Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Imanol Agirretxe delantero de la real

“Sé al 100% que me voy a curar”

Pocas veces una lesión ha sensibilizado tanto a una afición y a un vestuario. Año y tres meses después, el ‘9’ de la Real vuelve a ver la luz y habla sin rodeos de su calvario

Mikel Recalde Ruben Plaza - Jueves, 16 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:13h

Agirretxe, delantero de la Real, posa para este periódico delante de la obra de Zumeta que decora la pared del frontón de Usurbil.

Agirretxe, delantero de la Real, posa para este periódico delante de la obra de Zumeta que decora la pared del frontón de Usurbil. (Foto: Ruben Plaza)

Galería Noticia

Agirretxe, delantero de la Real, posa para este periódico delante de la obra de Zumeta que decora la pared del frontón de Usurbil.

donostia- ¿Cómo se encuentra, señor ‘9’?

-Bien, en una fase buena y bastante feliz. He empezado de nuevo a correr y volver al verde y tener buenas impresiones te produce una sensación de bastante libertad. Hoy (por ayer) es el cuarto día que corro.

¿Qué tal ha ido su último tratamiento con infiltraciones?

-Esta lesión de peroné que tuve a finales de noviembre hemos decidido tratarla con infiltraciones de plasma y esto al final necesita un tiempo para hacer efecto. En este caso Mikel Sánchez (el doctor que le ha tratado) nos marcó los tiempos hasta poder empezar otra vez a correr, que es el tiempo que necesita el plasma para hacer efecto y, una vez cumplido, hemos empezado. La verdad es que he notado mejoría, no siento ningún dolor del que tenía antes y ahora será cuestión de ir trabajando cada día más tanto en tiempo como en velocidades para que todo vaya bien y que no vuelva esta lesión.

¿Sé que no le gusta, pero se marca algún plazo de vuelta?

-Estoy empezando a correr y tengo que seguir todas las fases que se siguen cuando empiezas: ir corriendo, ir dando pasitos... Plazos no tengo ninguno. Es ver cada día cómo acabo para el siguiente día seguir haciendo más. Creo que con mi lesión, con la que tanto tiempo llevo de baja, ponerme a dar plazos sería irreal y estaría mintiendo porque realmente no sabemos cómo va a ir la adaptación. Va a ser el tobillo el que marque dichos plazos.

¿Físicamente se encuentra bien?

-No empiezo de cero. Me mantengo bien. En el gimnasio he intentado mantenerme físicamente, pero es verdad que eso no tiene nada que ver con la competición. El campo necesita una adaptación, entrenar con los compañeros, esa chispa, esos músculos… Te exige un tiempo y yo lo necesitaré.

“Ayer fue el cuarto día que he estado corriendo y tener buenas impresiones me produce una sensación de bastante libertad”

¿Ya no siente dolor?

-No es dolor lo que tengo. Después de la primera operación tenía una calcificación que me causaba mucho dolor. El tobillo estaba bien, pero esa calcificación estaba ahí y me producía mucho daño. Me provocaba como cuchilladas. En la segunda operación se quitó ese cachito y los dolores desaparecieron. A partir de ahí me paso dos o tres meses entrenando normal, sin dolores ni nada. Al quitar la calcificación los dolores desaparecieron. Ahora la lesión que he tenido no tiene nada que ver con lo que tuve antes, es más muscular. Ahora he empezado a correr y el tobillo está como estaba en noviembre. Es verdad que es un tobillo con dos operaciones, que puede tener sus limitaciones, pero está sin dolor.

¿Psicológicamente cómo lo lleva?

-Ahora estoy bien y muy ilusionado, porque veo que el tobillo está bien y que está respondiendo. Mi única ilusión es que cada día que voy a hacer más, aguante y sigamos hacia adelante. Con momentos de bajón, claro. En año y pico hay instantes para todo. Hemos hecho muchos tratamientos, muchas cosas, algunas hemos curado, ahora empieza a molestar una cosa que nunca había molestado… Te van poniendo zancadillas y hay momentos que es difícil. Pero creo que siempre me he mantenido muy bien, bastante arriba y me he ilusionado con cada nuevo tratamiento y cada trabajo. Eso es lo que me da también fuerza. Creo que el objetivo de que me cure es muy bonito;volver a disfrutar en Anoeta y volver a disfrutar con lo que hago es motivo de sobra para venir aquí todos los días al 100% a recuperarme, y teniendo eso en la cabeza se me hace difícil desesperarme y bajar los brazos.

¿Cuál es su prioridad?

