Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Opinión

Puesta de largo de la nueva Elkargi

Por Pío Aguirre - Domingo, 2 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:12h

Pío Aguirre

Galería Noticia

Pío Aguirre

El próximo miércoles, 5 de abril, tendrá lugar la puesta de largo de la nueva Elkargi, que ese día celebrará su Junta General de Socios, con el posterior y ya tradicional Encuentro Empresarial, y con ella la ceremonia de presentación en sociedad de la nueva entidad surgida de la fusión con Oinarri, la otra Sociedad de Garantía Recíproca (SGR) del País Vasco. Serán testigos de este acontecimiento los cerca de 1.200 empresarios, directivos, profesionales de las finanzas y responsables institucionales que llenarán el Auditorio del Palacio Kursaal de Donostia-San Sebastián.

Este evento, así como el propio nacimiento y puesta en marcha de la nueva Elkargi, se produce en unos momentos de cambio, complejos e inciertos. Tiempos convulsos e impredecibles, pero también ilusionantes. Porque nuestra entidad es fruto de la esperanza por lo que ha de venir, de la valentía para afrontar nuevos retos, del compromiso y altura de miras de quienes siempre han creído en ella, de una enorme responsabilidad y de una inquebrantable vocación de servicio. ¿Se puede pedir más?

No me cabe duda de que esta fusión beneficia a todos. A las dos entidades que la han protagonizado, a sus equipos humanos, ahora unidos bajo una misma marca, y sin los cuales no hubiera sido posible. Al propio ecosistema económico y financiero vasco, al país, que dispone de una herramienta que le permite del desarrollo sostenible de su actividad económica. Y fundamentalmente a la financiación de las pymes, microempresas y autónomos, la razón de ser de Elkargi, el objeto de nuestros esfuerzos y el motivo último de esta fusión.

Vivimos en una nueva época en la que empieza a quedar atrás la dramática crisis económica y financiera que nos ha acompañado durante casi una década. Después de años de constante preocupación y zozobra, de concentrar los esfuerzos en sobrevivir de la mejor manera posible a un día a día tan amenazante como interminable, nuestras empresas vuelven a respirar. Por lo menos así lo indican las encuestas realizadas entre ese colectivo, y así lo podemos confirmar también desde Elkargi tras analizar la evolución de nuestra actividad avalista, sobre todo aquella que tiene que ver con los proyectos de inversión.

Constatado este hecho, sin duda tremendamente esperanzador, pensamos que ya es hora de pasar página. La crisis nos ha ocupado y angustiado por demasiado tiempo, y ha llegado el momento de centrar las ilusiones, energías y conocimientos en el impulso de nuestra actividad empresarial, en la potenciación de nuevas inversiones productivas y en la creación de nuevos proyectos, que sean competitivos, innovadores, tecnológicamente avanzados e internacionalizables.

Y todo ello sin olvidar el fenómeno de la digitalización, con lo que éste supone de necesidad de repensar la actividad empresarial. Ante las empresas se abren ahora dos caminos, que pueden ser complementarios: la digitalización de los procesos productivos, con su repercusión en la productividad, costes y tiempos;y la de la gestión empresarial, lo que supone una transformación integral de la compañía, con profundos cambios en el mercado y la organización. Ese es un camino que no tiene vuelta atrás, y que inexorablemente conduce a un futuro que ya está aquí.

La crisis nos ha ocupado y angustiado por demasiado tiempo, y ha llegado el momento de centrar las ilusiones, energías y conocimientos en el impulso de nuestra actividad empresarial

Pero retomar las sendas que llevan a ese nuevo tiempo, exige también mirar atrás, al pasado, para evitar repetir los errores cometidos. La ambición suele ser más fuerte que la memoria, y eso hace que volvamos a correr los mismos riesgos, que no son otros que anteponer el corto al largo plazo, la especulación a la sostenibilidad y la emoción a la razón. Tenemos que poner en práctica lo aprendido y cuidarnos de aquellos falsos ídolos que tanto daño provocaron en tiempos recientes.

Por eso resulta imprescindible abordar cuanto antes los retos que conducirán al surgimiento de nuevas oportunidades y a la transformación de nuestras empresas. Junto a ello, es preciso profundizar en la cooperación público-privada que haga posible esa sostenibilidad que el país necesita para afrontar con garantías de éxito el futuro.

En ese nuevo escenario, Elkargi se posiciona también como una herramienta de sostenibilidad. Y es que el adecuado acceso a la financiación, en buenas condiciones, contribuye como ningún otro factor a poner las bases de un crecimiento sólido y duradero de nuestro tejido empresarial. Ese es un elemento que condiciona el desarrollo futuro de las empresas, y que por lo tanto habrá de ser valorado como un componente estratégico, tanto en las políticas industriales como en los planes individuales de cada empresa.

Es en ese contexto en el que Elkargi contribuye a la sostenibilidad económico-financiera. Y lo hace al convertirse, por una parte, en una herramienta única en la que convergen todos los programas que tienen como misión apoyar a las empresas, y al reforzar y garantizar, por otra, el largo plazo en la financiación, y todos aquellos escenarios que en él puedan tener cabida.

No podemos olvidar que Elkargi contribuyó de manera activa a que las empresas vascas salieran de la crisis, al canalizar hacía el entramado empresarial recursos financieros procedentes tanto del Gobierno Vasco (programa de financiación del circulante) como de otras entidades estatales y europeas (CERSA, FEI…), lo que en la práctica supuso un bombeo de liquidez que a la postre resultó vital para la supervivencia de muchas empresas.

Y ahora, superada aquella situación, Elkargi quiere también estar presente en el desarrollo a futuro de nuestras empresas. Y lo quiere hacer a través de la financiación sostenible, tanto de la actividad ordinaria de las pymes, microempresas y autónomos, como de sus procesos de ampliación y de nuevas inversiones productivas. Garantizando que puedan acceder a la financiación más ventajosa posible y con una vocación de estabilidad, de largo plazo, de tal manera que se logre una posición de equilibrio financiero, que haga que tanto las empresas como el conjunto del país sean más competitivos. Elkargi debe estar presente en la financiación de las pymes y de los autónomos.

Esa estabilidad se extiende también a las entidades crediticias, a quienes se garantiza los riesgos e ingresos que les generan los préstamos y créditos concedidos a empresas socias de Elkargi. Junto a esas aportaciones, hay que destacar asimismo el efecto multiplicador y el aumento de la eficiencia que se produce en la gestión de los programas financieros puestos en marcha por las diferentes administraciones y organismos públicos. Por eso, no me duelen prendas si afirmo que cuidar de Elkargi, aprovechar toda su potencia, es hacerlo también de nuestro entorno económico y financiero, de nuestras empresas, empresarios y entidades financieras.

El presente no tiene sentido sin el pasado que lo crea y sin el futuro que lo albergará. Y sólo las personas son capaces de unir esos tres tiempos. Las mismas que dan vida a los proyectos. En Elkargi son muchas las personas que durante años dejaron sus huellas en esta nueva realidad en la que se ha convertido nuestra sociedad. Sin ellas, el resultado no habría sido el mismo.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902