Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Festival de Cine y Derechos Humanos

“Sale muy barato torturar”

Manane Rodríguez se adentra en el horror de la dictadura uruguaya con la película ‘Migas de pan’

Juan G. Andrés Javi Colmenero - Viernes, 31 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:13h

Manane Rodríguez, directora de ‘Migas de pan’, acompañada del actor guipuzcoano Patxi Bisquert, que interpreta un pequeño papel en la película.

Manane Rodríguez, directora de ‘Migas de pan’, acompañada del actor guipuzcoano Patxi Bisquert, que interpreta un pequeño papel en la película.

Galería Noticia

Manane Rodríguez, directora de ‘Migas de pan’, acompañada del actor guipuzcoano Patxi Bisquert, que interpreta un pequeño papel en la película.

Donostia- La décimo quinta edición del Festival de Cine y Derechos Humanos comienza hoy con la proyección de Clash/Eshtebak(2016), un largometraje de Mohamed Diab que transcurre en un furgón policial donde, dos años después de la revolución egipcia, viajan arrestados varios manifestantes de creencias políticas y religiosas diferentes. Antes se proyectará Noces/A Wedding, en la que Stephan Streker narra la historia de Zahira, una joven de 18 años que vive en Bélgica y a la que piden que, siguiendo la tradición paquistaní, elija a un marido entre los candidatos que le plantean.

La última sesión de la jornada se celebrará también en el Victoria Eugenia, donde podrá verse Migas de pan, de Manane Rodríguez. La cinta, que concursó en los festivales de Montreal y Gijón, ya fue estrenada comercialmente en el Estado, aunque no encontró un hueco en las salas de la capital guipuzcoana. Por eso, el director del certamen donostiarra, Josemi Beltrán, consideró “más que justificada” la presencia del filme en la ciudad, máxime porque trata una cuestión, la dictadura uruguaya, poco abordada por el cine si se compara con los regímenes totalitarios que padecieron otros países latinoamericanos. Así, citó obras como Estado de sitio(1973), en la que Costa-Gavras abordó la represión previa al golpe militar, y Paisito(2008), de Ana Díez, que en su día también fue seleccionada por el Festival de Derechos Humanos.

Sin embargo, según apuntó Rodríguez, “en 30 años ninguna película había abordado de pleno la dictadura” de su país, por lo que sintió la “necesidad” de contar la historia de Migas de pan, centrada en la represión que sufrieron las mujeres en forma de torturas y violaciones sistemáticas por parte de los militares. Para ello se sirvió del testimonio real de varias expresas, entre las que figuraban algunas amigas personales que en 2012 denunciaron el caso por primera vez. Todavía hoy siguen declarando y testificando en los juzgados sobre su tragedia en “causas lentísimas y que no llegan a ninguna parte”, como el caso que narra la película, que está guardado “en un cajón”.

Los testimonios de esos procesos judiciales son muy dramáticos y “fríos”, por lo que la ficción le pareció “otra manera” de narrar los hechos. Para ello creó el personaje de Liliana, interpretado con sumo talento por Cecilia Roth y Justina Bustos en la época actual y pasada, respectivamente. Rodado en Galicia y Montevideo, el filme no solo narra su calvario en un centro de detención ilegal y en una prisión en la que le fue retirada la custodia de su hijo;también revela que quienes la torturaron y violaron ostentan hoy en día puestos de responsabilidad en el ejército uruguayo.

El actor guipuzcoano Patxi Bisquert, que hace un pequeño papel en Migas de pan, subrayó que “los casos son similares” y “las historias se repiten” en Argentina, Uruguay, el País Vasco o Irlanda. “Sale muy barato torturar y a algunos les sirve para ascender”, declaró el actor, que confesó haber sufrido torturas en dos ocasiones, antes de recordar el reciente informe de la Fundación Euskal Memoria, que cifra en más de 5.000 los casos verificados de tortura registrados en Euskal Herria entre 1947 y 2014. “Por todos ellos habrán sido juzgadas una docena de personas más o menos, y después han sido automáticamente indultadas”, añadió Bisquert.

En lo referido a las escenas más violentas, la directora optó por “mostrar lo menos posible” dado que representar la brutalidad de la tortura en la ficción le parece casi “pornografía”. Por ello, la cámara se centra más en el “clima” que rodea a esa gran nave en la que “se respira el terror” a través de cada sonido, cada paso, cada grito... “Porque todas las personas que han pasado por esa situación coinciden en que el miedo más grande no es cuando te están torturando, sino cuando ya te han torturado y piensas que pueden volver para seguir torturándote”, aseguró Manane Rodríguez, que también ha reflejado el humor con el que intentaron sobrellevar su pena de cárcel: “Pese a lo que estaban viviendo, compartían conocimientos y se reían mucho. Era una forma de mantenerse vivas”.

CatarsisPara la autora de títulos como Los pasos perdidos(2001) o Un ajuste de cuentas(2005-2009), la película superó su “prueba de fuego” cuando se proyectó en Montevideo antes de su estreno en un pase exclusivo para las exreclusas que conocieron en sus carnes la tortura. “Fue una cosa catártica, al salir de la proyección se abrazaban y lloraban, dicen que les sirvió de alivio”, dijo la realizadora acerca de unas mujeres a quienes “no quitaron la alegría de vivir”. En los personajes de su película, muy coral, ha intentado captar esa “mirada” que tenían a los 18 y 20 años, cuando luchaban “por un mundo mejor”. “No fueron derrotadas y hoy siguen mirando con un cierto convencimiento de que lo vamos a conseguir”, recalcó.

En su opinión, gracias a Migas de pan parte del pueblo uruguayo tiene otro concepto de la historia y hay “una curiosidad social y una empatía” hacía ellas que antes no existía. “Solo eso justifica la película, es bueno hablar de las cosas y el cine tiene esa responsabilidad”, concluyó.

viernes día 31

‘Noces/A Wedding’. (Bélgica-Francia-Luxemburgo-Pakistán, 2016), de Stephan Streker (16.30). Zahira tiene 18 años, vive en Bélgica y está muy unida a su familia. Hasta que le piden que siguiendo la tradición paquistaní elija un marido.

‘Clash/Eshtebak’. (Egipto-Francia, 2016) de Mahmed Diab (19.30). El Cairo, verano de 2013. Se cumplen dos años de la revolución egipcia. Tras la destitución de Morsi, decenas de manifestantes son arrestados durante unos violentos disturbios.

‘Migas de pan’. (Uruguay-España, 2016) de Manane Rodríguez (22.30). Liliana Pereira regresa a su país. Allí tendrá que enfrentarse a un pasado que le supuso persecución, presidio y la pérdida de la custodia de su hijo.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902