Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Donostia

Donostia escondida

Que Donostia está de moda es innegable, como lo es el interés que tanto turistas como donostiarras sienten por conocer esa ciudad que guarda sus secretos a buen recaudo, la que no asoma en la postal



Un reportaje de Arantxa Lopetegi - Martes, 18 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:09h

San Sebastián en la fachada de la basílica de Santa María.

San Sebastián en la fachada de la basílica de Santa María.

Galería Noticia

San Sebastián en la fachada de la basílica de Santa María.

Conocer una ciudad es una experiencia que se puede vivir de distintas formas y como toda experiencia puede ser más ligera o más profunda, más social o más personal. A la hora de conocer Donostia también las opciones son variadas y pueden permitir a donostiarras y visitantes pasar al otro lado del espejo y adentrarse en sus entrañas, en la historia de sus calles y sus plazas, pero también en la de sus gentes.

Donostia está de moda y cada año atrae a un mayor número de visitantes. No hace falta más que asomarse a las estadísticas para comprobarlo. Llegan convocados por su gastronomía y por su paisaje y cada vez son más quienes deciden conocerla en profundidad, incluso intentando huir de lo obvio, de lo que salta a la vista.

La oferta de visitas guiadas por Donostia ha crecido, se ha enriquecido y ha sumado nuevas propuestas que rompen con el concepto más manido de las rutas clásicas para turistas, ya que entran al detalle, a lo oculto, a la anécdota y a los secretos.

Este tipo de rutas, basadas en un serio trabajo de documentación e investigación, son las que propone, por ejemplo, Oh My Walk. Leonor de Landia es el alma mater de este proyecto en el que ha marchado acompañada de expertos en distintas facetas de la historia y la actualidad de Donostia que le han ayudado, con la misma “pasión” que ella siente, a diseñar su menú de recorridos culturales y temáticos. Son propuestas que cambian según la estación del año, como la luz de la ciudad, desde la ruta Donostia Oscura, que se hace en horario nocturno en la temporada de otoño-invierno de la mano de fantasmas y tragedias, a la más radiante Donostia de la Belle Époque, que comienza en primavera y se prolonga en verano. San Sebastián Insólita, en cambio, se queda todo el año.

Aunque puede parecer extraño, el 95% de las personas que participan en las rutas de Oh My Walk, creada en 2016, son donostiarras que quieren conocer mejor su ciudad, aproximarse a esos detalles ocultos, que los hay y muchos. Pocos sabrán que a la basílica de Santa María se le llamó la Iglesia de Chocolate, porque fue reconstruida con el dinero que donó la Real Compañía de Caracas y, siendo el cacao el producto estrella de la misma, el bautismo con su nombre era casi obligado.

Hasta el rompeolas antiguo de la ciudad acudían los suicidas en la Belle Époque y los arquitectos que diseñaron el Ayuntamiento, cuando era casino, se basaron en el de Montecarlo. Si se comparan las fachadas, el parecido es innegable.

NovedadesEn cartera se encuentran rutas nuevas como Donostia Marinera, San Sebastián de los Gascones o San Sebastián de las Mujeres, que se quieren poner en marcha en marzo de 2018. Donostia da para mucho y para mucho más los donostiarras, protagonistas de las historias que se cuentan en estas visitas que hacen que los participantes “se enamoren más” de la ciudad.

“Donostia es guapa pero además tiene corazón” y es ese corazón el que se quiere mostrar en las visitas que propone Oh My Walk, cuyos recorridos se adaptan a una de las invitadas menos deseadas, la lluvia. Cuando se conforma un grupo de al menos cuatro personas ya hay cuórum para adentrarse en lo más recóndito de la ciudad durante hora y media con paradas en distintos momentos de su historia y con un recorrido accesible para sillas de ruedas, carritos de niños y personas de cualquier edad.

El detalle y lo oculto son el sello de Oh My Walk pero hay otras muchas opciones para conocer la ciudad. Los hoteles organizan sus visitas y también, entre otros operadores, los organismos oficiales que trabajan con el turismo.

variedadLa Semana Santa es una época en la que las calles de Donostia muestran un aspecto de lleno absoluto. Sus bares, sus avenidas y, sobre todo, el paseo de La Concha podrían colgar el cartel de “completo”. Donostia Turismoa, consciente también de que cada vez son más las personas que quieren conocer la ciudad con detalle, va sumando a su menú de visitas guiadas propuestas de carácter monográfico. Aunque actualmente son tres los tipos de visitas que ofrece -esencial, cultural y gastronómica- algunas se diversifican y proponen rutas muy concretas, como es el caso de las visitas por la Donostia Gastronómica, cuyo menú sigue sumando nuevos plantos.

San Sebastián Turismo tiene en la nevera otras visitas a las que están dando los últimos retoques. Para los más activos ofrece rutas en bicicleta, dos horas y media dando pedales, o la que se puede efectuar corriendo, un circuito por las tres playas con una duración de una hora y cuarto. Eso sí, hay que entender inglés, porque ambas propuestas son en este idioma.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902