Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Markel Olano Diputado general de Gipuzkoa

“Modificar la relación de nuestro país con el Estado español es una prioridad”

El acuerdo PNV-PSE, la reunión con Puigdemont, el debate fiscal o su candidatura de 2019. Olano (Beasain, 1965) repasa la actualidad de un territorio al que ve en una tendencia “moderadamente positiva”

Una entrevista de Jurdan Arretxe Fotografía Ruben Plaza - Domingo, 26 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Markel Olano

Galería Noticia

Markel Olano

donostia- París, Bruselas, Berlín, Londres... Noticias y actos de condenas cada vez más frecuentes.

-Son hechos que generan un trauma colectivo en cada sociedad, una especie de dinámica itinerante que toca cíclicamente a las grandes capitales europeas. Hay que hacer una protesta y una reflexión profunda. Nosotros hemos conocido una situación de terrorismo, y suele intentar condicionar a estados y sociedades mediante el miedo. No podemos permitirlo.

¿Le preocupa que en Gipuzkoa se detenga a jóvenes vinculados con procesos de radicalización?

-Claro que me preocupa porque da cuenta de que es un fenómeno global y tenemos nuestra parte de personas que han venido no con la intención de trabajar y contribuir a la sociedad sino que participan en un movimiento global con enfoque absolutamente terrorista. Soy partidario de actuar en todo lo que tenemos en nuestra mano para hacer frente a estas situaciones desde el punto de vista de la inteligencia, la policía, el control y la información. Hay un aspecto coercitivo y policial, pero también hay de investigación e información en el que todos tenemos que colaborar.

De una amenaza a algo que no lo es. ¿Confía en el desarrollo pleno del desarme de ETA?

-Confío en que sea así. Finalizará un capítulo absolutamente nefasto en el que por parte de ETA existía una voluntad de desarme y sobre todo por parte del Gobierno español ha habido una cerrazón absoluta. El Gobierno Vasco se posicionó y hasta ahora no ha habido una fórmula para que este avión que da vueltas por el cielo pueda aterrizar. Todos tenemos que hacer todo lo posible para que se produzca ese desarme definitivo de ETA para que luego se disuelva.

¿Planea sumarse a la iniciativa como los cargos de Iparralde?

-Esta cuestión la plantearemos desde una perspectiva de colaboración interinstitucional. En la medida en que el conjunto de Euskadi y los partidos, empezando por el nuestro, vean necesario asumir esa responsabilidad, yo participaré de esa iniciativa. No observo de ninguna manera una participación aislada, sino desde lo colectivo.

¿Ayudará en materia penitenciaria?

“Me preocupa que la izquierda abertzale incurra en la judicialización de la política que denunciamos con el Estado español”

-Ayudará, pero el siguiente paso, el de la desaparición definitiva de ETA, haría una contribución definitiva. Que ETA se mantenga supone un obstáculo para que se den pasos necesarios. Hay decisiones de esta política penitenciaria absolutamente ilegítimas y, con la desaparición de ETA, lo serían aún más.

¿Le preocupan acciones como las vistas en la UPV o en Pamplona?

-No quiero ser políticamente correcto: me preocupa porque se entroncan dentro de una tradición política, que es la de la izquierda abertzale. Los responsables de la izquierda abertzale tienen su responsabilidad para que estas actitudes no vayan a más y desaparezcan. No digo que sean directamente los responsables, pero es el conjunto de la izquierda abertzale quien tiene que dar el paso para que un movimiento que en su día se asumió, de abandonar la violencia y de defender las vías exclusivamente políticas y democráticas, se extienda por su base sociológica.

En líneas generales, ¿cómo se encuentra Gipuzkoa?

