Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Antonio Aiz viceconsejero de transporte del gobierno vasco

“Estamos en condiciones de que en 2023 esté concluida toda la ‘Y’ vasca”

La buena sintonía entre Euskadi y Madrid ha permitido solucionar dos cuestiones clave en relación a la ‘Y’ vasca: la llegada a las capitales vascas y el ‘nudo’ de Bergara. El Gobierno Vasco espera que se trate del impulso definitivo del TAV

Una entrevista de Iraitz Astarloa Fotografía Iker Azurmendi - Martes, 18 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Antonio Aiz, viceconsejero de transportes del Gobierno vasco.

Antonio Aiz, viceconsejero de transportes del Gobierno vasco. (Iker Azurmendi)

Galería Noticia

Antonio Aiz, viceconsejero de transportes del Gobierno vasco.

donostia- Parece que en los últimos meses se ha logrado desatascar el proyecto de la alta velocidad ferroviaria en Euskadi.

-Ya tocaba. Este es un proyecto transeuropeo que lleva un retraso importante y el Gobierno del Estado ha tomado conciencia de que era necesario tomar decisiones en dos ámbitos fundamentalmente: el nudo de Bergara y la definición de los accesos a las tres capitales vascas.

¿Esta buena sintonía existente entre el Gobierno Vasco y el de Madrid va a suponer el impulso definitivo a la ‘Y’vasca?

-Creo que sí, en cuanto que se han adoptado ya las soluciones técnicas que estaban pendientes de adoptar y, una vez definidas, el recorrido debe ser realizar los proyectos constructivos pertinentes, los estudios informativos en su caso y abordar las obras lo antes posible.

Gipuzkoa es el territorio donde más avanzado está el proyecto ¿Qué es lo que falta por hacer?

-El 85% de plataforma está ya construida. Nos falta el tramo Hernani-Astigarraga, que es la obra más viva y más reciente. Por otro lado, es importante señalar cómo se está colocando el tercer hilo para conectar Hendaia-Irun con Donostia. Esto es importante porque, en la medida en que tengamos tercer hilo hasta Donostia, lo antes posible podremos poner una conexión entre Donostia y Baiona, Burdeos, y París.

El ‘nudo’ de Bergara es el eje principal de la ‘Y’vasca. ¿Cómo está la situación?

-Los técnicos del Gobierno Vasco están con los de Adif cerrando los nuevos proyectos a nivel técnico. Se cerrarán en mayo o junio definitivamente, para ya licitar las obras con las nuevas condiciones, tanto técnicas como de licitación, para no volver a vivir la situación que ha vivido Adif con la necesaria resolución de los contratos debido a las bajas con las que había licitado esas obras.

Entonces, ¿se licitará este mismo año?

-Es la intención tanto de Adif como del Ministerio.

¿Baraja el Gobierno Vasco una fecha de fin de obra, al menos en Gipuzkoa?

-En estos momentos queda Hernani-Astigarraga y creo que en menos de dos años estará concluido. En lo que respecta al tramo Astigarraga-Oiar-tzun-Lezo, que en estos momentos está sometido a información pública por el Ministerio de Fomento, tiene que superar ese trámite para que se aborden las obras. Pero en cualquier caso, creo que lo importante es que la conexión del tercer hilo esté lo antes posible y que las obras de plataforma hasta Astigarraga y, por tanto, Astigarraga-Atotxa-Irun también estén concluidas en menos de dos años, que es el compromiso que tiene el Gobierno Vasco encomendado.

¿Qué ocurre con Bizkaia y Araba?

-La situación es distinta. En Bizkaia hay tramos que todavía no se han iniciado. Son dos o tres, pero no son camino crítico como lo hubiera sido la no resolución y no reinicio de las obras en el nudo de Bergara o la falta de definición en la llegada de las ciudades. Va a requerir un tiempo entre la tramitación, el inicio de las obras y su ejecución, pero estaremos en condiciones de tener un escenario determinado de puesta en funcionamiento. En Araba prácticamente todo el trazado en plataforma está, faltaría la llegada a Gasteiz.

En cualquier caso, parece que se perfila 2023 como el año de puesta en funcionamiento de la alta velocidad ferroviaria vasca.

-Lo importante en este tipo de obras, que son largas y tienen muchas problemáticas asociadas en su ejecución, es que se hagan bien. Indudablemente se deben cumplir los plazos pero no debe ser una obsesión. Puede ser un año antes o un año después, pero con las decisiones que se han tomado en los últimos meses, podríamos estar en condiciones de que en 2023 estuviese concluida toda la Yvasca, con las conexiones a las ciudades incluidas y, por lo tanto, 2023 sea la fecha en la que puede entrar en servicio la alta velocidad en Euskadi.

