Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Del conflicto al acuerdo

Tras la implantación del ‘puerta a puerta’ en numerosos municipios del territorio, los ayuntamientos han retomado la senda del diálogo y el pacto y apuestan de forma mayoritaria por la utilización de los contenedores.

Un reportaje de Iraitz Astarloa. Fotografía Gorka Estrada / Ruben Plaza - Lunes, 3 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Los contenedores han sustituido en Astigarraga, como en otros tantos sitios, a los cubos y colgadores del ‘puerta a puerta’.

Los contenedores han sustituido en Astigarraga, como en otros tantos sitios, a los cubos y colgadores del ‘puerta a puerta’.

Galería Noticia

Los contenedores han sustituido en Astigarraga, como en otros tantos sitios, a los cubos y colgadores del ‘puerta a puerta’.Operarios recogiendo los cubos del ‘puerta a puerta’ en la plaza Joseba Barandiaran de Astigarraga.

Solo cuatro años separan una imagen de la otra, un tiempo en el que la gestión de residuos ha pasado de la confrontación municipal al acuerdo. Esta peculiar postal se ha ido repitiendo comarca a comarca, en numerosos municipios del territorio, en los que han apostado por involucrar a la ciudadanía en la recogida selectiva de los residuos, abogando por sistemas que gozan de un importante respaldo social, así como del visto bueno de la mayor parte de fuerzas políticas. Tras la fiebre del puerta a puerta de la pasada legislatura, los contenedores han vuelto a tomar las calles en la mayor parte de los municipios, contribuyendo a que en 2016 Gipuzkoa registrara una tasa de reciclaje del 50,2% (un punto por encima que en 2015), situándose a la cabeza de la recogida selectiva en Euskadi. Esta es la radiografía de la gestión de residuos actual en Gipuzkoa comarca por comarca.

BIDASOA.Sin cambios

Apuesta por el quinto contenedor

La comarca del Bidasoa fue la única en la que el puerta a puerta no tuvo incursión la pasada legislatura. Tanto en Irun como en Hondarribia los gobiernos municipales, a manos del PSE y PNV respectivamente, apostaron por implantar el quinto contenedor para aumentar la tasa de reciclaje de la comarca, que se sitúa en un 42,27%.

Aunque la incursión del quinto contenedor nació con vocación voluntaria, ambos ayuntamientos han ido introduciendo mejoras, de tal forma que, desde el pasado mes de enero, el uso de este sistema está siendo controlado a fin de beneficiar fiscalmente a aquellos ciudadanos que hacen un uso efectivo del mismo.

Pero, ¿cómo controla la mancomunidad el uso que se hace de este sistema? Según han venido explicando desde Servicios de Txingudi, se ha procedido a cambiar la apertura del contenedor mediante llave metálica por una apertura mediante tarjeta magnética. De esta forma, la mancomunidad puede distinguir a aquellas personas que hacen un uso efectivo del contenedor marrón y a los que no, considerando como efectivo cuando los vecinos hacen uso de los contenedores marrones al menos tres veces al mes, en días no consecutivos y durante un mínimo de nueve meses al año.

OARSOALDEA.Pasaia y Lezo

Primera decisión y proyecto piloto

En Oarsoaldea, el puerta a puertallevó al conflicto a los municipios de Pasaia y Lezo. En Pasaia, la implantación del controvertido sistema fue paulatino, siendo la contestación de los vecinos distinta en función de los distritos. Por ejemplo, mientras en Donibane la decisión fue acogida con más o menos beneplácito, en Trintxerpe las manifestaciones en contra de este sistema se repitieron semana tras semana durante casi un año.

Así, con la llegada del PSE al Ayuntamiento, la alcaldesa, Izaskun Gómez, anunció la vuelta al sistema de contenedores apenas cuatro meses después del vuelco electoral. “Seremos extremadamente exigentes con el reciclaje”. “Los vecinos no querían el puerta a puerta, pero tienen que comprometerse a reciclar con el sistema de contenedores. No creo en la imposición, sino en la responsabilidad y sensibilidad de cada ciudadano”, señaló entonces la alcaldesa.

La retirada del puerta a puertafue también caballo de batalla en Lezo, donde el PNV se hizo con la Alcaldía arrebatando a la izquierda abertzale uno de sus feudos tradicionales. Sin embargo, aquí la transición de sistemas ha sido más pausada.

De hecho, la gestión de los residuos llevó a la dimisión en marzo del pasado año del alcalde, Kepa Garbizu, por desavenencias con su partido. Un mes antes, PNV y PSE llegaronan a un acuerdo para implantar un sistema mixto en el que se recuperaban los contenedores para el vidrio, el papel y el plástico, mientras la materia orgánica y la fracción resto continuarían recogiéndose mediante el sistema de los colgadores.

Esta decisión no sentó bien en el seno del Gipuzko Buru Batzar (GBB), lo que llevó a Garbizu a presentar su dimisión, siendo sustituido por el también jeltzale Jesus Mari Martiarena.

Actualmente, Lezo ha implantado el quinto contenedor en el barrio de Altamira y el Gobierno municipal se ha comprometido a extenderlo a todo el municipio, si bien no se han dado fechas concretas. También se anunció una consulta todavía sin fecha.

BURUNTZALDEA.Astigarraga

Contenedor con llave acordado por todos

En Buruntzaldea, el único municipio que ha cambiado de sistema es Astigarraga, pasando del puerta a puertaal quinto contenedor con llave, fruto de un acuerdo municipal. El PNV, con el apoyo del PSE y el voto en contra de EH Bildu, consiguió en noviembre dar luz verde a la recuperación de los contenedores, cuya instalación tuvo lugar de forma paulatina.

