón. Italia y España, no. Y la razón se encuentra en la cultura política de cada uno”

Menudo panorama…

-Esto se refleja en un documento que he encontrado. El único piloto alemán capturado y que además participó en el bombardeo de Gernika fue Hans Wandel. Cuando realizaba unos experimentos de ametrallamiento aéreo en la zona de Larrabetzu, picó demasiado y un gudari con su fusil le acertó en el radiador. Le quitaron la cartera para demostrar que eran pilotos del Ejército alemán y no voluntarios. Le encontraron una postal para su novia en la que decía Querida Else, España es un país magnífico. Lo podemos destruir en tres semanas. Ayer enterramos un pueblo. Tal cual. Alguien que escribe eso tiene obviamente problemas mentales. Este era el tipo de personas. Bebían, sabemos que se les daba algún tipo de drogas, no los querían casados,…

¿Y a quién se pretendía castigar?

-Castigar, castigar… Lo que ellos estaban haciendo era experimentar. Fue un bombardeo de terror;es decir, golpear fuertemente un lugar para que el impacto moral sobre las víctimas y la población en general fueran mayúsculos y por otra parte, después de haber quebrado la moral del enemigo, del Gobierno Vasco y sus milicias, exigir la rendición. Así lo hicieron. Al día siguiente los franquistas, el mando italiano y el alemán enviaron telegramas a Jaurlaritza exigiendo la rendición inmediata o amenazando con lo mismo para Bilbao.

¿Pero por qué Gernika?

-Fue un experimento de guerra. Richthofen [Wolfran von Richthofen, jefe del Estado Mayor de la Legión Cóndor] creó una unidad experimental que actuó en Gernika. Su misión era preparar a Alemania para la siguiente guerra [la Segunda Mundial].

¿Pero por qué?

-Gernika es la experimentación de un nuevo tipo de bombardeo y el resultado fue la destrucción total con una precisión quirúrgica. Además, no había sido bombardeada antes y mi sospecha es que el propio Richthofen evitó que se hiciera hasta ese día porque uno de los contratiempos que tuvo con los de Otxandio, Markina Lekeitio, Elgeta o Eibar fue que se bombardeó por italianos y alemanes y a veces españoles, por lo que no podía medir el efecto de los aviones alemanes en exclusiva. Y él quería demostrar que la Luftwafe era capaz de hacer desaparecer una ciudad de la faz de la tierra y ganar una guerra desde el aire. Se adelantaron muchos años a lo que pasó años después con la Segunda Guerra Mundial, que terminó con dos bombas atómicas.

“Tampoco existe orden de las otras mil operaciones en el frente vasco. ¿Eso quiere decir que Franco no tuvo idea?”

Un banco de pruebas con el beneplácito de la plana mayor del Ejército español. ¿Es así?

-La única persona con poder para ordenar un bombardeo sobre población civil, según las ordenanzas del Ejército del Aire, era Franco. Franco dio la orden.

Dice en su libro que los italianos reconocieron que recibían las órdenes por teléfono, que nadie las quería firmar…

-Tampoco existe orden escrita de las otras mil operaciones de bombardeo en el frente vasco. ¿Eso significa que Franco no tuvo ni idea de todo eso? Es absurdo.

Los alemanes filmaban todas sus acciones de guerra. ¿No lo hicieron en Gernika, no se han encontrado o han sido destruidos esos archivos?

-La mentira es consustancial al crimen. Y estamos hablando de crímenes de guerra. En este caso, se evita poner por escrito la orden y cualquier referencia y a posteriori se realiza la tarea de destrucción de evidencias materiales. Esa es una de la razones por las que a los dos días del bombardeo, Gernika se sella literalmente para la exploración de aquel experimento de guerra [medir el tamaño de los cráteres y los efectos de las bombas]. Y tenemos ese informe de Richthofen [e incluso una fotografía inédita de su vehículo oficial en Gernika]. Se retiraron las evidencias materiales, entre otras, los cuerpos de las víctimas.

Richthofen escribió en su diario [30 de abril] ‘Por lo demás, paz en Gernika’.