Ha aludido a las problemáticas asociadas a este tipo de obras. Recientemente se ha conocido el derrumbe del túnel de Anoeta. ¿Cuántas incidencias de este tipo se han producido?

-No tengo el dato exacto, pero en una obra de estas características, donde hay mucho túnel, suelen darse, se están dando y se seguirán dando. La obra es compleja, es en túnel, el comportamiento de la roca no siempre es el que tú has previsto en proyecto... Son cosas que pasan en la obra ferroviaria, en la obra de carreteras y en cualquier tipo de obra en túnel.

Dice que en 2023 la ‘Y’ vasca podría estar operativa, sin embargo va a ser una alta velocidad relativamente aislada.

-Aislados estamos ahora, que no tenemos una conexión directa a la red transeuropea. Todavía hay una frontera ferroviaria con distinto ancho, distinto sistema de electrificación, distintos sistemas de comunicaciones... Creo que lo importante es conectarnos a Europa a través de ese ancho internacional que en Iparralde y el Estado francés ya tienen. A partir de ahí, en la conexión Vitoria-Burgos-Valladolid-Madrid hay distintos tramos con distintas situaciones. Madrid-Valladolid ya tiene en funcionamiento la alta velocidad;Valladolid-Burgos funciona, aunque con algunas limitaciones;y Burgos-Vitoria faltaría aprobar el proyecto. En estos momentos el Ministerio está formulando el expediente informativo, para aprobar el proyecto a continuación y construir ese trazado. Mientras se haría a través de intercambiadores y en servicios no de alta velocidad, pero sí de altas prestaciones, que le dan continuidad de una manera mixta a la conexión de la Y con el resto del estado.

Pero, ¿entienden la frustración generada?

-Claro que genera frustración. Cualquier proyecto que tiene una planificación y no la cumple por diversas circunstancias, o que incurre en un retraso considerable, como el que está incurriendo la Yvascalo genera.Pero no hay otro remedio que afrontar las dificultades, superarlas y abordar las obras y los proyectos lo antes posible y lo mejor posible.

Se ha decidido ya la llegada del TAV a las tres capitales vascas, pero no han trascendido ni presupuestos ni plazos al respecto.

-Hay unos costes estimados de todas las actuaciones, están definidas. En estos momentos en Donostia estamos trabajando con el proyecto constructivo de la estación de Atotxa, con un presupuesto de 90 millones de euros;estamos trabajando con el estudio informativo de la nueva estación de Gasteiz y lo mismo en Bilbao. Hay que superar el proceso informativo y a continuación licitar las obras. En cualquier caso, la previsión, también en Bilbao y Gasteiz, donde la solución es mucho más compleja que en Donostia, es que si todo discurre como está previsto también a Bilbao y a Gasteiz para 2023 deberían llegar los trenes de alta velocidad.

¿Cuándo se iniciará la construcción de la estación de Atotxa?

-En un año o año y medio.

Las obras del tercer carril entre Irun y Astigarraga ya han comenzado. ¿Estará el proyecto concluido para 2019?

-Es el objetivo.

Sería conveniente que para entonces la nueva estación estuviera en marcha

-Para entonces tiene que estarlo.

Donostia se enfrenta esta legislatura a otro gran proyecto: la construcción de la pasante. ¿Hay fecha para el comienzo de las obras?

-La previsión que tenemos es que licitemos las obras entre Lugaritz y Miraconcha en mayo para poder empezar las obras cerca del otoño. En lo que respecta al tramo Miraconcha-Easo, estamos pendientes de un trámite de adscripción del dominio público marítimo terrestre. Una vez que tengamos ese trámite superado procederemos igual que en el tramo anterior. Nuestra intención es licitar las obras lo antes posible y, si todo va bien, la intención es que el tramo Miraconcha-Easo se licite antes del verano.

Las obras del tramo Lugaritz-Miraconcha se encuentran en proceso de exposición pública. ¿Temen que algún recurso retrase el proyecto?

-No, porque las afecciones a suelos privados son mínimas y el resto es ocupación de espacios viarios o de dominio público con titularidad de la Administración municipal. Creemos que esa tramitación no tiene que tener mayores problemas y, por lo tanto, en mayo licitaremos ya las primeras obras del Metro de Donostialdea, entre Lugaritz y Miraconcha.

¿Cuándo estará este proyecto en marcha?

-Se trata de una obra que durará entre cuatro años y cuatro años y medio.

¿Ha habido reuniones con los vecinos afectados por el trazado que discurrirá bajo La Concha?