-Yo sé al 100% que me voy a curar. Ahora el hacerlo en un mes, en dos o en tres prácticamente me da igual. Sé que voy a hacerlo, pero no por querer jugar esta temporada voy a ir más rápido o más lento. El tobillo me va a marcar su tiempo y me va a decir cuando estaré listo ya para reaparecer. Si es esta temporada, perfecto;si no, qué se le va a hacer. No voy a acelerar ningún proceso para jugar antes o después. Ya me han dicho que necesita su tiempo, se lo vamos a dar y cuando esté que esté para competir al máximo.

Xabi Prieto comentaba hace poco en una entrevista que era difícil llevarlo tan bien como usted...

-Estas situaciones son muy difíciles y el trabajo psicológico que tiene que hacer uno consigo mismo es muy grande. Te pasas 24 horas con el tobillo en la cabeza, porque cuando estás aquí intentas recuperarte y cuando sales todos te preguntan diez o veinte veces por el tobillo y es muy difícil desconectar. El trabajo que uno hace consigo mismo tiene que ser importante y hay que buscar motivaciones para intentar hacerlo, aunque sea muy difícil. En eso me han ayudado mucho los que tengo en casa, los amigos, mis compañeros… Muchas veces ayudar es no preguntar, hablar de otras cosas para desconectar y eso hace que el día a día se lleve más fácil y aquí la verdad es que se me hace muy fácil.

Pocas veces he visto a un vestuario tan sensibilizado con algo...

“Lo peor de este tiempo no puede ser que me pregunten tanto cómo estoy;que la gente esté siempre encima te reconforta”

-Aquí todos nos hemos lesionado, sabemos lo que siente cada uno y lo que gusta oír y lo que no. Por ejemplo, cuando alguien falla, ya sabe que lo ha hecho mal, no hace falta decírselo. Simplemente, con comentarle vamos a cenar luego le estás arropando más. Aquí el apoyo es muy grande, me preguntan y se preocupan mucho por mí, pero, por otro lado, es muy fácil, porque saben lo que estoy pasando y hay momentos para todo.

¿Qué ha sido lo que peor está llevando hasta ahora?

-Lo peor no puede ser que te pregunten porque que la gente esté encima de ti te reconforta. He recibido mogollón de mensajes y cariño. Lo más jodido es no poder responderles estoy de puta madre y voy a jugar y pasarte todo el día repitiendo no, igual mañana, a ver si con esto, a ver si con aquello… Lo más duro es no poder decirle a la gente que ya estoy bien y que el fin de semana me verán en el campo. Algún día llegará y hablaremos de esas cosas.

¿La curiosidad de los periodistas también le ha incomodado?

-Entiendo que llevo más de un año lesionado. En Gipuzkoa sois muchos periodistas y comprendo que tengáis que escribir sobre mí porque la gente quiere saber cómo estoy. En ese aspecto sabemos que la salud es una ciencia incierta y se puede escribir mucho. Lo he llevado bien, yo respeto, los periodistas me respetáis y si ha salido algo fuera de lo normal, ha sido sin querer o por otras causas. Estoy tranquilo y me he sentido respetado.

¿Y lo que más le ha ayudado?

-Buscas motivaciones. El hecho de no estar jugando y viajando me hace disfrutar mucho más de la familia. Es un aspecto positivo que intento valorar todos los días. Por otro lado, todos los mensajes que recibes son motivadores, el hecho de que en Anoeta me animen, me canten… El otro día me emocioné mucho porque que la gente te tenga tan presente y te anime te motiva mucho y multiplican tus ganas de ponerte bien para devolver todo ese cariño en el campo.

¿Ha querido estar solo o ha evitado estar solo?

-Pocas veces he estado solo. He hecho mi vida normal, ningún día me he quedado en casa. He hecho mi vida sabiendo que tenía que hablar del tobillo, pero eso no lo tengo que cambiar porque si no entras en una depresión enorme. Siempre digo que los problemas vienen y hay dos formas de atajarlos: o siendo pesimista y metiéndote debajo del colchón o agarrando al toro por los cuernos y yendo a por el problema y solucionarlo. Ese es el que seguiré hasta la recuperación.

“Llevo más de un año de baja, por lo que ponerme a dar plazos sería irreal y estaría mintiendo, ya que no sabemos cómo va a ir la cosa”

¿Ha llorado mucho?

-No he llorado mucho. No soy de llorar. Las veces que lo he hecho ha sido de emoción al ver vídeos. No soy de llorar por lesiones. He querido quitarle importancia, lo he cogido desde muy arriba y tengo que seguir viviendo y tirando hacia arriba. Si en algún momento he llorado ha sido por vídeos de ánimo y cosas de estas.

