Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Froggyland, el polémico museo de las ranas de Split

Contiene 507 anfibios disecados, interpretando escenas de la vida humana

Vesna Bernardic/Efe - Viernes, 14 de Abril de 2017 - Actualizado a las 10:06h

Una de las muchas escenas que se representan en el museo. Foto: Froggyland

Una de las muchas escenas que se representan en el museo. Foto: Froggyland

Galería Noticia

Una de las muchas escenas que se representan en el museo. Foto: Froggyland


Zagreb – En la histórica ciudad de Split, en la costa adriática de Croacia, existe el polémico museo Froggyland en el que las ranas protagonizan diversas escenas de la vida cotidiana. La muestra exhibe medio millar de ranas disecadas escenificando diversas posiciones y actuaciones de los seres humanos.
Los visitantes tendrán la estrafalaria oportunidad de ver ranas jugando al tenis y al fútbol, ranas bebiendo de forma distendida en una bodega, ranas trabajando como artesanos, ranas siendo amantes, ranas actuando como jueces y reos, ranas trabajando como basureros, guardias municipales o dentistas.
Según explica a Efe el propietario del museo, Ivan Medvesek, se trata de una colección única en el mundo. Y no solo por el número de ranas disecadas (507) sino también por la cantidad de los detalles ofrecidos y por el modo discutible en que las ranas fueron disecadas y conservadas hace un siglo.
El autor de esta estrambóticacolección de taxidermia fue el húngaro Ferenc Mere, un fanático de las ranas que disecó más de mil entre los años 1910 y 1920. “Nadie ha podido explicar hasta hoy cómo ha podido disecar y conservar estas ranas a través de la boca, sin dañar el cuerpo exteriormente en ninguna parte”, explica Medvesek en declaraciones telefónicas a Efe.
Mere nació en 1878 en el seno de una familia de industriales húngaros que vivían en la región de Vojvodina, al norte de lo que iba a ser Yugoslavia a partir de 1918. Cerca de la fábrica de ladrillos de la familia había un lago, del que provienen estas ranas.
“Cada noche escuchaba su croar y empezó a imaginarlas como personas que vivían su vida de seres humanos. Así fue como se le ocurrió la idea de hacer esta colección”, explica Medvesek.
El taxidermista húngaro presentó a través de las ranas el mundo costumbrista de aquella época. Todo lo que la gente hacía entonces, sus tradiciones, profesiones y actividades. Tras su muerte, la colección de más de mil ranas cambió varias veces de dueño, para acabar durante años en un sótano de Zemun, un barrio periférico de Belgrado.
En esas condiciones de conservación poco adecuadas, cerca de la mitad de las ranas disecadas se deterioraron. En los años sesenta la colección fue finalmente adquirida por la familia Medvesek, en Split, que logró restaurar con éxito la mitad de los animales disecados.
El museo ofrece 21 vitrinas con las ranas, con una o varias situaciones temáticas, como el circo, la vivienda privada, una excursión por la naturaleza, la escuela, la fiesta del pueblo, la vida de los artesanos, una sala de audiencias y muchas otras.
Froggyland, situado en el casco histórico de Split, atrae sobre todo a turistas extranjeros, especialmente del Reino Unido y de Estados Unidos. Su propietario al margen de las críticas de los animalistas, asegura que no existe un museo como Froggyland, en todo el mundo. l


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902