Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Desde la Avenida de Tolosa

El Buen Pastor

Por Adolfo Roldán - Miércoles, 12 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:10h

El obispo de Donostia, José Ignacio Munilla, dijo el lunes en el programa Sexto Continente, de Radio María, que la presencia del arzobispo de Bolonia, Matteo Zuppi, en el acto de desarme de ETA causó gran sorpresa a los obispos del País Vasco que no habían sido informados de su asistencia. Munilla añadió que la Secretaría de Estado de la Santa Sede aclaró que el arzobispo Matteo Zuppi acudió a Baiona por “su cuenta y riesgo y no por mandato del Vaticano”. Salía así al paso de algunas informaciones en las que aventuraban una presencia oficial de la Iglesia en el acto de entrega de las armas. Y por si quedaba alguna duda apostilló: “La Iglesia no ha estado para nada implicada en eso”. Hasta aquí las palabras de Munilla, que aunque esconden un ataque de celos por la supuesta injerencia patrimonial de Zuppi en territorio vasco, puede tener un objetivo explicativo sobre lo ocurrido. Lo que ya me parecen palabras de más es su conclusión al considerar “significativo ese intento de utilización del rostro de la Iglesia” en un tiempo en el que se reivindica el laicismo y, se preguntó Munilla, si en la puesta en escena del pasado sábado “estaban (los organizadores) verdaderamente necesitados y no sabían si podían servirse de alguien para darle un realce a un acto en el que querían escenificar no se sabe qué”. “Como no sabían a quién recurrir”, agregó, “buscaron un obispo por su cuenta”. Me viene a la memoria aquella parábola evangélica relatada por San Juan, 10, que trata de ovejas perdidas y pastores diligentes. Confieso mi amnesia, pero creo que hablaba de unos pastores que se quedaban tranquilamente en casa desayunando o no sé qué, mientras sus ovejas se descarriaban. Al ver que un pastorcillo se afanaba en socorrerlas, los pastores oficiales empezaron a tirarle piedras, argumentando que él no era el titular del rebaño. O, ¿tal vez, no fue así como lo relató el evangelista? ¿Dijo también algo de dar la vida por sus ovejas? Pero es casualidad, ahora que lo pienso, que la catedral de Donostia se llame precisamente la Iglesia de El Buen Pastor.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902