Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Quosque tandem...!

Las biociencias, un sector emergente con futuro

Por Carlos Etxeberri - Domingo, 2 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:12h

Galería Noticia

los cuatro años de Gobierno foral de EH Bildu han dejado un lastre importante en el desarrollo económico futuro del territorio hasta el punto de dejar en barbecho iniciativas que se habían puesto en marcha para abordar nuevos sectores de actividad todavía incipientes, pero con unas grandes posibilidades de implantación en el porvenir a partir del conocimiento y de la experiencia de nuestros centros de investigación y nuestro tejido productivo.

Es verdad que a EH Bildu le tocó gobernar en plena crisis, pero también hay que reconocer que es en esos momentos cuando más se debe actuar con previsión de futuro buscando nuevas oportunidades de desarrollo que, consolidando lo ya existente, pongan en el horizonte escenarios de diversificación industrial para acometer con cierto optimismo la salida de la crisis.

Los prejuicios ideológicos y el desconocimiento en general del mundo de las empresas que demostró EH Bildu durante esa legislatura quedó evidenciada en una falta de empatía hacía el tejido productivo, precisamente, en los peores momentos de la crisis, hasta el punto de que dejó a título de inventario un instrumento como es Biozientziak Gipuzkoa Fundazioa que fue creada en el año 2011 por la propia Diputación Foral de Gipuzkoa y Kutxa.

Cinco años después con la llegada del actual gobierno foral presidido por Markel Olano se ha puesto en marcha el plan de reactivación económica donde se ha dado impulso a una serie de sectores tractores, entre los que se encuentra el de las biociencias y de la salud. En ese plan que está impulsando el departamento de Promoción Económica, de la que es titular la diputada Ainhoa Aizpuru, también figuran otros sectores como la fabricación avanzada y la ciberseguridad, para lo que se pondrá en marcha a finales de año un centro de excelencia;la electromovilidad, en la que concuerdan centros tecnológicos con universitarios y empresas;y el agroalimentario.

En 2016 el equipo liderado por Ainhoa Aizpuru ha rescatado de su letargo a Biozientziak Gipuzkoa Fundazioa con la renovación de su patronato y la redefinición de los estatutos con el fin de desarrollar el ámbito de las biociencias en el territorio apoyando la financiación de proyectos excelentes y el desarrollo de actividades de divulgación y sensibilización en este campo. Para ello va a fomentar la excelencia en la investigación, la generación de un nuevo conocimiento, la transferencia tecnológica, la innovación y el desarrollo de proyectos empresariales a través de la financiación mediante créditos participativos, con el fin de prepararlos para su captación futura por parte de la inversión privada.

La nueva andadura de Biozientziak Gipuzkoa Fundazioa, en donde participan con el 51% la Diputación Foral de Gipuzkoa y con el 49% Kutxa, no solo parte de la oportunidad que presenta el sector de las biociencias y la salud, sino de la existencia de una tecnología y un conocimiento que existe en el territorio, debido a la presencia de un ecosistema en el que conviven importantes centros de investigación y tecnológicos y un tejido de empresas manufactureras vinculadas con el mundo de la precisión que pueden dar lugar a nuevas compañías productoras de dispositivos médicos con el objetivo de mejorar la calidad de vida de las personas. Gipuzkoa está muy bien posicionada en lo que se refiere a la esperanza de vida de las personas, pero sin embargo, muestra cierta fragilidad en lo relacionado con ciertos niveles de autonomía y calidad de vida en los últimos años vitales de las personas. En este sentido, el centro de Pasaia de investigación sobre la atención a las personas mayores y dependientes puede ser un elemento de conexión importante para su desarrollo.

Las experiencias de Createch Medical, que es resultado de una aplicación de la tecnología aeronáutica desarrollada por la Corporación Egile de Mendaro a la salud y que acaba de ser galardonada con el premio Empresa Pyme Industrial de la Cámara de Gipuzkoa, o Reiner Medical de Deba, son ejemplos claros de las oportunidades de creación de empresas y, por lo tanto, de generación de empleo, que presenta en Gipuzkoa en el sector de las biociencias y salud a través de esa conjunción de investigación y tejido manufacturero.

El arranque de Biozientziak Gipuzkoa Fundazioak se concretó en 2016 en la concesión de un crédito participativo por un importe de 500.000 euros a la empresa Patia Europe, una startup tecnológica que desarrolla herramientas para la prevención de la diabetes. Para este año el presupuesto se ha ampliado al millón de euros y se espera que alrededor de seis y ocho empresas presenten sus proyectos para ser financiados por esta institución. El objetivo es ayudar a los emprendedores financieramente para seguir con su negocio y acompañarles hasta alcanzar el momento de madurez.

