Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Gipuzkoa también exporta técnicos de 2ªB

división de bronce la escasez de equipos del territorio en la categoría (Solo Sanse y Real unión) provoca que los preparadores tengan que probar suerte en clubes más lejanos

Iñaki Egibar - Viernes, 14 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:13h

Una panorámica del campo de fútbol mungiarra.

Galería Noticia

Una panorámica del campo de fútbol mungiarra.


donostia – Esta temporada el arrasatearra Igor Gordobil comenzó su segunda campaña a los mandos del Leioa, equipo que actualmente se mantiene en puestos de play-off para ascender a Segunda. Pero no es el único técnico guipuzcoano que entrena un equipo vizcaino en la categoría de bronce, ya que a mediados de noviembre el debarra Pablo Turrillas firmó por el Sestao River y el mes pasado el donostiarra Gonzalo Arconada se hizo cargo del Barakaldo para afrontar la recta final de temporada.
Los tres preparadores reconocen que es complicado dar el salto de Tercera a Segunda B (Gordobil llegó al Leioa del Elgoibar;y Turrillas recaló en el Sestao del Lagun Onak) porque el nivel de exigencia aumenta considerablemente, y que haya pocos equipos guipuzcoanos complica su llegada a categorías superiores.
A medida que los entrenadores guipuzcoanos van subiendo de categoría se van encontrando con mayor dificultad para seguir desempeñando su labor en equipos del territorio. Por eso, para que sus carreras sigan progresando muchos no ven otra opción más que probar suerte en equipos no guipuzcoanos, ya que tan solo la Real y el Real Unión son capaces de tener un equipo en la Segunda División B. Además de estos conjuntos, el último equipo guipuzcoano que pasó por Segunda B fue el Eibar en la temporada 2012-13. En Bizkaia, en cambio, cuentan esta temporada con ocho equipos en la categoría de bronce, por lo que los técnicos de Gipuzkoa, por mucho que quieran entrenar a clubes del territorio, tienen mayor facilidad en encontrar acomodo en la provincia colindante. Esta diferencia no solo es cosa de la Segunda B;en Tercera División la diferencia también es abismal, ya que esta campaña trece de los 20 equipos del grupo correspondiente a Euskadi son vizcainos. Del resto de equipos cinco son de Gipuzkoa y solamente dos de Araba.
En lo que a la división de plata se refiere no hay ningún equipo vasco, de manera que la posibilidad de que los técnicos guipuzcoanos lleguen a la máxima competición del fútbol estatal pasa por salir de Euskadi.
Faltan equipos guipuzcoanos para el número de entrenadores que hay en la elite y para los que están en el camino. Algunos de los de mayor renombre son Unai Emery (Hondarribia), Julen Lopetegi (Asteasu), Juanma Lillo (Tolosa), Asier Garitano (Bergara) y Pako Ayestarán (Beasain). Curiosamente, con entrenadores de talla internacional ni el Eibar ni la Real tienen técnicos guipuzcoanos, ya que José Luis Mendilibar es vizcaino y Eusebio Sacristán, vallisoletano.

las claves

“En Bizkaia también hay más equipos en Tercera, creo que tienen buenos presupuestos y fichan mejores jugadores”

Gonzalo Arconada

Técnico del Barakaldo

“Al ‘play-off’ lo importante es llegar y disputarlo con ilusión”

¿Qué diferencia a la Segunda B de otras categorías?

-La diferencia es que no está dentro del fútbol profesional, muchas veces hay combinación de jugadores jóvenes que empiezan a hacerse hueco y, por otro lado, jugadores que no han tenido cabida o que después de haber estado unas temporadas en el fútbol profesional terminan haciendo recorrido en Segunda B. Es una amalgama en cuanto a características de futbolistas y también en cuanto a los terrenos de juego, puedes jugar en hierba artificial, en un terreno de juego pequeño o grande, en hierba natural en perfectas condiciones... es una variedad tal que cada fin de semana el partido es diferente.

¿Se trabaja diferente en Gipuzkoa y en Bizkaia?

-No sabría decir. Sí que creo que puede haber una pequeña diferencia en cuanto a las características de mentalidad del futbolista vizcaino con el guipuzcoano. Ni a mejor ni a peor, simplemente las características son diferentes. Al final, la forma de entrenar depende más de las características de los entrenadores.

¿Cómo se ha dado su llegada al Barakaldo?

-Había un conflicto entre el entrenador y la directiva, y se produce una rescisión de contrato. Entonces es cuando me llaman con la posibilidad de venir a entrenar. Se llega a un acuerdo en la negociación y a partir de ahí ya estamos en marcha con el proyecto.

¿Cuál es el objetivo de aquí a final de temporada? ¿Entrar en el ‘play-off’?

-Sí, ese es el objetivo, entrar en play-off. Pero, no solo entrar al play-off, lo importante es llegar y disputarlo con la ilusión de intentar pelear el ascenso a Segunda División, y no solo jugar por jugar el play-off.

En Segunda B hay solamente dos equipos guipuzcoanos y muchos vizcainos. ¿A qué cree que se debe?

-Eso históricamente ha sido siempre así. Además, Bizkaia es una provincia más grande en cuanto a población y generalmente los equipos vizcainos suelen mover más dinero, aunque no lo sé ahora exactamente porque he estado tiempo fuera. Me remito a la época en la que estaba en el Real Unión, hace 20 años.

¿Le gustaría volver a la Real?

-Como entrenador del primer equipo, no, ya lo he dicho más de una vez, porque la experiencia que viví fue muy negativa. Pero bueno, lo que es el trabajo en otro tipo de funciones sí. La Real es el club en el que más a gusto me he encontrado trabajando y esa situación nunca se puede descartar.

