Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

De la tierra a la tierra

Los viveros municipales de Altza producen con los restos de podas y estiércol de caballo 1.000 metros cúbicos de compost, que sirven para abonar los árboles de los parques y jardines de Donostia

Un reportaje de Carolina Alonso. Fotografía Gorka Estrada - Domingo, 26 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Camino de Cristina Enea flanqueado de árboles abonados con el compost creado en los viveros municipales.

Galería Noticia

Camino de Cristina Enea flanqueado de árboles abonados con el compost creado en los viveros municipales.

Los árboles de los parques y jardines de Donostia están siendo abonados estos días con compost, una materia fabricada precisamente con los restos de las podas de los propios árboles y estiércol de caballo añadido. Los viveros municipales, ubicados en la zona de Lau Haizeta, en Altza, han producido recientemente unos 1.000 metros cúbicos de este abono orgánico, que luego vuelve a la tierra para enriquecer las raíces de los distintos ejemplares arbóreos que pueblan espacios como Cristina Enea. Para lograr un buen producto hacen falta entre ocho y diez semanas y voltear la materia cada quince días.

La fabricación de compost con las ramas cortadas o caídas de los arboles es una de las tareas que lleva a cabo el vivero municipal, en el que también adquieren tamaño las flores ornamentales compradas en fase de plantel (3-5 centímetros). El presupuesto municipal del área de Parques y Jardines incluye este año una inversión en los viveros de 60.000 euros para la recogida de los lixiviados, los líquidos residuales que produce la putrefacción de las materias orgánicas, como la madera y las hierbas, así como otra de 20.000 euros para crear un depósito de aguas.

Sin embargo, las inversiones más fuertes previstas este año corresponden a la poda extraordinaria de árboles en la calle José María Salaberria y adyacentes (100.000 euros), así como la primera fase de la regeneración del paseo de Bizkaia (150.000). Los 535.000 euros de inversiones en esta área municipal son solo una parte de los 6,7 millones de euros que gastará este año el Ayuntamiento en el cuidado de los parques y jardines, una cifra que supone un gasto anual de 36 euros por personas.

El gasto más fuerte del departamento corresponde a los 4,7 millones de euros que gasta el Consistorio en la contratación de las empresas que llevan a cabo la limpieza y el mantenimiento de las zonas verdes y en las que trabajan unas 90 personas. No en vano, la superficie de parques y zonas naturales que tiene que mantener el Ayuntamiento de Donostia asciende a 2,7 millones de metros cuadrados.

En la actualidad, además de cuidar los ejemplares existentes, el Ayuntamiento estudia las especies más adecuadas para la ciudad así como la mejor forma de plantarlas para evitar los problemas surgidos en determinados lugares.

La capital guipuzcoana gastará este año 36 euros por habitante en el cuidado y la atención a las zonas verdes

problemas con los árbolesEl concejal responsable del área, Alfonso Gurpegui, explica que las plantaciones que se llevaron a cabo hace varias décadas han dado unos resultados estéticos adecuados aunque, en ocasiones, también han producido problemas que hay que solventar. “En algunos lugares, los árboles se plantaron muy cerca unos de otros y ahora, una vez crecidos, las raíces se molestan y salen de las aceras”, señala el corporativo, que recuerda que el problema existe en distintas calles. Se puede apreciar fácilmente, por ejemplo, en el paseo del Doctor Marañón, con ejemplares de Pterocarya fraxinifolia;con los plátanos del parking del paseo de Mons en Intxaurrondo;con los pinos piñoneros de la calzada de Pío Baroja en El Antiguo, y con el tulípero (liriodendron tulipifera) en el paseo de Zorroaga en Amara.

Asimismo, Gurpegui añade que, en no pocas zonas de la ciudad, las raíces molestan las conducciones de servicios, como las de electricidad o telefonía. Algunas especies, además, presentan un crecimiento rápido, que hacen necesarios especiales cuidados. Por ello, los servicios municipales estudian las novedades del mercado de los árboles ornamentales para seleccionar nuevas especies que resulten idóneas para la ciudad.

El estado de los árboles choca muchas veces, además, con la percepción que los ciudadanos tienen de ellos. Mientras algunas personas exigen que se poden las ramas cercanas porque el follaje no les deja ver la calle otros critican los recortes, a su juicio excesivos, así como las retiradas de árboles, que los especialistas denominan apeos. “Nunca se apea un árbol por capricho”, recalca Gurpegui, que explica que “se quitan cuando supone un peligro, que no siempre se puede ver a simple vista”. Los troncos pueden estar podridos en su interior o sufrir una inclinación que indica que pueden caer en cualquier momento y, en estos casos, se aconseja su eliminación. El fallecimiento de una niña recientemente en Toledo, tras la caída de una rama a la salida del colegio, es el último suceso luctuoso producido por la rama de un árbol, un accidente no tan inusual y que, hace años, se llevó al vida de un motorista en Donostia.

Los doce trabajadores del departamento de Parques y Jardines del Ayuntamiento ejercen como inspectores de los árboles de la ciudad y pasan revista a su estado de salud de modo continuo. Según explica Gurpegui, cuando observan la necesidad de llevar a cabo una determinada acción en un árbol, lo comunican a las empresas y, a veces, se señala con spray rosa el ejemplar en cuestión, como se puede observar.

Además de los árboles callejeros, el trabajo de las brigadas de mantenimiento tiene especial cuidado en los llamados jardines históricos, como Cristina Enea, Aiete y Miramar, así como en las zonas naturales como Ulia, que posee una Zona de Especial Conservación (ZEC), la finca de Artikutza y los espacios de Oberan y Landarbaso.

haritzalde


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902