Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
1-0

La Real abrillanta su candidatura

OTRA VICTORIA El equipo realista se impuso con merecimiento a un timorato Deportivo gracias a un gol marcado, de gran cabezazo, por Willian José

Mikel Recalde - Lunes, 24 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Xabi Prieto y Willian José festejan el único gol txuri-urdin del partido de ayer.

Xabi Prieto y Willian José festejan el único gol txuri-urdin del partido de ayer.

Galería Noticia

Xabi Prieto y Willian José festejan el único gol txuri-urdin del partido de ayer.Xabi Prieto se abraza a Willian José para celebrar el gol del brasileño, que significó el triunfo txuri-urdin.

DONOSTIA. Ha vuelto la gran Real. Lo llevamos diciendo desde hace tres jornadas, pero ayer quedó plenamente ratificado gracias a una actuación brillante y solvente, con la que superó en todo a un Deportivo sin argumentos. Lo preocupante no era el bache de puntos, porque llegó cuando sufrió una acuciante plaga de bajas que hubiese dejado grogui a cualquiera. Lo realmente inquietante habría sido si, con los mejores en el campo, el equipo hubiera repetido los mismos errores y hubiese acreditado la misma incapacidad para batir a sus adversarios. Cuando reaparecieron a la vez Illarra, Zurutuza y Willian José, después de dos meses sin haber jugado juntos, los ingredientes de la fórmula mágica se fusionaron de nuevo y, aparte de los dos triunfos en casa ante Sporting y Deportivo y de la derrota dulce de Barcelona, lo más tranquilizador fue el excelente juego mostrado, que recordó al que dejó boquiabierta a la Liga a finales del año pasado.

La Real pudo y debió golear al Deportivo. En la primera parte remató más de diez veces a puerta y no dejó ni respirar a un adversario que, por momentos, parecía ahogarse sin poder dar más de tres pases seguidos. Es la misma sensación que percibieron equipos como Alavés, Las Palmas, Barcelona... en Donostia en esta misma temporada. Lo ratificó Mel en la rueda de prensa posterior: “No conseguimos ni dar el primer pase”. No fue casualidad que le sucediera en Anoeta. Seguro que en otros escenarios no le ha pasado lo mismo y sus jugadores han podido desenvolverse con mayor soltura en la posesión.

arrolladoraHablamos de una Real arrolladora, con un caudal de buen fútbol abundante, como una fuente de agua inagotable, que encima te aprieta tan arriba que no te permite ni pensar. Ahora bien, pese a ser una impresión bastante irreal porque solo le remataron en una ocasión entre los tres palos, ayer no debió sufrir en los últimos minutos para aguantar su exigua ventaja. A estas alturas se juega para ganar. No hay que olvidar que en el tramo final de cada campeonato suceden cosas extrañas y sorpresas inesperadas. Así, a botepronto, todos recordamos cómo puntuó el Granada, el siguiente en comparecer por Donostia, con sendos goles en la prolongación en campañas anteriores.

Los realistas tenían que haber dejado sentenciado el duelo mucho antes. Si le hubiesen empatado en una acción aislada como el cabezazo de Borges en el minuto 85, de nada habría valido su exhibición de buen juego y su manifiesta superioridad. Y eso hay que decirlo y recordarlo cuando se gana y cuando se pierde, como la semana pasada en Barcelona, donde a todos nos gustó ver a un equipo mandón pero al que no le sirvió de nada su buen pie con la pelota por cometer tres errores puntuales graves. En la hora de la verdad, a falta de solo cinco fechas, la factura de los despistes suele salir demasiado cara.

el horarioPronto se vio que la Real no entendía de maleficios por un horario en el que había perdido ante Athletic y Villarreal en casa este curso. Su puesta en escena fue esplendorosa. Con posesiones largas, combinaciones finales eléctricas y encerrando a un adversario que no sabía cómo capear el temporal de fútbol que le venía encima. Un imperial Illarra volvió a agarrar el timón para dirigir una orquesta repleta de buenos tenores. Como Xabi Prieto, estelar, que no paró de regalar destellos de clase y talento en todas sus intervenciones;o como un Mikel Oyarzabal que completó una actuación sencillamente espectacular, a la que solo le faltó el gol. Prohibido dudar del chaval. Pocos jugadores salidos de Zubieta hacen tantas cosas y tan bien a su edad. Lo tiene todo para ser un futbolista de época. El día que ajuste su punto de mira o le eche un capote la suerte, la va a romper...

Eusebio repitió el mismo once de Barcelona, con Zaldua y Oyarzabal en lugar de Odriozola y Juanmi, que habían entrado en la lista. Los dos le dieron la razón. Mucho mérito del lateral, que volvió a ser el futbolista descarado, valiente, incisivo e inagotable por su banda derecha. A los diez segundos de encuentro, Xabi Prieto cabeceó a la red una jugada ensayada en un saque del centro. En el minuto 5, una doble pared primorosa de Illarra no encontró la finalización de un 9. Xabi Prieto, Zaldua y Zurutuza también estuvieron cerca de abrir la lata, antes de que lo hiciera Willian José. Quizá en la acción menos elaborada, Yuri sirvió un centro desde la banda y la bestia brasileña lo cabeceó a la escuadra a lo Kovacevic. Lo hizo, además, con una facilidad pasmosa, casi sin necesidad de saltar. Otra buena actuación la suya, a la que le faltó en esta ocasión una mayor presencia dentro del área. Está muy bien que pivote y participe en el juego del equipo, pero tiene que llegar mucho más a zonas de finalización, porque el estilo txuri-urdin consiste en largas transiciones para llegar al área y buscar un llegador a los pases de la muerte en ventaja. De ahí al final el baño local siguió siendo reseñable, con buenas oportunidades para Iñigo, en un potente disparo que despejó Lux, y para Oyarzabal, tras una gran asistencia del ayer sacrificado peón Zurutuza, al que se le escapó el chut desde la frontal del área.

En la reanudación, la Real volvió a salir con ganas de marcha. Willian José no acertó a remachar hasta en tres ocasiones una buena internada de Zaldua y ni Vela ni Xabi Prieto atinaron con dos buenos servicios de Oyarzabal, que fue el mejor de la segunda mitad. A partir de ese momento, a la Real le costó más llegar. Y, como es normal, y pese a que el Deportivo no emitiera señales de crecimiento, apareció el temido sufrimiento.

Fue una cuestión más de fantasmas pasados que de sensación real de que peligraran los tres puntos. Solo Sidnei y Borges, con sendos testarazos, acallaron por un momento a un Anoeta muy agradecido, que empujó mucho a su equipo cuando comenzó a emitir señales de cansancio. En la prolongación, Canales rozó la gloria de la sentencia, pero la madera repelió su disparo tras una preciosa maniobra en carrera.

sextosLa Real va bien. No hay motivos para el pesimismo. Le quedan dos partidos en casa donde no puede fallar (Granada y Málaga) y tres salidas complicadas (Valencia, Sevilla y Vigo) en las que, si mantiene la línea de ayer, va a pescar puntos con absoluta certeza. Su candidatura salió reforzada del duelo ante el Depor. Y abrillantada, porque cuando se pone a jugar al fútbol de verdad, con ese estilo genuino que sigue encandilando a su parroquia, ninguno del resto de aspirantes le hace sombra...


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902