Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Los jeltzales se dan cita con su historia

EL PNV conmemora con la reaparición de arzalluz las cuatro décadas de la histórica asamblea de iruñea

Un reportaje de M. Aizpuru - Lunes, 27 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Los cuatro históricos jeltzales recordaron la asamblea de 1977 en Iruñea, en la que fueron los ponentes principales.

Los cuatro históricos jeltzales recordaron la asamblea de 1977 en Iruñea, en la que fueron los ponentes principales. (Foto: P. Viñas)

Galería Noticia

Los cuatro históricos jeltzales recordaron la asamblea de 1977 en Iruñea, en la que fueron los ponentes principales.

La Asamblea Nacional anual que el PNV celebró ayer en el BEC tenía un componente especial: se cumplían 40 años de la trascendental Ba-tzar Nagusia de 1977 en Iruñea, la primera después de la dictadura, en la que los jeltzales salieron a la luz tras décadas de clandestinidad y construyeron sus postulados de cara a una democracia que daba sus primeros pasos. Así que, con motivo del aniversario, la formación reunió en Barakaldo a los cuatro principales ponentes de aquella cita: Xabier Arzalluz, Josu Bergara, Kepa Sodupe e Iñigo Agirre. Bajo el lema Lehen, orain eta beti, aberria, los cuatro históricos repasaron las claves del cónclave que marcó el rumbo del partido y lo preparó para su retorno a las instituciones.

Xabier Arzalluz, que fue recibido con la gente en pie en una de sus contadas apariciones públicas en los últimos años, comenzó recordando cómo el partido salía de la clandestinidad y tenía que adaptarse a los nuevos tiempos y a un escenario político vasco en el que predominaba la radicalidad. “El que no era marxista era maoísta, y mientras tanto ETA que acaparaba la actualidad y las nuevas fuerzas políticas que iban con aires de victoria y nos despreciaban”. Sin embargo, el expresidente del EBB destacó que la respuesta de la ciudadanía fue “tremenda” y que gracias a ello los jeltzales se impusieron en las primeras elecciones que se celebraron.

Por su parte, Josu Bergara, ex diputado general de Bizkaia, explicó que fueron tiempos duros en los que el partido tuvo que modernizarse a marchas forzadas. “Los estatutos eran del año 1933”. Bergara estuvo involucrado en todo el proceso previo que desembocó en la asamblea de Iruñea. “Fuimos elaborando grupos de personas e hicimos un montón de charlas y reuniones permanentes para ir redactando las ponencias”. El exdirigente del PNV destacó que la clave del éxito del congreso fue dar prioridad a la “organización” del partido.

El exdiputado en el Congreso, Kepa Sodupe, fue uno de los encargados de establecer los pilares políticos, sociales y económicos de la formación en 1977. “Decidimos que el partido tenía que tener dos objetivos: la liberación nacional y la liberación social. Queríamos crear una nueva sociedad basada en principios democráticos y también llevar la democracia a la economía”. Sodupe argumentó que el PNV apostaba por “un orden socializado” sin élites económicas “excesivas”, pero alejado del socialismo y optando por “potenciar la capacidad del propio individuo”.

El cuarto histórico que intervino en Barakaldo fue el exdiputado y exparlamentario Iñigo Agirre, que relató cómo trataron de transmitir a la juventud la conciencia del pueblo vasco y a potenciar el aprendizaje del euskera “desde el jardín de infancia”, a pesar de tener en contra “a todo el Estado y a todos los medios de comunicación”. Agirre recordó que todavía no existían ni la UPV ni ETB. “Entre otras cosas, tuvimos que luchar contra la idea de la televisión única que predominaba”, aseguró.

Uno de los debates calientes de aquella Batzar Nagusia de hace 40 años fue si se debía mantener o no el carácter confesional del PNV, que tras largas discusiones fue finalmente suprimido de los estatutos. Arzalluz, partidario de la aconfesionalidad, tuvo que bregar con el núcleo duro de veteranos para introducir la laicidad en la formación. “Yo tenía claro que había que eliminarlo, porque no quedaba en Europa ningún partido confesional”, rememoró ayer el antiguo burukide, que incluso criticó la personalidad “integrista” de Sabino Arana. “Era más confesional que la confesión. Sabino Arana y su gente eran integristas, y el integrista es un hombre peligroso”. Josu Bergara también recordó que la vieja guardia les acusaba de “comunistas infiltrados”.

Del cónclave de Iruñea salió un partido cohesionado y con postulados claros que irrumpió inesperadamente con mucha fuerza en las instituciones tras los primeros comicios de la Transición. “Éramos optimistas pero realistas. Los demás partidos nos tachaban de ilusos y de estar fuera de lugar, pero luego no pisaban la calle”, explicaba ayer Iñigo Agirre. Por su parte, Kepa Sodupe señalaba como clave del éxito la política económica que adoptó el PNV. “Fuimos partidarios de restringir la economía cuando hacía falta, de planificar al margen del propio mercado y, sobre todo, pusimos siempre el acento en encontrar soluciones viables”, expresó.

críticas a elaArzalluz puso fin al encuentro en el BEC y no desperdició la ocasión de afear la actitud de ELA por el enfrentamiento que mantiene con los jeltzales, que se ha recrudecido con las críticas del diputado general de Bizkaia, Unai Rementeria, tras la huelga de residencias. El expresidente del EBB acusó al sindicato de inmiscuirse en exceso en asuntos políticos: “Está claro que este fenómeno de Txiki Muñoz concibe ELA como una organización político-sindical”, lamentó. Por ello, defendió que el PNV reconsidere su relación y su posición ante la central nacionalista.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902