Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Carlos Sobera Presentador de ‘First dates’ en Cuatro

“Siempre he sido actor: yo quería mambo, y mambo le he dado al cuerpo”

“Es un mito eso de que todo lo que toque triunfe, ya me gustaría”, asegura el presentador de ‘First dates’, el programa de moda en Cuatro, una reinvención de sí mismo tras triunfar durante años como presentador de concursos

Sábado, 25 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:13h

Carlos Sobera.

Carlos Sobera. (Foto: Cuatro)

Galería Noticia

Carlos Sobera.

donostia-El programa de Carlos Sobera es uno de esos que ha dejado con la boca cerrada a muchos críticos de televisión que le auguraron antes de su estreno un negro futuro. Los que reconocen verlo dicen que crea adicción, dentro de los formatos de búsqueda de pareja tiene su punto de morbo y también de elegancia, sobre todo si se entra en comparaciones. Sobera está feliz, tuvo la certeza de que iba a funcionar y no se equivocó. Ha alcanzado tal popularidad que el presentador vasco tuvo su ninot en las últimas Fallas valencianas. Lleva casi 22 años en televisión, dice que no es oro todo lo que reluce y que ha alternado éxitos y fracaso. En su vida anterior a la televisión fue profesor de Derecho en la UPV/EHU, pero él siempre se ha sentido actor: “Yo lo que quería es mambo, y mambo le he dado al cuerpo”, bromea.

Está usted al mismo nivel que Rajoy, ha tenido un ninot en las Fallas de Valencia.

-Ja, ja, ja… Señal de que First dates ha sido todo un fenómeno. Hay que sentirse agradecido por este tipo de muestras de cariño que solo se dan cuando un programa ha conseguido llegar al corazón de la gente.

Pues Rajoy aparece año sí, año también, ¿cree que también llega al corazón de la gente?

-Maldades fuera, las Fallas tienen las dos vertientes, la cariñosa y la del odio, y a ver si te puedo quemar de esa manera. A cada uno le toca lo suya. En cualquier caso, estar en el imaginario popular, siempre.

¿Qué ha hecho Carlos Sobera para que todo lo que toque en televisión tenga audiencia?

-Eso no es cierto, también meto la pata de vez en cuando y me equivoco. Trato de elegir el hueco donde creo que mejor voy a estar y más cómodo me voy a sentir. Cuando me decidí por First dates quería hacer un cambio radical de formato y de imagen propia. Acerté, pero en otras ocasiones no aciertas y te toca pagar las consecuencias, es parte del juego. Es un mito eso de que todo lo que toque triunfe, ya me gustaría.

Peio Sarasola, profesional de ETB y Antena 3, siempre se refería a usted como una apuesta segura.

-Ya, ya… En el año 96, un programa que se llamaba Arde la tarde fue un rotundo fracaso y lo quitó él de la programación de ETB-2, y tenía razón, no funcionaba. Agradezco mucho que la vida me dé éxitos y fracasos intercalados;como dice el refrán: a veces se gana y a veces se aprende. Está muy bien aprender.

¿Qué tal se vive de ‘celestino?

-Yo muy bien, me encuentro muy cómodo hablando con la gente, con la gente normal, la gente de la calle, la que no tiene nada que ver con el medio, la que viene a pasar un rato a la tele a ganar dinero o encontrar el amor. En First dates trabajo con un material muy sensible, el de las relaciones personales, el de la soledad, el del amor y me encuentro con gente con la que, esté en nuestros parámetros o alejados de ellos, me lo paso bien y me divierto mucho.

Se pone en tela de juicio qué es lo que quieren buscar los que acuden a un programa de citas a ciegas, ¿el amor o el minuto de gloria en televisión?

-Yo siempre digo que encontrar el amor es muy difícil en la vida;imagínate en televisión…

¿No cree en el amor a primera vista?

-Existe, pero se produce de ciento en viento, todos somos exigentes a nuestra manera, todos tenemos un ideal de pareja… En una hora y media de cena es complicado que las parejas se conozcan y salgan agarraditas de la mano. Pero te digo una cosa, hay gran número de parejas que lo consiguen. Vamos a celebrar en abril el primer aniversario y vamos a recordar en los programas especiales que vamos a hacer parejas que se han mantenido en el tiempo, incluso algunas se han casado.

Supongo que no iría usted nunca a buscar pareja a un programa de televisión, más a una cita a ciegas.

-No lo sé. Hace tiempo que dejé de imaginar cosas, sobre todo en sentido negativo. Día a día soy más abierto a todo. Soy firme creyente de la frase: Nunca digas nunca jamás. Creo que cuando se plantean bien, son experiencias enriquecedoras.

¿Como ‘First dates’?

-Tú lo has dicho. Volviendo a tu pregunta, ¿por qué no? Si en un momento estoy muy solo y no encuentro en mis lugares habituales pareja, por qué no ir a un programa de televisión donde te pueden presentar a alguien que de repente se convierte en la persona ideal.

Vamos, apertura total.

-Dicho así. Ja, ja, ja… Creo que hay que estar abierto a todo. Es algo que tenía aprendido y que ahora estoy repasando conFirst dates, la tolerancia hacia cualquier forma de amor, cualquier tipo de manifestación sexual… Es fundamental esta tolerancia para tener una vida medianamente feliz y para llevarse bien con el universo.

La televisión está difícil...

-Y cuándo no. Lo que ocurre es que cada vez es más difícil sorprender al espectador, conseguir formatos originales y auténticos, pero cada vez hay más talento en la tele buscando ideas novedosas.

¿Cuántos años lleva en televisión?

-Empecé en 1995, y ahora tengo que nombrar de nuevo a Peio (Sarasola) con un programa que se llamaba Ciudadanos, era mensual.

Atrás dejó Derecho, la carrera soñada por muchos padres para sus hijos.

-Nunca ejercí la abogacía, fui profesor de Derecho y me lo pasé muy bien en la universidad. Aprendí mucho en la facultad de Periodismo y ser profesor fue una fuente de inspiración, cada día me tocaba estar delante de 200 personas.

Como en un teatro, ¿no?

-Salvando las distancias. Las clases implicaban responsabilidad y me ponía las pilas y en el tú a tú aprendí mucho a la hora de dirigirme después a una cámara. Fueron años maravillosos para mí pero yo siempre fui actor y mientras estudiaba la carrera tuve un grupo de teatro propio y yo lo que quería es mambo, y mambo le he dado al cuerpo.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902