Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Imanol Alguacil Entrenador del Sanse

“Gipuzkoa es lo que es, y quintas como la del 95 solo surgen de vez en cuando”

El Sanse recibe mañana al Bilbao Athletic (Zubieta, 16.00 horas) en medio de una campaña marcada por su aportación al primer equipo txuri-urdin

Marco Rodrigo / Foto: Javi Colmenero - Viernes, 24 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Imanol Alguacil

Imanol Alguacil

Galería Noticia

Imanol Alguacil

donostia- Los últimos dos triunfos suponen oxígeno puro para el equipo...

-Sí, sobre todo porque llevamos toda la temporada diciendo que estamos en un grupo muy complicado. Y así lo está siendo. Hasta las últimas jornadas vamos a estar muchos equipos implicados en muchas cosas. Así que cuanto antes se saquen los puntos para, aunque sea, afrontar los tres últimos partidos con tranquilidad, mejor para todos.

El cuarto está a ocho puntos. La promoción de descenso, también. ¿Hacia dónde miran?

-Miramos para abajo, no nos queda otra. Hemos estado más cerca de la zona baja que de la alta durante toda la campaña. En las primeras doce jornadas, obtuvimos muchos menos puntos de los que merecimos sobre el terreno de juego. Pero los pequeños detalles del fútbol nos marcaron para mal. Se trata de un lastre que llevamos arrastrando todo el año. Te diría que ahora mismo, en cuanto a juego, estamos igual que al principio, pero esos pequeños matices nos están siendo favorables, cuando antes los teníamos en contra.

Castilla, Albacete, Toledo, Barakaldo... Se escaparon muchos puntos entre agosto, septiembre y octubre.

-Lo que te decía. El inicio te puede marcar la temporada entera. Y mira que luego cogimos una racha buena de resultados... Pero siempre hemos estado ahí, con la zona baja cerca, principalmente por ese comienzo que comentaba.

¿Se sacan más puntos ahora porque la plantilla es joven y va madurando a lo largo de la campaña?

-Bueno... Puede ser. Seguro que algo de aprendizaje ha habido en el proceso. Pero también sabemos que, en el fútbol, muchas veces existe un factor suerte, o llámalo como quieras, que condiciona mucho todo. Nosotros simplemente hemos seguido trabajando en todo lo que hacíamos bien en aquella primera fase del torneo. Eso sí, insistiendo en lo que creíamos que nos penalizaba. Pienso sinceramente que lo que nos pasó entonces fue que esos detalles que te citaba antes no nos acompañaron. Porque, en cuanto a trabajo, los chavales se han empleado siempre a tope. No puedo achacarles nada de nada.

Mañana espera el Bilbao Athletic en el derbi de Zubieta (16.00 horas).

-Es un derbi, tú lo has dicho. Estos partidos siempre son atractivos, ya sea en cadetes, en juveniles o en Segunda B. Nos gustan a los jugadores y a los entrenadores. Los dos equipos llegamos inmersos en una buena racha y espero que se vea un gran partido. A ver si logramos mantener la dinámica de estas últimas jornadas.

En esa lista de partidos decididos por detalles incluimos el de la ida en Bilbao, ¿no?

-Sí, sí. No sé si merecimos la victoria, pero aquella derrota desde luego que no. El gol se dio como se dio, y cuando nos quedamos con diez también tuvimos nuestras opciones. Me viene a la cabeza, por ejemplo, un remate de Bautista que se marchó rozando el palo. El equipo dio la cara. A ver si recuperamos mañana aquellos tres puntos.

Estamos analizando la temporada del Sanse en lo deportivo, pero también han subido varios jugadores al primer equipo, donde han rendido muy bien. ¿Qué pesa más para el entrenador del Sanse a la hora de hacer balance?

-Pues no sé qué pesa más. Tengo mis dudas. Evidentemente, es parte importante que el equipo esté bien clasificado y sepa competir. Pero, estando en el club en el que estamos, lo prioritario reside en que los chavales tengan nivel para aprovechar sus oportunidades arriba. La puerta del primer equipo de la Real siempre estará medio abierta, pero para superarla hay que terminar de derribarla, y este año se está consiguiendo. Como entrenador del filial estoy muy contento, igual que todos los trabajadores de Zubieta.

¿Cómo es su relación con Eusebio?

-Muy buena, fenomenal. Así ha sido desde su llegada la pasada temporada. Hablamos todos los días. De hecho, nuestros despachos están prácticamente puerta con puerta. Además, en su cuerpo técnico tiene a Mikel Labaka, que trabajaba en el Sanse el año pasado. Comentamos las situaciones de los chavales y de la competición casi a diario, lo cual es de agradecer, porque seguramente Eusebio tiene más quebraderos de cabeza que yo.

¿Hay continuidad futbolística entre el Sanse y el primer equipo? ¿Sientan las bases para intentar jugar a lo mismo?

-Sí. Lo hablamos y, de hecho, creo que así se está viendo. Cuando ha habido chavales que han subido a competir o a entrenar, nunca se han sentido raros ni incómodos en el engranaje de la primera plantilla. Algo estaríamos haciendo mal si el equipo de Primera División jugara a una cosa y el Sanse a otra.

¿Hay mucho cambio a este respecto con la etapa de Moyes?

-Moyes era muy distinto a Eusebio en cuanto a personalidad y carácter, pero conmigo siempre fue muy respetuoso. Estaba Asier Santana de por medio, y también mantuvimos ese diálogo necesario entre entrenadores. Eso sí, son técnicos diferentes y con estilos diferentes.

¿El perfil de jugador que está saliendo de Zubieta se adecua más al estilo de Eusebio?

-En Zubieta se intenta trabajar todo. No puedes estar dependiendo de un estilo en concreto. Estamos hablando de procesos de aprendizaje para los chavales de la cantera. Se trata para ellos de un periodo de formación durante el que tienen que tocar todas las facetas del juego, no solo el fútbol combinativo o la técnica.

Se ensalza mucho a la generación de 1995 que usted tiene ahora en su plantilla, pero... ¿Qué es lo que viene por detrás?

-Hay quintas como la que comentas de 1995 que, desde sus inicios, conforman equipos potentes que compiten de tú a tú con los mejores. Pero Gipuzkoa es lo que es, y generaciones así solo surgen de vez en cuando. ¿El resto? Yo te puedo asegurar que, en Zubieta, se ha trabajado igual de fuerte con todas las quintas que vienen por abajo. Se intenta que, si no pueden subir seis o siete futbolistas al primer equipo, como está siendo el caso, sí puedan hacerlo dos o tres. De todos modos, las esperanzas que siempre se tuvieron en esta generación del ‘95 tampoco eran garantía de nada. Luego hay que aprovechar las oportunidades. Y parece claro que, en un año importante para ellos, los chavales han sabido dar el paso y derribar la puerta del primer equipo.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902