-Es una persona terrible. En otra entrada dice algo así como: Nosotros no estamos aquí [haciendo referencia al Pacto de No Intervención], no tengo que justificar nada y no tengo que reconocer que hemos bombardeado nada. Pese a todo tengo que admitir que en Gernika me porté de una manera especialmente maleducada.

“El de Gernika fue especial porque fue especialmente sangriento, pero todos fueron crímenes de guerra”

¿Y cómo explica que la patraña no fuera cuestionada? Hubo una flagrante violación del Pacto de No Intervención y la comunidad internacional sabía, por las crónicas de los reporteros presentes en la localidad, que se encontraron bombas ‘made in Alemania’ sin detonar…

-Siempre hay un interés. Se crea un comité de no intervención para no hacer nada precisamente. En 1936 nadie estaba preparado para otra guerra. La Primera Guerra Mundial fue tremendamente sangrienta y tremendamente cara. Consideran que no pueden enfrentarse a Alemania y entienden que la guerra española puede ser un detonante de la guerra mundial y sacrifican la República para ganar tiempo.

A pesar de las declaraciones del alcalde de Gernika, José Labauria, y del propio lehendakari Aguirre, ¿fue imposible hacer frente a la propaganda y a las mentiras del bando franquista? ¿Nadie en la comunidad internacional les creyó?

-El terror impuso la mentira pero nunca caló ni convenció. El peor lastre de la mentira es el reduccionismo historiográfico. He estudiado el efecto de la noticia en Estados Unidos y lo he hecho por una frase de Vicente Talón, quien ha intentado minimizar lo máximo posible el bombardeo y sus efectos. Quizás por eso ha tenido que escribir dos libros… [ironiza].

Cuénteme, por favor…

-En su segundo libro dice que el bombardeo de Gernika es una cosa intrascendente a la cual la propaganda internacional ha dado tanto eco que se ha convertido en un hecho trascedente. Y dice que si Picasso no hubiera pintado el cuadro nadie sabría que el bombardeo hubiera tenido lugar. Pues yo estudié el caso y vi que entre 27 de abril y junio de 1937, hasta cuando Picasso colgó su cuadro en la Exposición Universal de París, solo en Estados Unidos se publicaron aproximadamente 7.000 artículos de prensa. Y todos hablando del bombardeo y la intervención alemana. Ninguno se hace eco de que Gernika fuera incendiada;ni siquiera que mencione alguna duda al respecto del bombardeo. En el caso del New York Times tiene 63 artículos en este periodo de tiempo. Por lo tanto, el efecto de la mentira tuvo mucho eco y ha sido fructífero dentro de las fronteras del Estado español, pero en el exterior no.

Dice que habría que estudiar otros bombardeos… ¿Qué podrían deparar esas investigaciones?

-Hay operaciones que conllevaron 11 bombardeos en un solo día… ¿y cuántos se han estudiado? Muy pocos, menos de una docena… Se sigue repitiendo, por ejemplo, que Eibar fue quemada por los rojos en retirada… Eibar fue bombardeada 25 veces ¿Qué quedaba por quemar después de eso? ¿O Irun? ¿O Markina, 40 veces…? Es importante sacar a relucir esta información y que se hagan investigaciones. Queipo de Llano dijo por radio que iban a bombardear hospitales, que no iban a respetar nada del enemigo. Cinco días después se bombardeó el de Markina… Todos los bombardeos fueron terribles. El de Gernika fue especial porque fue especialmente sangriento y devastador, pero todos fueron crímenes de guerra, violaciones flagrantes del Pacto de No Intervención.

Dice un refrán que ‘Antes se coge al mentiroso que al cojo’ pero en el caso de España… En febrero el PP impidió reconocer el papel de Franco en el bombardeo y habló incluso de que “era una guerra y todos mentían”.

-Es muy terrible. El Estado alemán pidió perdón. Italia y España, no. Y la razón se encuentra en la cultura política de cada uno. Esa verdad oficial imperó durante 40 años y dio lugar a una corriente historiográfica y política reduccionista que dice que el bombardeo ocurrió sí, pero minimizan sus efectos, sus dimensiones y las consecuencias en todos los aspectos. Dicen que fue un bombardeo estratégico para destruir un puente [el del barrio de Renteria] que, sin embargo, quedó intacto].


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902