¿Y el primer equipo cómo lo ve?

-Bien. Ahora tiene ese momento un poco más complicado por lesiones, por la altura de la temporada que estamos, hay tarjetas, empiezan a pasar factura los esfuerzos y es el momento en el que tienen que dar un pasito, más si cabe ya, adelante. Creo que la trayectoria del equipo hasta ahora está siendo francamente buena y tiene que intentar confirmarlo de aquí a final de temporada que esa ilusión que se ha creado de poder volver a disputar competición europea la próxima temporada se pueda cumplir. Hay que valorar ese buen trabajo que está haciendo el equipo.

2ªB

donostia- Esta temporada el arrasatearra Igor Gordobil comenzó su segunda campaña a los mandos del Leioa, equipo que actualmente se mantiene en puestos de play-off para ascender a Segunda. Pero no es el único técnico guipuzcoano que entrena un equipo vizcaino en la categoría de bronce, ya que a mediados de noviembre el debarra Pablo Turrillas firmó por el Sestao River y el mes pasado el donostiarra Gonzalo Arconada se hizo cargo del Barakaldo para afrontar la recta final de temporada.

Los tres preparadores reconocen que es complicado dar el salto de Tercera a Segunda B (Gordobil llegó al Leioa del Elgoibar;y Turrillas recaló en el Sestao del Lagun Onak) porque el nivel de exigencia aumenta considerablemente, y que haya pocos equipos guipuzcoanos complica su llegada a categorías superiores.

A medida que los entrenadores guipuzcoanos van subiendo de categoría se van encontrando con mayor dificultad para seguir desempeñando su labor en equipos del territorio. Por eso, para que sus carreras sigan progresando muchos no ven otra opción más que probar suerte en equipos no guipuzcoanos, ya que tan solo la Real y el Real Unión son capaces de tener un equipo en la Segunda División B. Además de estos conjuntos, el último equipo guipuzcoano que pasó por Segunda B fue el Eibar en la temporada 2012-13. En Bizkaia, en cambio, cuentan esta temporada con ocho equipos en la categoría de bronce, por lo que los técnicos de Gipuzkoa, por mucho que quieran entrenar a clubes del territorio, tienen mayor facilidad en encontrar acomodo en la provincia colindante. Esta diferencia no solo es cosa de la Segunda B;en Tercera División la diferencia también es abismal, ya que esta campaña trece de los 20 equipos del grupo correspondiente a Euskadi son vizcainos. Del resto de equipos cinco son de Gipuzkoa y solamente dos de Araba.

En lo que a la división de plata se refiere no hay ningún equipo vasco, de manera que la posibilidad de que los técnicos guipuzcoanos lleguen a la máxima competición del fútbol estatal pasa por salir de Euskadi.

Faltan equipos guipuzcoanos para el número de entrenadores que hay en la elite y para los que están en el camino. Algunos de los de mayor renombre son Unai Emery (Hondarribia), Julen Lopetegi (Asteasu), Juanma Lillo (Tolosa), Asier Garitano (Bergara) y Pako Ayestarán (Beasain). Curiosamente, con entrenadores de talla internacional ni el Eibar ni la Real tienen técnicos guipuzcoanos, ya que José Luis Mendilibar es vizcaino y Eusebio Sacristán, vallisoletano.

“Creo que puede haber una pequeña diferencia en cuanto a las características de mentalidad del futbolista vizcaino con el guipuzcoano”

Pablo Turrillas

técnico del Sestao

“En los mejores equipos están los mejores entrenadores”

¿Hay mucho salto de entrenar en Segunda B a hacerlo en Tercera?

-Sobre todo la categoría es muy diferente, es mucho más atractiva la Segunda B. Se nota mucha diferencia en cuanto a rivales, la forma de llevar los equipos a lo mejor no cambia tanto. Pero, en los partidos que juegas y los estadios que visitas hay mucha diferencia.

¿El tipo de juego vizcaino y guipuzcoano son diferentes?

-Interpretar el fútbol guipuzcoano y el vizcaino es un poco complicado. Hay opciones para todos los gustos tanto en Bizkaia como en Gipuzkoa. Es muy relativo.

¿Ha cambiado su forma de trabajar al cambiar de provincia?

-Tienes mucha más implicación porque hay mucho más trabajo que hacer, hay que ver más al rival. Si es verdad que, no voy a decir presión, pero el grado de implicación es mayor en el sentido de que siempre hay un cambio.

¿Qué le motivó para salir del Lagun Onak?

-Llevaba desde los 20 años entrenando y llevaba catorce años en Tercera. Que me llamaran en diciembre de un equipo histórico como el River a uno siempre le parece un caramelo. Es verdad que de primeras me extrañó porque nunca había entrenado en la categoría y siendo guipuzcoano además, es raro que te llame un equipo así de top.

¿Que solo haya dos equipos guipuzcoanos en la categoría dificulta la llegada de técnicos de la provincia a la categoría?

-Puede ser. Efectivamente solo hay dos equipos y con todos los entrenadores que hay están muy limitados. Pero es verdad que en los mejores equipos están los mejores entrenadores.

¿No conseguir la permanencia sería un fracaso?

-Entiendo que descender de categoría es un palo muy gordo. Ha sido un año de constantes y continuas desgracias. Pero, la realidad es que estamos peleando por el descenso.

“Es mucho más atractiva la Segunda B;se nota mucha diferencia en cuanto a rivales, la forma de llevar los equipos no cambia tanto”


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902