-Ha habido una información pública muy detallada de todo el proyecto, ha habido reuniones con las personas que así nos lo han solicitado y habrá todas las que sean necesarias. No tenemos ningún problema en ese sentido.

El tramo que discurre bajo La Concha ha centrado todas las críticas. Muchos detractores del proyecto hablan de su falta de seguridad.

-No es justo ni razonable. Es una obra urbana, una construcción civil habitual, de las que nuestros técnicos y empresas están muy acostumbrados a hacer y que, por lo tanto, no tiene que tener mayores problemas de los que han podido tener las estaciones de Intxaurrondo o de Altza.

Otro de los argumentos que se esgrime en contra de este proyecto es su elevado coste.

-Tiene el coste habitual de este tipo de obras de naturaleza muy urbana y bajo suelo. No va a tener mayor coste del que ha podido tener el kilómetro del trazado entre Herrera y Altza, ni la estación de Miraconcha tiene que costar más que la de Intxaurrondo. De hecho, seguramente costará menos porque va a menor profundidad.

¿Qué me dice de su utilidad?

-La pasante va a superar una situación de fondo de saco que es la que tiene la estación de Easo, que penaliza mucho el servicio. Con la pasante en funcionamiento, un vecino de Errenteria puede ir a la playa de Zarautz sin bajarse del tren, sin hacer ningún transbordo que le penalice ni en tiempo ni en coste. Además, va a servir a otras partes de la ciudad que en estos momentos no sirve el ferrocarril, como puede ser El Antiguo, Universidades, la zona centro, La Concha... Va a hacer más accesible la ciudad.

¿Qué pasará con la estación de Easo?

-Es un espacio de oportunidad para la ciudad al que, de acuerdo con el Ayuntamiento, habrá que dar nuevos usos. Se va a transformar sustancialmente y dejará de ser un espacio que interrumpe la vida urbana.

¿En cuánto incrementará la pasante el volumen de usuarios?

-En estos momentos, el Topo, sin contar el corredor de la costa, cuenta con más de 7 millones de viajeros al año y, las previsiones, consolidada la pasante, es que se multipliquen por tres, pasando a 21 millones.

Hablando de viajeros, ¿les ha sorprendido el volumen de usuarios del ramal de Altza?

-Estamos creciendo y situándonos en torno a los 3.100-3.200 usuarios por día. La vida en Altza, con la llegada del Topo, es mucho más accesible, está mejor cohesionada. Indudablemente, cuántos más usuarios tengamos, mejor, pero el aspecto cualitativo que ha aportado a esa zona de la ciudad es importante. Estamos seguros de que se va a ir consolidando en el tiempo, como ha pasado en Intxaurrondo o Herrera.

Las conversaciones con Madrid han puesto sobre la mesa la urbanización del enorme espacio ferroviario de Irun. ¿Lo ve viable?

-En Irun hay una serie de espacios ocupados por la antigua aduana, por talleres de Renfe que están abandonados y que están próximos al núcleo urbano y que no tienen ningún uso desde hace años, por lo tanto, se pueden fácilmente desafectar e incorporar al proceso urbanizador de Irun. Eso es lo que hemos acordado con Adif y el Ayuntamiento.

Hasta ahora nos hemos referido a actuaciones que requieren de una gran inversión, pero, ¿hay proyectos para eliminar los pasos a nivel que aún hoy persisten en Gipuzkoa?

-En estos momentos estamos realizando la obra de supresión del paso a nivel de Santa Clara en Zarautz. Es una constante. Anualmente, en los presupuestos del Gobierno tenemos una partida importante para la supresión de los pasos a nivel. En función de las características de seguridad y de circulación que tienen esos pasos a nivel, se prioriza.

¿En qué trabajan ahora mismo?

-Estamos abordando una obra importante en pleno centro de Zarautz, que es la supresión del paso a nivel de Santa Clara, que tiene un tránsito de personas muy numeroso y que, por lo tanto, era necesario eliminar. Y en Deba estamos realizando el proyecto. Es un paso a nivel muy próximo a la estación, tenemos una instalación de subestación eléctrica... Estamos realizando un proyecto y también estamos planificando una mejora de ese tránsito entre la estación y la playa.

las claves

“Cualquier proyecto que tiene una planificación y no la cumple por diversas circunstancias genera frustración”

“El objetivo es que el tercer carril entre Irun y Astigarraga esté para 2019 y, para entonces, la estación de Atotxa tiene que estar en marcha”

“El tramo bajo La Concha no tiene que tener mayores problemas que los que han podido tener las estaciones de Intxaurrondo o Altza”

“Licitaremos el proyecto de la pasante de Donostia en mayo para poder empezar las obras cerca del otoño”


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902