-El aspecto socioeconómico es clave en la salud del territorio y esa tendencia positiva de los últimos trimestres nos lleva a una lectura moderadamente optimista. Con otros aspectos buenos como la cifra de visitantes, la salud del sector servicios, la desaparición de la violencia de ETA…, hay elementos que hacen que Gipuzkoa tenga perspectivas de futuro positivas, pero no nos puede llevar a la autocomplacencia. Hay que establecer una dinámica de colaboración para aprovechar esta oportunidad en un contexto global muy competitivo. Gipuzkoa tiene vocación de liderar Euskadi en algunos aspectos en los que tiene potencial.

¿Cuál es el reto foral para 2017?

-En 2015 establecimos el Plan de Gestión;2016 fue un año en el que se desplegaron todos los planes, incluidas las licitaciones de la planta incineradora de Zubieta y las infraestructuras aledañas, el sistema de cobro de peajes para camiones en la N-I y la autovía de Deskarga;y 2017 será de ejecución de los planes. Esta legislatura nos la jugamos este año.

Desde que se abrió el debate fiscal, Gipuzkoa lo limita a mejorar algunos aspectos. ¿Cuáles?

-En estos momentos PNV y PSE evalúan la reforma fiscal de 2013. Por otro lado, abogamos por una suficiencia financiera para todos los servicios y retos. No me cierro a que esa fiscalidad evolucione y responda a esas necesidades. Nuestro partido tiene las puertas abiertas a una posible modificación cuando se haga la evaluación. El sistema de bienestar de Gipuzkoa y de nuestro país depende de una estructura industrial sana, y la fiscalidad no puede ser un obstáculo. Se puede compatibilizar una modificación fiscal que garantice la suficiencia financiera y no obstaculice la recuperación económica.

El salario medio en la CAV ha reducido su capacidad de compra en más de 700 euros en dos años, según Adecco. ¿Qué puede hacer la Diputación para evitarlo?

“Cuando se ríen de nuestra cultura o de una persona que no domina el castellano, decimos que ‘el pueblo vasco tiene gran sentido del humor”

-La capacidad adquisita en gran medida es fruto del desempleo y de trabajos precarios. Uno de los esfuerzos más importantes es dar pasos para que el empleo sea más estable, mejor remunerado y de mejor calidad. En la medida en que lo consigamos, tendrá un efecto inmediato en la sociedad y en los índices de desigualdad. Si no tenemos un tejido económico saneado, no será posible.

¿Cómo valora la invitación del Gobierno Vasco a las diputaciones para poner en marcha un fondo de inversión público-privado? Bizkaia ya ha dado pasos para activarlo.

-Hay diferentes iniciativas y nosotros barajamos las nuestras. No cerramos la puerta a un espacio de colaboración, pero hacemos nuestro propio análisis. Gipuzkoa tiene que labrarse su camino, coordinado con las demás instituciones.

¿Teme efectos desarmonizadores de esa decisión de Bizkaia?

-No creo que llegue hasta una desarmonización. Las diputaciones tienen la competencia fiscal y eso implica que cada una tiene cierto margen, siempre que no se toquen aspectos sensibles que lleven a una desarmonización. La necesidad de armonización no nos puede llevar a la uniformización. El margen de cada uno es compatible con la coordinación.

¿Los acuerdos PNV-PSE y el pacto presupuestario con el PP van en detrimento de la ‘construcción nacional’?

-Una de las principales garantías de la construcción nacional es dar pasos adelante en nuestro modelo de país. Para eso necesitamos fortaleza institucional y los acuerdos de Gobierno -hablo del nuestro- estabilizan la institución y el territorio. No significa que en el futuro no se tengan que establecer nuevos escenarios para superar la actual situación, manifiestamente mejorable en algunos aspectos. Hay una ponencia en el Parlamento. Mientras tanto, necesitamos estabilidad en el día a día. En especial, en Gipuzkoa.

¿Le cuesta al PNV mantener la apuesta por la bilateralidad cuando recibe recursos como el de la desanexión de Itsaso?

