Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Desde la Avenida de Tolosa

Tierra de abrojos

Por Adolfo Roldán - Martes, 25 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:11h

AEsperanza Aguirre un refrán castellano le ha arruinado 35 años de actividad política. Ella tan ocurrente, tan chula y tan perspicaz, superviviente de mil enredos de la política y del tráfico madrileño, ha caído abatida por los suyos, casi, casi, un tres de mayo, en una zona noble (como le corresponde por su título de condesa de Bornos), entre la calle de la Princesa y los primeros alberos de Príncipe Pío. Esperanza Aguirre desconocía inexplicablemente aquel dicho tan castizo: “En tierra de abrojos, abre los ojos”. Se olvidó de dos cosas imperdonables, de que España es tierra de ortigas, zarzas y espinas, y de que en política (como en la conducción) no se pueden cerrar los ojos. Ayer Esperanza Aguirre, después de su llanto por la cogida a Ignacio González y resto de su cuadrilla, dimitió como concejal portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid. El motivo esgrimido es que no lo vio venir. “No vigilé lo que debía, -dijo-, asumo la responsabilidad política por no haber descubierto antes lo que ahora ha descubierto la Guardia Civil y el juez”. A Esperanza Aguirre, de naturaleza superviviente, le empujaron propios y extraños a la dimisión. Quería resistir una vez más, pero en esta ocasión el terreno era muy resbaladizo, y extremadamente escandaloso. Se había quedado en menos de dos años, sin mano izquierda (Francisco Granados) y ahora sin mano derecha (Ignacio González). Demasiado descalabro para hacer comulgar a la ciudadanía con ruedas de molino, y a la dirección de su partido con otra prórroga. Pero Esperanza Aguirre no se ha ido de rositas, ha enviado un recado entre líneas a Génova y concretamente a Rajoy, su cordial enemigo. “No vigilé lo que debía”. Mariano Rajoy tampoco es que se haya distinguido por vigilar y poner orden en las tripas del PP. Cada día que pasa, desde aquel 2011, aparece una nueva rana y un nuevo caso de corrupción cada vez más intolerable. Ya no es posible mirar a otro lado, ni cerrar los ojos. El PP tiene que arrancar los abrojos y asumir responsabilidades, como Esperanza Aguirre.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902