Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
politika

Unió baja la persiana acuciada por una deuda de 22,4 millones

El histórico partido catalán pone “punto y final” a 86 años de historia al entrar en liquidación

Imanol Fradua - Sábado, 25 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:12h

Durán i Lleida.

Durán i Lleida. (EFE)

Galería Noticia

Durán i Lleida.

Donostia- Acuciado por una deuda de 22,4 millones de euros y, lo que es peor, tras haberse quedado sin representación en el Parlament de Catalunya y el Congreso de los Diputados, Unió Democrática de Catalunya (UDC) baja la persiana. Un juzgado mercantil de Barcelona puso en marcha la maquinaria para la liquidación de Unió tras constatar que no tiene viabilidad económica, con lo que el comité de gobierno de la formación decidió poner “punto y final” a casi 86 años de trayectoria política.

El secretario general, Ramon Espadaler, tuvo que pasar el trago de anunciar a los 4.000 militantes que le quedaban a Unió la irremisible desaparición de las históricas siglas. Lo hizo con una carta que “nunca habría querido tener que escribir”, según aseguró. “La apertura del proceso de liquidación, por razón de quiebra económica y decretada por el juez mercantil, pone punto y final a nuestra trayectoria como partido político”, suscribió en la misiva de despedida de la formación en la que reconoció lo “doloroso” del proceso de defunción para el que UDC ha ido cerrando progresivamente su andamiaje administrativo -con la rescisión de los contratos de sus trabajadores- y el político -rompiendo amarras con la fundación Coll Alentorn (INEHCA) y deshaciendo sus órganos territoriales y sectoriales- para certificar su disolución.

Fundado en noviembre de 1931 y pieza clave en los gobiernos de la Generalitat por su exitosa federación en CiU -junto a Convergéncia Democrática de Catalunya-, los últimos años de su existencia han sido traumáticos para UDC. Espadaler, no obstante, tampoco quiso escurrir el bulto. La pérdida de presencia parlamentaria continuada, la escisión de una parte del partido para fundar Demòcrates de Catalunya -hecho acaecido en 2015- y la reducción de cargos públicos fueron algunos de los argumentos que esgrimió para explicar el derrumbe de las siglas de tendencias democristianas que ha capitaneado durante su capítulo final. A esas tres razones se puede sumar la ruptura con Convergència -también en 2015, aúnen el mes de junio- por los desacuerdos surgidos en torno al procés soberanista que brotaba con mucha fuerza en Catalunya.

batacazos electorales Pese a mantener la figura de Josep Antoni Durán y Lleida como principal estandarte, UDC fue perdiendo apoyos de forma progresiva. Víctima de los malos resultados electorales en las autonómicas del 27-S, donde quedó sin representación en el Parlament, y la posterior cita del 20-D, en la que se quedó a las puertas del Congreso cuando antaño tenía un notable poder de influencia, Durán decidió hacerse un lado para que fueran otros quienes pilotaran a un partido necesitado de una profunda rehabilitación. Espadaler se puso entonces al mando del timón, pero no pudo reflotar un barco que iba a pique sin remisión. “Es momento, y así quiero hacerlo de forma explícita, de pedir perdón a todos los que consideráis que la gestión de este proceso no se ha hecho con la celeridad, la pericia o el tacto exigibles”, asumió sin ambages.

La quiebra económica de UDC era una opción que se barruntaba desde septiembre de 2016, cuando presentó un concurso voluntario de acreedores al admitir una deuda de 22,4 millones de euros y unos activos de sólo 5,8 millones de euros. Las negociaciones mantenidas para salvar el partido resultaron infructuosas. “Unió ha llegado al final del camino”, aseveró Espadaler, quien sin embargo llamó a sus seguidores a continuar trabajando “desde el catalanismo” en favor “un nuevo marco de relaciones con España”. Esa tarea, en todo caso, se basará en el respeto “a la legalidad” a la hora de plantar cara “al inmovilismo del Gobierno central” ante el proceso soberanista.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902