Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

‘Lifting’ para el retablo

De finales del XVII, estará restaurado para junio dentro de la obra de la sala cultural que Bergara estrenará en otoño

Reportaje y fotografía de Anabel Dominguez - Viernes, 31 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 11:48h

Lete y Agirre junto a Ibarguengoitia y Garitaonandia, ayer, en la visita al retablo de la iglesia del Seminario.

Lete y Agirre junto a Ibarguengoitia y Garitaonandia, ayer, en la visita al retablo de la iglesia del Seminario.

Galería Noticia

Lete y Agirre junto a Ibarguengoitia y Garitaonandia, ayer, en la visita al retablo de la iglesia del Seminario.

El retablo mayor de la iglesia del Real Seminario de Bergara pasa estos días por el quirófano para recobrar todo su esplendor. El lifting al que somete la pieza de 1690-1695 (se ejecutó en diferentes fases), que firman los arquitectos Mateo de Azpiazu, Rafael de Larralde y Jacobo de Jáuregui, se enmarca dentro de las obras que transforman el viejo templo de los Jesuítas en una sala cultural multiusos.

De la limpieza y restauración del retablo se encarga la empresa Artelis Restauración del municipio vizcaíno de Galdakao, que esta semana se ha puesto el mono de faena para acometer una actuación que estará concluida de cara “a primeros de junio”. Dos meses de labores que permitirán que el retablo recupere “su aspecto original”, manifestó ayer la alcaldesa, Elena Lete, que también recalcó las particularidades de la obra, entre las que citó la imagen de San Ignacio de Loiola tallada por Gregorio Fernández en 1614. “Con esta intervención pondremos en valor el retablo”, aseguró.

El proyecto que capitanean Naiara Ibarguengoitia e Idoia Garitaonandia no se verá interferido por los trabajos de mayor peso que ponen a punto la sala polivalente, de manera que en los dos próximos meses solo se afrontarán aquellas actuaciones que no dificulten la restauración. Una vez superada esta fase, llegará la hora de adecuar las instalaciones de sonido e iluminación escénica. “La obra civil está prácticamente terminada”, informó Lete, que estuvo acompañada por la edil de Cultura, Maite Agirre.

Aunque no se aventuraron a dar una fecha –los responsables municipales tienen la mirada puesta en los sanmartines–, sí que hablaron de “otoño” para el estreno de este nuevo espacio escénico que tendrá un aforo para en torno a 260 espectadores sentados, y hasta un máximo de 500 de pie.

La construcción del equipamiento va a traer consigo un desembolso cercano a los 2,3 millones de euros, de los que alrededor de 1,1 millón de euros corresponden a la rehabilitación de la iglesia, a cargo de la empresa Amenabar, bajo criterios de protección de los elementos patrimoniales, entre los que se incluye el retablo. El resto del montante se inyectará en equipar las instalaciones.

Así, la intervención que dirigen Ibarguengoitia y Garitaonandia tendrá que resolver uno de los mayores problemas del estado de conservación del retablo como es la presencia de microorganismos debido a la humedad. Aunque en la obra de finales del XVII se han detectado, a su vez, otras patologías: la podredumbre de ciertas zonas de la madera, el ataque de insectos xilófagos, la acumulación de escombros, suciedad y polvo, las modificaciones en ménsulas de calles laterales y la eliminación del sagrario expositor, las roturas de piezas, desprendimientos de elementos, además de fisuras y grietas, y lagunas de soporte en la arquitectura y escultura. Tras su cura de rejuvenecimiento el retablo lucirá hermoso a la vista de los espectadores y visitantes que atraviesan la puerta del antiguo templo.

HUESOS DE NIÑO La primera edil se refirió, igualmente, a otros elementos patrimoniales que se han conservado e, incluso, restaurado. Es el caso de la tumba del caballero Andrés de Madariaga (se protegerá con un cristal), la vidriera que viste la puerta lateral del edificio, las dos pilas de agua bendita de la entrada y las bóvedas. Por si esto fuera poco, en el transcurso de las obras, la propia singularidad del recinto –hay enterramientos en el subsuelo de la iglesia– ha deparado alguna que otra sorpresa. Según detalló la alcaldesa, junto al altar han aparecido huesos presuntamente de un niño, que han sido enviados a la Sociedad de Ciencias Aranzadi para que los analice.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902