-Y no solo Itsaso. Hemos tenido conocimiento de que tenemos otro recurso con respecto a los salarios de los alcaldes que el año pasado también se produjo. El Estado utiliza la legislación básica y una filosofía que se extiende al ámbito judicial para segar el autogobierno de manera sistemática. Se atacan competencias exclusivas de las instituciones vascas, lo que denota una actitud. Modificar la relación de nuestro país con el Estado español es una prioridad en la medida en que se constata una dificultad inmensa del Estado para reconocer otras realidades nacionales.

Denis Itxaso dijo de su visita a Catalunya que no representa “al conjunto del Gobierno de la Diputación y mucho menos al conjunto de Gipuzkoa”. ¿Tiene razón?

“Me preocupa que tengamos personas que han venido no a contribuir a la sociedad sino que participan en un movimiento global terrorista”

-No tengo ninguna duda de que no represento en ese aspecto al conjunto de la Diputación ni tampoco al conjunto de la ciudadanía, pero sí a la mayoría del Gobierno y de la ciudadanía. La visita refleja la sensibilidad que existe en el territorio, de lectura muy cercana a la sociedad catalana, de cariño y respeto al derecho a decidir su futuro. Nos vemos reflejados en el proceso de Catalunya porque compartimos el mismo Estado y su actitud de falta de respeto y de un no sistemático la vivimos con el denominado Plan Ibarretxe. Cuando los parlamentos de las naciones del Estado ponen en marcha estrategias que tienen más que ver con la bilateralidad que con una única autoridad aparece lo más rancio de la cultura política del Estado español.

¿Le dice algo el silencio oficial de EH Bildu y de Podemos?

-No lo había pensado... El viaje a Catalunya, lo voy a dejar de un modo muy genérico, ha generado incomodidades en diferentes instancias. Que conectemos con la visión mayoritaria, seamos coherentes y asumamos ese compromiso de apoyo a la ciudadanía de Catalunya establece una imagen y entiendo que puede incomodar.

Hay quien sitúa esas “incomodidades” dentro del PNV.

-El viaje que hicimos es muy coherente con la comunicación que realiza nuestro partido en la medida en que Euskadi y Catalunya, y entre nuestro partido y partidos catalanes, ha habido una hermandad muy importante, sabiendo que son agendas políticas diferentes, con puntos de conexión desde el respeto y el cariño.

¿Cómo valora los resultados de las consultas locales del 19-M?

-En la visita constatamos que el proceso responde a un impulso social muy decidido de parte muy importante de la sociedad catalana. En anteriores procesos en Euskadi no se produjo. Estos movimientos de emancipación soberanista no se conciben sin una sociedad muy activa. Que en Euskadi comience esa activación social es necesario e importante. En Catalunya empezó paso a paso, sin movilizaciones generales al principio, pero un paso lleva a otro. Son contribuciones interesantes.

¿Cómo están las relaciones con la oposición de las Juntas?

-No creo que se hayan modificado;de hecho, tenemos puntos de tensión muy fuertes. Sí entiendo que hemos vivido peores momentos y ha habido cierta reducción del nivel de la tensión, sin que signifique que se ha normalizado o reconducido la situación.

¿Teme que el recurso de EH Bildu contra las cuentas u otro retrase la construcción de la incineradora?

“Tenemos que hacer lo posible para el desarme definitivo de ETA;si en lo colectivo se ve necesario asumir esa responsabilidad, participaré”

-No me adelanto a una situación que compete al poder judicial. Desde el punto de vista institucional hemos dado los pasos muy conscientes de la problemática y de modo muy cuidado en lo político y lo jurídico. Tengo confianza de que la infraestructura se pondrá en marcha con normalidad en breve. En todo caso, me preocupa que la judicialización de la política que denunciamos con el Estado español se traslade al ámbito político en Euskadi y que sea la izquierda aber-tzale quien incurra en esa judicialización que ellos denuncian en otros aspectos. Que uno pierda una votación en las Juntas y vaya a un juzgado da una imagen muy pobre de la coherencia democrática.

