Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

La mujer acusada de arrojar a su bebé a la basura es una joven nicaragüense de 28 años

Ingresó ayer en prisión tras declarar ante el juez, acusada de un delito de tentativa de homicidio y abandono de menor

Jorge Napal Ruben Plaza - Sábado, 1 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:12h

Imagen del contenedor de basura, en la Parte Vieja de Donostia, donde fue arrojado la bebé.

Imagen del contenedor de basura, en la Parte Vieja de Donostia, donde fue arrojado la bebé.

Galería Noticia

Imagen del contenedor de basura, en la Parte Vieja de Donostia, donde fue arrojado la bebé.

donostia- Nada se sabía hasta ahora del perfil de la mujer que abandonó a su bebé en un contenedor de basura en Donostia. Los ertzainas al frente del caso, pertenecientes a la Unidad de Investigación Criminal, seguían el rastro de una persona con rasgos latinoamericanos. Cuatro meses después de los hechos, se ha practicado la primera detención. Se trata de una joven de 28 años y de nacionalidad nicaragüense que podría ser acusada de un delito de tentativa de homicidio y de abandono de menor.

La mujer fue arrestada el jueves por la tarde y permaneció en dependencias policiales hasta que a última hora de ayer prestó declaración ante del juez, quien ordenó su ingreso en la prisión de Martutene.

La investigación continúa abierta para determinar si contó con la colaboración de terceras personas. En este sentido, miembros del grupo de Investigación Criminal de la Ertzaintza registraron un piso de la calle Narrika (cercana al lugar en el que la pequeña fue arrojada al contenedor), en el que vivía la acusada, en busca de más pruebas.

Los hechos ocurrieron en la Parte Vieja de Donostia el pasado 22 de noviembre, cuando agentes de la Policía autonómica rescataron con vida a una niña recién nacida que había sido abandonada de madrugada en un contenedor de la plaza Zuloaga.

Los agentes desplegaron un dispositivo por la Parte Vieja y el Centro en busca de posibles sospechosos, pero las pesquisas no dieron resultados. La investigación se mantenía abierta desde entonces. Han transcurrido algo más de cuatro meses y hasta ahora no había trascendido ninguna detención relacionada con el abandono de la pequeña, a quien los servicios forales llamaron Ane.

La bebé se encuentra en buen estado de salud, según informó ayer la Diputación Foral de Gipuzkoa.

Ane ya ha cumplido cuatro meses, se encuentra en buen estado de salud y una familia le adoptará de manera definitiva

Desde su salida del Hospital Donostia, donde fue derivada en un primer instante para ser sometida a un exhaustivo chequeo médico, la pequeña había permanecido en el seno de una familia de acogida de urgencia. Actualmente, la menor se encuentra con la que será su familia de adopción definitiva. La normativa relativa a la protección infantil establece que en este tipo de actuaciones deben primar las medidas estables frente a las temporales, con el fin de favorecer el vínculo que todo niño precisa con sus cuidadores en los primeros años de vida.

Según comunicó ayer el ente foral, que ejerce la tutela, “Ane disfruta en la actualidad del calor de una familia que le ofrece todos los cuidados necesarios”. En ese sentido, se están realizando las gestiones necesarias para presentar cuando se estime oportuno ante el juzgado competente la propuesta para que sea adoptada con carácter definitivo.

imagen borrosaEntretanto, la investigación sigue su curso tras el arresto de la mujer que presuntamente abandonó a su bebé. Se tenía de ella una imagen borrosa recogida por las cámaras de seguridad de la Sociedad Fotográfica de Gipuzkoa, que le grabaron el pasado 22 de noviembre a las 1.30 horas cuando arrojaba a la cría al contenedor.

La Ertzaintza rescató con vida a la recién nacida casi dos horas después, tras la voz de alerta de dos jóvenes que paseaban por la zona y escucharon ruidos extraños. Según relataron, lo que “parecía un gato” acabó siendo una enorme sorpresa, poco después de abrir la tapa del contenedor y observar un brazo.

Fue al extraer una de las bolsas cuando comprobaron que en el interior había un bebé. La niña conservaba el cordón umbilical en el momento en el que fue hallada. Agentes de paisano acudieron al lugar y trasladaron al bebé al Hospital Donostia. Los equipos médicos del centro sanitario le practicaron un “chequeo continuo” y fue ingresada en la planta de neonatos del pabellón materno-infantil.

Dos días después la pequeña fue dada de alta y pasó a ser atendida por una familia de acogida de urgencia. Desde entonces la Ertzaintza buscaba a su madre biológica.

La Diputación Foral de Gipuzkoa, que ejerce la tutela de la menor, se mantiene a la espera de las medidas judiciales que puedan adoptarse en el curso de la investigación.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902