Se espera que en un plazo de tres años alrededor de unas 30 empresas puedan salir de esta herramienta de impulso de las biociencias y de la salud, aunque se quiere que el tamaño sea importante a la hora de tener músculo para poder afrontar con garantías un mayor desarrollo de I+D, especialización e internacionalización con lo que el desarrollo de 15 compañías con una plantilla de 80 personas cada una sería un excelente balance.

Esta iniciativa económica no sería posible sin la gran experiencia de BIC Gipuzkoa, que va a ser el órgano operativo a través de su bioincubadora, donde se ubicarán las nuevas empresas y donde se va a monitorizar su desarrollo con el fin de situar el proyecto en un estado de madurez para que, al cabo de los dos años, pueda iniciar su actividad por sí mismo y ser atractivo para futuros inversores privados. A lo largo de su historia BIC Gipuzkoa ha impulsado cerca de 60 proyectos de empresas del sector biosanitario.

La selección de las nuevas empresas va a ser rigurosa, ya que pasarán por un comité de expertos de reconocido prestigio en el mundo de las biociencias que analizará la base tecnológica, el producto a desarrollar, la capacidad de ejecución, el equipo de trabajo y el beneficio social, con el fin elaborar un informe de viabilidad técnica del proyecto. Si el proyecto es susceptible de desarrollo, otro comité, en esta ocasión de inversión, evaluará el aspecto económico y financiero y propondrá al patronato la entrada en la operación para que adopte la decisión final. En el caso de los proyectos que no pasen por la criba los expertos harán un informe con destino a los promotores donde se identificarán las áreas de mejora.

Si las biociencias y la salud es un sector emergente y de futuro, hay otros maduros como el bancario que están siendo objeto de grandes cambios en el desarrollo de su negocio y donde las entidades financieras se están preparando para afrontar un escenario en el que actuarán otros factores como las nuevas tecnologías de la información que modificarán la forma de llevar a cabo la actividad creando nuevos canales de distribución. El mantenimiento de tipos de interés bajos por la estrategia del BCE está provocando un cambio de paradigma como consecuencia de un estrechamiento importante en los márgenes que obliga a las entidades a buscar otras líneas de actividad para garantizar la rentabilidad del negocio.

Este es el panorama al que se enfrenta el nuevo consejero delegado de Bankoa-Crédit Agricole, Jesús Suárez, que esta semana ha relevado en el cargo a Kepa Egiguren, que abandona la máxima responsabilidad del banco por jubilación después de desarrollar toda su carrera profesional en la entidad, desde su creación hace 42 años. Egiguren deja Bankoa-Crédit Agricole en un momento dulce gracias a una gestión marcada por la prudencia que hizo que la cuenta de resultados siguiera dando beneficios incluso en los peores años de la crisis y consolidar el capital. No en vano la agencia de calificación de riesgos Moody’s elevó a mediados del año pasado la calificación de la entidad a Baa2/P-2 y con perspectiva estable debido a la “continua mejora de la capacidad de absorción de riesgos y la sólida calidad de sus activos”, que son de mayor calidad que la media del sector bancario español.

En esta gestión hay que destacar también cómo dos fondos de inversión perfilados de Bankoa se han situado entre los mejores del Estado por rentabilidad y ajuste de las volatilidades en el año 2016, según la revista Fundspeople. En concreto, el CA Selección Estrategia 20 F1, que ha alcanzado una rentabilidad del 3,17%, se ha colocado en el segundo lugar en la categoría de riesgo cuatro de la CNMV por detrás del Santander, superando a Bankia, Popular y Allianz. Mientras que en los niveles de riesgo entre cinco y seis, el fondo CA Selección Estrategia 50 de Bankoa se ha situado en el cuarto puesto con una rentabilidad del 3,04% siendo superado por Allianz, Popular y Gescooperativo y por delante de BBVA.

En esta nueva etapa, que se inicia con el nombramiento de Jesús Suárez, que es un hombre que desde hace 21 años ha trabajado en distintas áreas de Bankoa y que hace un año ocupó el cargo de adjunto al consejero delegado para llevar a cabo la transición que ha concluido ahora, hay que poner de relieve la gran apuesta que el accionista mayoritario de la entidad, Crédit Agricole, hace por el territorio, al seguir confiando el futuro del banco en la cantera y gente del país.

Una muestra palpable de esa voluntad de seguir manteniendo las señas de identidad de un banco que nació hace 42 años en Gipuzkoa.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902