Mediada la legislatura, ¿cuál es la situación del euskera en Gipuzkoa?

-Estoy preocupado, porque el conocimiento de las nuevas generaciones no se traduce en un uso en ámbitos no formales. Ha de ser la prioridad de la legislatura y necesitamos que las instituciones y la sociedad organizada -la euskalgintza- tengamos una agenda compartida. Nuestro director de Igualdad Lingüística, Mikel Irizar, se está dedicando full time a esa tarea de zubigintza. Un paso muy importante sería generar un volumen suficiente de contenidos audiovisuales que la gente joven consuma. Para abril esperamos tener el diagnóstico y las propuestas de acciones listas.

Ya que habla de contenidos audiovisuales. ¿Cómo vio la polémica en torno a ‘Euskalduna naiz, eta zu?’?

-Si en un programa se han vertido expresiones desafortunadas, de falta de respeto a otras comunidades o culturas, las rechazo;pero tengo la sospecha de que esas reacciones se producen cuando hay faltas de respeto hacia una cultura como la castellana o la española. Cuando se ríen de nuestra cultura, lengua o de una persona que no domina el castellano, decimos que “el pueblo vasco tiene gran sentido del humor”, que es “capaz de reírse de sí mismo”. Es la ley del embudo.

¿Cuál será la Gipuzkoa de 2019?

-En Gipuzkoa siempre hemos tendido a una excesiva autoflagelación y quisiera que tuviéramos la autoestima más alta por ser capaces de dar pasos muy significativos en apuestas estratégicas del territorio;que se visualicen las potencialidades en el ámbito de la investigación y económico, el euskera, los servicios sociales… Un instrumento para ello, que quiero que se consolide más allá de la legislatura, es Etorkizuna Eraikiz. Es el principal instrumento de gobernanza y de relación con la sociedad.

¿Cree que la sociedad visualiza la importancia que ustedes le conceden a Etorkizuna Eraikiz?

-Mostrará su viabilidad en la medida en que las experiencias piloto tengan recorrido. El miércoles estuve en las Juntas y explicamos las de igualdad de género, la conciliación y corresponsabilidad entre hombres y mujeres. En 2016 participaron casi 3.500 trabajadores de 10 empresas. Dentro de la atención a mayores y grupos vulnerables, tenemos el borrador definido el proyecto de centro de referencia Pasaia. Etorkizuna Eraikiz toca además una tecla muy importante: el futuro lo tenemos que plantear experimentando en avances concretos.

¿Qué es lo mejor de gobernar con el PSE?

“Se puede compatibilizar una modificación fiscal que garantice la suficiencia financiera y no obstaculizar la recuperación económica”

-Nos ha permitido ser muy ambiciosos, porque un gobierno débil no puede hacer apuestas decididas. Además, nuestro diálogo interno enriquece. Tenemos nuestras percepciones y discusiones, pero enriquece tener una visión plural, porque refleja la pluralidad del territorio.

¿Y lo más incómodo?

-Cuando entramos en cuestiones relacionadas con la estrategia política. Una buena confianza y los instrumentos de comunicación que tenemos permiten superar esos obstáculos.

Concluyo que el Gobierno se mantendrá intacto hasta mayo de 2019.

-No tengo ninguna duda de que será así.

¿Defenderán la labor desarrollada en las urnas juntos?

-Cuando lleguemos al final de legislatura, daremos cuenta de nuestra tarea a la sociedad conjuntamente, pero cada partido tiene su modelo, sus propuestas que llevará a la nueva legislatura. Son dinámicas compatibles.

¿Su partido lo hará con usted como candidato por cuarta vez?

-Esa cuestión todavía no la hemos abierto y como quien dice, acabamos de empezar. No tengo la mente en el final de la legislatura.

El cuerpo no le pide anunciar como otros dirigentes “hasta final de legislatura y me marcho”.

-Yo no digo ni que sí ni que no en ese aspecto.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902