Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Quousque tandem!

El coste de un tóxico llamado PP

Por Carlos Etxeberri - Domingo, 23 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:14h

Galería Noticia

N o me resisto a analizar algunos aspectos del proyecto que ilustran de manera clara la visión que tienen los ‘populares’ de la economía y que nada tiene que ver con la estrategia que se sigue en Euskadi y los intereses de este país.

El PP tendría que ceder mucho al PNV para que los cinco votos de los diputados jeltzales en el Congreso puedan justificar su voto favorable a los Presupuestos porque las negociaciones entre las dos formaciones están atravesando grandes dificultades por la falta de lealtad y arrogancia de los populares hacia los temas que el PNV ha puesto encima de la mesa. No solo en el establecimiento de una metodología de cálculo en el pago del Cupo, con el fin de evitar las discrepancias históricas que existen sobre este asunto entre Euskadi y Madrid y que se plantea desde el PNV como elemento central de negociación, sino en otras cuestiones en las que cada día los populares sorprenden con nuevas negativas. Un escenario que se ha producido con anterioridad a que hayan aflorado los casos de corrupción conocidos estos días y que han convulsionado la política del Estado.

A esta situación que ha podido provocar algún momento casi de ruptura de las negociaciones hay que añadir otra no menos importante como es la constatación de la dificultad que tiene el aproximarse a un partido que se ha convertido en un tóxico para la democracia, cuando se constata que exaltos cargos de la Comunidad de Madrid han saqueado empresas para detraer fondos públicos en beneficio propio con pleno consentimiento de la estructura del partido y que el presidente del Gobierno ya ha sido llamado a declarar como testigo en su calidad de responsable del PP por la financiación irregular descubierta en su formación.

Este panorama, al que hay que añadir la previsible imposibilidad de que Rajoy pueda sacar adelante los Presupuestos, -salvo que medie un milagro como el de dar contenido a la llamada agenda vasca y algunas cuestiones vinculadas a la situación de normalización en materia de convivencia en Euskadi-, son los ingredientes necesarios para que se produzca un adelanto de las elecciones, desde la constatación de que el PP va a seguir siendo el partido ganador, y una oposición que no existe o está hecha unos zorros para intentar ser alternativa.

Este escenario, que ha podido sobrevenir de manera acelerada por la acción de los jueces, -inesperada en el caso de la comparecencia de Rajoy-, formaba parte de la estrategia del PP que, después de estos seis meses de legislatura y teniendo como activo el crecimiento económico y la generación de empleo, -ya que mucho ejemplo de estabilidad y responsabilidad no puede ofrecer a día de hoy-, puede conseguir una mayoría más holgada para gobernar sin complicaciones ante un PSOE desaparecido en sus guerras banderizas, un Podemos que busca la calle y la frivolidad como acción política, y un artificial Ciudadanos que se desinfla como experimento de laboratorio.

Por eso, y viendo el desarrollo hasta ahora del proceso negociador con el PNV, la imposibilidad de sacar adelante los Presupuestos puede plantearse como el acto final en esta escenificación de adelanto electoral elaborada por el PP, si se hace un análisis de algunas partidas presupuestarias que deben ser estratégicas para una economía como es la inversión en I+D+i, sobre todo después de los importantes recortes que se han producido en los últimos años, en un momento de recuperación económica.

En este sentido, la partida destinada a inversión en I+D+i, aunque en términos generales aumenta un 4,1% hasta alcanzar los 6.029 millones de euros, provenientes, fundamentalmente, por el incremento del 9,2% de los créditos destinados a ese fin, que suponen 3.583 millones. Sin embargo, las subvenciones y las ayudas directas, de las que dependen la mayoría de los proyectos que se realizan por este concepto en el Estado y de los que se nutren también los centros tecnológicos vascos, alcanzan los 2.446 millones, lo que significa un descenso del 2,6%.

Esta es la trampa que plantea el PP, otro recorte más sobre los ajustes que se han hecho con motivo de la crisis y la prueba fehaciente de la “gran apuesta” que hace el Gobierno del Rajoy por la I+D+i, contraviniendo las recomendaciones de organismos como la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) o la Comisión Europea que están realizando a favor de la innovación para mejorar su eficiencia y maximizar su contribución al crecimiento económico y el bienestar social de los países.

El aumento de los préstamos a la inversión en I+D+i implica de manera directa un menor gasto porque una parte del presupuesto de los créditos suele acabar el año sin emplearse, mientras que las subvenciones se gastan todas. Con esta nueva fórmula de aumento de los préstamos el Gobierno de Rajoy quiere dar la sensación de que aproxima los recursos públicos destinados a la inversión en I+D+i a la media de la UE, justificando la medida en que la participación del sector privado en este asunto es donde el Estado español presenta un mayor déficit en relación con los países de su entorno.

En contraposición, el Gobierno Vasco, consciente de la importancia que tiene la I+D+i en la competitividad de nuestras empresas, ha aumentado en un 5% los recursos destinados a este concepto en los Presupuestos aprobados hace unos días, lo que supone en términos cuantitativos un aumento del 20 millones de euros, iniciando una tendencia que se va a repetir a lo largo de toda la legislatura.

La conciencia de la necesidad de invertir en I+D+i para garantizar el desarrollo de nuestras empresas es tal que el Gobierno Vasco en los años 2014 y 2015 incrementó las partidas asignadas a este concepto, tras un ejercicio de 2013 ciertamente preocupante como consecuencia de la crisis económica, ya que la inversión tanto pública como privada descendió en un 4,1%.

Sin embargo, el Estado recortó de forma notable la inversión en I+D+i como consecuencia de la crisis, hasta el punto de que el descenso desde 2009 ha supuesto el 1,22% del PIB en 2015, último año del que se tiene referencia, similar al ratio registrado en 2007, año del inicio de la recesión, mientras que en Euskadi se ha mantenido en el 1,92% un poco por debajo del 2,03% de la media de UE, gracias al esfuerzo más que notable que ha realizado el Gobierno Vasco en esta materia.

Estos datos junto al tijeretazo del 60,8% que registra el programa de desarrollo industrial en los Presupuestos del Estado, al pasar de los 63,83 millones de euros de 2016 a los 25 millones de este ejercicio, cuyo objetivo es aumentar el peso de la industria en el PIB, actuando como motor de crecimiento y generación de empleo, ponen en evidencia la nula vocación por la industria que sigue demostrando el PP, sobre todo estratégicamente de cara a futuro, aprovechando la salida de la crisis que se está produciendo.

El PP sigue haciendo oídos sordos a las recomendaciones de los expertos que le emplazas a que el gasto público en I+D+i, -que en el periodo 2010-2014 registró una caída en el Estado del 15%-, debería de protegerse de los ciclos económicos y ser uno de los últimos en sufrir recortes en un escenario de caída de ingresos, si se quiere garantizar el desarrollo de un territorio, incrementar la competitividad y generar bienestar social.

El objetivo de Euskadi debe ser llegar al 3% del PIB en I+D+i a medio plazo que puede considerarse una meta ambiciosa pero realizable teniendo como objetivo los parámetros en los que se desarrollan los países del norte de Europa en esa apuesta por una economía basada en el conocimiento. Mirar al sur solo supone costes en términos de toxicidad a todos los niveles.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902