Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Madrilgo Gortetik

Domingo de traca socialista

Los tres candidatos de las primarias del PSOE exhibirán mañana sus diferencias y fortalezas en medio de una inquietante división interna

Juan Mari Gastaca - Sábado, 25 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:12h

La historia, el aparato y los cargos institucionales de referencia del PSOE, con Susana Díaz;la militancia rebelde, con Pedro Sánchez;el resto, con Patxi López. Así quedará retratado mañana, en una estresante jornada de mítines de objetivos bien diferentes, el arranque oficioso de las primarias socialistas una vez que la presidenta de Andalucía se ha decidido, por fin, a anunciar el secreto ya conocido por todos desde aquel vergonzoso Comité Federal del 1 de octubre de que quiere ser la líder del partido. Cada uno de los tres candidatos, pero Díaz de manera especial e interesada, exhibirán su fortaleza para marcar con nitidez y evidentes dosis de poderío su territorio pero también para exhibir con ostentación su músculo ante unas tormentosas elecciones que, como mínimo, tienen asegurado el fundado riesgo de la división interna.

La irrupción definitiva de la baronesa andaluza abre oficialmente la pelea a cara de perro entre las formas, que no los modelos, de entender el socialismo y su consiguiente articulación política e institucional en España. Supondrá el duelo entre la tradición y la contestación, entre el aparato y sus críticos, entre la abstención a Rajoy por razones de Estado y el terco no es no, entre el centro-izquierda y la amalgama como alternativa a la derecha. Todo ello en un contexto excesivamente contaminado dentro y fuera de las casas del pueblo y que se antoja adverso ahora y más adelante en ese obligado intento del PSOE de buscarse a sí mismo, posiblemente en el peor momento de su historia reciente.

Tal crudeza se viene apoderando del debate en estas primarias -con ribetes demasiado personalistas- que este partido centenario elegirá a su secretario general sin garantía alguna de unidad siquiera a medio plazo. Sometido, por tanto, a semejante remolino nada tranquilizador el nuevo líder estará urgido, además, a voltear unas perspectivas electorales de momento escalofriantes, a idear una apuesta ideológica contaminada por el apremiante debate territorial y a evitar los efectos nocivos de ese mimetismo que siempre arrastran los resultados de países vecinos, léase la hecatombe de la socialdemocracia en Holanda o la salida del poder en Francia. Y al empeño acudirán miles de afiliados desnortados unos, encorajinados otros y la inmensa mayoría apesadumbrados porque aprecian demasiadas sombras e incertidumbres en ese intento por recuperar la añorada condición de partido de Gobierno.

Tensionado como está el debate, es lógico comprender que nadie se atreva a apostar a seguro sobre la suerte que depararán estas primarias porque las encuestas las carga el diablo últimamente. Por eso resulta mucho más fácil teorizar o, en algunos casos, pontificar, incluso llenar los minutos de las tertulias de lugares comunes. Precisamente bajo esa simplista condición nada comprometedora para quien lo dice, es frecuente escuchar en los pasillos del Congreso que la fuerza del aparato será suficiente para minimizar en el momento decisivo del voto el efecto Sánchez, a pesar de que el exsecretario general se está convirtiendo cada día que pasa en la auténtica pesadilla de la gestora y de Susana Díaz. Ha bastado conocer la cifra de 80.000 euros recaudados por el verbo contestatario de Sánchez mediante el sistema del crowdfunding para que se disparen las alarmas entre sus competidores pero, sobre todo, en la dirección socialista. Semejante respaldo económico desde fuera del sistema refleja la comprometida consistencia del batallón de seguidores del exsecretario general. Sirva como test de esfuerzo que Patxi López apenas ha llegado a los 10.000 euros por el mismo método. Eso sí, en el supuesto nada inverosímil de que ambos opositores a Susana Díaz decidieran al final de la caminata aunar sus voluntades de ruptura con los viejos tiempos y los métodos trasnochados, la carga de dinamita contra la perpetuidad del aparato que representan Felipe González, Bono o Rubalcaba sería demoledora y comprometería hasta el límite el resultado final. Semejante alianza llevaría la preocupación al PP, a Rajoy, a la Unión Europea y al establishment español. Ahora bien, huelga constatar que la presidenta andaluza no necesita de la voluntaria recaudación popular para sostener las necesidades económicas de su campaña.

De momento, llega la hora de que los cargos institucionales tomen partido, de que muestren sus adhesiones. Se pasa lista y por eso en Madrid mañana se desbordará el aforo. Pero cuando lleguen las primarias el voto será secreto y bastará con tener al día la cuota de afiliado.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902