Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
gizartea

Zubieta:más allá de la incineradora

En 30 meses, el complejo medioambiental de Gipuzkoa, compuesto por tres plantas de tratamiento y una instalación de educación ambiental, estará preparado para gestionar la basura que se genera en el territorio. Pero, ¿cómo funcionará este conglomerado de infraestructuras?

Un reportaje de Iraitz Astarloa. Infografía Beatriz Velázquez - Domingo, 16 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:12h

zubieta

Galería Noticia

zubieta

Años después de que el proyecto de la incineradora se asentase en Gipuzkoa, la construcción del complejo de Zubieta enfila su recta final, una vez adjudicadas las obras definitivas y firmado el contrato de construcción. Por delante quedan 30 meses de trabajo para que la instalación esté operativa y Gipuzkoa pueda gestionar los residuos que genera. El complejo constará de una planta de tratamiento mecánico-biológico (TMB), una planta de biosecado y la incineradora propiamente dicha, además de un centro de educación ambiental. “Será una planta con una tecnología pionera en Europa”, defiende María Jesús Ramírez, directora general de Urbaser, empresa que lidera la sociedad anónima Ekondakin Ecología y Medio Ambiente, encargada de construir y explotar el complejo de Zubieta, en la que participan también Moyua, Altuna y Uria, Murias, LKS y Meridian.
Pero, ¿cómo funcionará la planta? Para el ciudadano de a pie, sus tareas con respecto a la basura no van a cambiar. La recogida continuará haciéndose a través de los ayuntamientos y mancomunidades, separándose por fracciones. Únicamente la fracción resto irá a parar a Zubieta (alrededor de 165.000 toneladas anuales).
Una vez que los camiones lleguen a Zubieta, la basura se tratará, en un primer momento, en la planta de tratamiento mecánico-biológico (TMB). Aquí, se procederá a separar los materiales reciclables que se encuentran en la fracción resto: papeles, cartones, plásticos, vídrios, férreos... El objetivo, en esta fase, es triple. Por un lado, recuperar aquellos materiales reciclables que acaban depositados entre la fracción resto (la empresa adjudicataria del contrato se ha comprometido a recuperar el 7,6%) y que posteriormente serán gestionados por empresas de reciclaje;por otro, consecuentemente, se reduce el volumen de residuo que se incinerará;y finalmente, este proceso permite eliminar determinados contaminantes que afectan a la atmósfera.
Tras esta primera fase, en Zubieta habrá que gestionar dos tipos de fracciones. La primera, de menor tamaño y con un poder calorífico más bajo, pasará a la planta de biosecado, donde se procederá a quitar la humedad para que el poder calorífico aumente. Una vez obtenido el nivel calorífico óptimo pasará al foso de la incineradora, donde se juntará con la segunda fracción que saldrá de la TMB, que está ya lista para incinerar.
A través de unos enormes ganchos, la basura depositada en el foso de la incineradora pasa al horno caldera, la parte principal del proceso. Aquí, los residuos se queman a una temperatura que oscila entre los 900 y los 1.200 grados, lo que hace que el volumen de la basura se reduzca en un 95%. Ese 5% restante se convierte en cepas y cenizas que, en el caso de Zubieta, se tratarán a través de un gestor autorizado que todavía no ha sido dado a conocer, si bien existen dos opciones:llevarlas a Bizkaia o a Castilla y León, según ha avanzado Ekondakin.
En lo que respecta a los gases generados, estos se trasladarán a la caldera, un recinto especial cuyas paredes están forradas de tubos que transportan agua.“El gas, que llega a una temperatura de 900 grados, atraviesa estos tubos, cediendo el calor que tiene al agua, que se convierte en vapor”, explica Ramírez. “El vapor creado pasa a la turbina, que es donde se generará la energía eléctrica”, añade.
En este punto, cabe recordar que la instalación de Zubieta tendrá una potencia de 188.000 megavatios por hora al año, lo que permitirá producir suficiente energía como para abastecer a 45.000 hogares.
Una vez que ese gas convertido en energía se enfría y desciende su temperatura a 240 grados, se somete a un sistema de depuración en dos etapas, que incluye importantes novedades con respecto a las depuraciones habituales en este tipo de plantas: “Por un lado, un doble filtro de mangas y, por otro, lado inyección de bicarbonato en ligar de cargón activado e hidróxido cálcico”, explica Ramírez, que añade que estre procedimiento “puntero” ya ha sido intalado en algunas de las plantas más modernas del norte de Europa y va a ser “único en el Estado”.
A partir de ahí, Ekondakin ofrecerá mediciones a tiempo real de los niveles de emisiones que tendrá la planta. “Va a haber equipos para hacer mediciones en la propia chimenea de clorídrico, SO2, HF y partículas y todo eso va a poder consultarse en el momento de forma online. En el mismo momento en el que por esa chimenea esté saliendo un miligramo de partículas, cualquiera va a poder verlo”, sentencia.
Pero además, el complejo de Zubieta dispondrá de una planta de biometanización y otra de valorización de escorias. La primera tendrá una capacidad de hasta 60.000 toneladas y una tecnología que permitirá extraer biogás a partir de la materia orgánica que en ella se trate y, en consecuencia, producir energía. La segunda hará que los restos sólidos procedentes de la incineradora sean procesados hasta convertirlos en “áridos reciclados” que puedan utilizarse en distintas obras públicas, como el asfaltado de carreteras o para hacer hormigón. l


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902