Los primeros en reimplantarse fueron los de papel y cartón y envases ligeros, en diciembre, mientras que en febrero llegó el turno de los marrones. El Ayuntamiento envió a todos los hogares del municipio una tarjeta con el chip para su apertura así como un folleto explicativo. Los contenedores de la materia orgánica pueden abrirse, utilizando la mencionada tarjeta, todos los días de la semana y tantas veces como se desea. La tasa de reciclaje en la Mancomunidad de San Markos asciende al 46,27%.

TOLOSALDEA.Villabona e Ibarra

De las consultas al acuerdo

Con una tasa de reciclaje del 63,37%, Tolosaldea ha pasado de las consultas populares organizadas por plataformas ciudadanas a amplios acuerdos municipales en favor de la recogida selectiva de la materia orgánica a través del contenedor.

Este es el caso de municipios como Villabona o Irura, donde los respectivos gobiernos locales han acordado con la oposición retornar los contenedores, si bien con una exigencia de mantener las tasas de reciclaje por encima del 70%.

En Zizurkil el acuerdo se ha llevado a cabo entre EH Bildu, en el Gobierno, y PSE, en la oposición, que han decidido mantener el puerta a puertapara la materia orgánica y la fracción resto, mientras que para el papel, el cartón y los envases ligeros se retoman los contenedores. El PNV quedó al margen de este acuerdo.

Por su parte, en Irura, el Gobierno municipal, en manos de los jeltzales, decidió implantar unilateralmente el quinto contenedor. También se volverá a este sistema en Ibarra.

SASIETAAcuerdos y consultas

Desinflando el ‘puerta a puerta’

La mancomunidad donde mayor desarrollo tuvo el puerta a puerta fue Sasieta, que alberga a los municipios de Goierri y Urola Garaia. Lazko, Legorreta, Ordizia, Ormaiztegi, Itsasondo, Segura y Zaldibia implantaron el sistema que también se utiliza para la fracción resto en Ataun y Arama, mientras que Legazpi implantó una suerte de puerta a puertavoluntario.

Sin embargo, ya desde la pasada legislatura la gestión municipal de residuos ha dado un viraje, con una apuesta mayoritaria por el sistema de los contenedores.

Legorreta y Ordizia lo han hecho tras someter la decisión a una consulta popular, lo mismo que Legazpi, que consiguió así acabar con el puerta a puertavoluntario.

Por su parte, Lazkao cambió de sistema después de que el Gobierno municipal cambiara de manos (ahora gobierna el PNV). En Ormaiztegi, ya la pasada legislatura se acordó regresar a los contenedores aunque se mantiene un cubo gris para la fracción resto que se saca los lunes.

Actualmente, la tasa de reciclaje de la mancomunidad se sitúa en torno al 60,01%.

UROLA KOSTA.Espejismo de 'puerta a puerta'

Quinto contenedor desde el principio

Tampoco en Urola Kosta cuajó la propuesta del puerta a puerta.Aunque a comienzos de la pasada legislatura ayuntamientos como el de Zarautz, a manos de EH Bildu, coquetearon con esta idea, finalmente ninguno de los gobiernos municipales optó por este sistema, adoptando el quinto contenedor como método preferencial para la recogida selectiva de los residuos, que en 2016 arrojó unas cifras del 44,67%.

UROLA ERDIA.Azkoitia

Modelo mixto sustituido por contenedores

En Urola Erdia el único municipio que coqueteó con el puerta a puertafue Azkoitia, quien lo implantó para la recogida de la fracción resto, aunque este sistema no se alargó demasiado en el tiempo. Desde finales de 2015, la ciudadanía tenía a su disposición contenedores grises para deshacerse de la fracción resto.

No obstante, los vestigios del puerta a puertase mantuvieron hasta el pasado mes de febrero, cuando los operarios municipales procedieron a la eliminación de los colgadores que todavía perduraban en el entramado urbano.

En Urola Erdia, la tasa de reciclaje registrada en 2016 fue del 51,77%, según los datos ofrecidos recientemente por el Departamento foral de Medio Ambiente.

DEBABARRENA. Sin cambios

Territorio inexplorado para el ‘puerta a puerta’

Al igual que en Txingudi, el puerta a puertano ha llegado a la mancomunidad de Debabarrena, que el pasado año arrojó unos datos de recogida selectiva que se sitúan en el 40,61%, la más baja del territorio, aunque mejora 2,4 puntos con respecto al año anterior.

A finales de noviembre tanto Deba como Mutriku instalaron contenedores marrones para la recogida del biorresiduo, sumándose a la recogida de materia orgánica con el quinto contenedor, ya implantada con carácter general en el resto de la mancomunidad.

DEBAGOIENA. Apuesta por el contenedor marrón

Acuerdo por las consultas

Donde más consultas municipales se han planteado para la implantación de un sistema selectivo de recogida de residuos ha sido en Debagoiena.

Bergara, Aretxabaleta, Eskoriatza y Elgeta han consultado a sus ciudadanos qué sistema prefieren para recoger la basura y en todos ha salido victorioso el quinto contenedor (en Elgeta, el referéndum se celebró la pasada legislatura).

Actualmente, solo en Antzuola y Oñati, ambos gobernados por EH Bildu, se mantiene el puerta a puertay la mancomunidad arroja actualmente una tasa de reciclaje del 79,64%.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902