“Agirretxe volverás a volar”. Pocas veces he visto una pancarta tan bonita...

-Siempre he tenido a la afición a mi lado, ayudándome y animándome en los malos momentos y ahora están demostrando que están ahí. La pancarta fue muy emocionante y lo único que te viene a la mente es recuperarte para volver a dar alegrías a la afición. Quiero volver al campo, volver a marcar goles, hacerles saltar y seguramente así les devolveré todo el cariño que me están dando, aunque imagino que me quedaré corto.

¿Al margen de Keylor, que no le ha llamado, ha recibido mensajes de futbolistas de otros equipos?

-He estado arropado por mi gente, por la plantilla y por exjugadores que he conocido aquí. No me puedo quejar porque me ha escrito gente de todas partes del mundo.

¿Se ha llegado a poner en lo peor?

-Siempre he sido positivo. Cuando vas a un médico, vas con toda la ilusión del mundo y te dicen que se va a solucionar. En el momento en el que falla, ya estamos pensando en qué hacer y hay muchos cartuchos que vas quemando. Siempre hemos estado con ilusión y con ganas. Ningún médico me ha dicho ufff no. Si me lo llega a decir, cambio de doctor. Estoy convencido de que me voy a recuperar. Con todos los que estoy trabajando me dicen que me voy a recuperar y si alguien cree que no, que se aparte del camino porque no me interesa.

¿Le cuesta dormir, pesadillas?

“Todos los médicos me dicen que me recuperaré y si no, que se aparten, porque no me interesa”

-Todos los sueños son positivos. Me he visto muchas veces marcando goles;negativos no he tenido en ningún momento. Todos han sido marcando goles y luego me despierto y digo va a tener que esperar.Pero todos han sido positivos. Tengo la conciencia tranquila de que estoy haciendo el 100% para recuperarme y eso le hace a uno ir a casa tranquilo.

Lo duro es que su lesión llegó en el mejor momento de su carrera.

-Todo el mundo que me habla de la lesión me recuerda que estaba en el mejor momento y creo que es lo mejor que me podía pasar. Imagina que me lesiono estando sin jugar, de suplente… Ahora mismo, después de año y pico, nadie me echaría de menos. Y por haber estado en ese momento la gente me espera y yo también quiero volver a ese momento. Fui capaz de llegar a ser eso y voy a volver a serlo. Voy a reengancharme en ese momento.

Explique su lesión, por favor. ¿El tobillo estaba tocado de antes?

-No.

Le lesionó Keylor en el Bernabéu.

-Me dio un golpe de la leche. Parecía un esguince, pero vimos que había trozos de hueso que se rompieron y esa era una de las cosas que me dolía.

Reaparece de repente ante el Málaga dos meses después.

-Hacemos un tratamiento conservador pensando que se va a recuperar y llega el partido del Málaga, antes de la primera operación. Para Málaga estaba con molestias que me causaban mucho dolor. Pero había lesionados, entreno un día y el míster me dice que estamos 17. Le comenté que estaba para muy poco. Empezamos perdiendo, salí, jugué, pero seguía con dolores. Al acabar el partido declaré que sigo con molestias y que eso estaba ahí, aunque pudiese jugar cinco minutos.

“Todos los sueños que tengo son positivos;me veo marcando goles, pero luego me despierto”

Al quirófano.

-Llega la primera operación. Me limpian por detrás del talón y cortan la cola del astrágalo, algo que han hecho a más compañeros, pero sigo con molestias. En la segunda intervención se limpió más, se quitó la calcificación y desaparecieron las molestias. Haciendo la segunda antes igual lo de la primera también habría que hacerlo después. Quién sabe...

¡Se reincorpora al grupo!

-Estoy dos o tres meses entrenando normal, iba a entrar a jugar y el entrenador me había dicho que me iba a convocar ya. Es cuando me entran las molestias de los peronés. Me cargaba mucho y no podía ni correr apenas. Me quedaba bloqueado. Esta lesión no es lo mismo del tobillo, pero puede ser derivado de esa lesión y las operaciones. Lo único que quiero es que la gente sepa de verdad lo que pasa. Hasta grabaría un vídeo explicándolo.

Ha acudido a muchos médicos. ¿Algún reproche en este sentido?

-Hemos ido a los que pensábamos que eran los mejores. Estoy muy agradecido a todos por su trabajo, dedicación y por cómo me han tratado. No tengo ningún pero.

Si Van Dijk era el mejor, ¿por qué no fueron antes?

-Porque teníamos muchas experiencias buenas con Monteagudo y decidimos ir. No es ninguna matemática. No te lesionas y sale un recibo con lo que tienes que hacer...

¿Sufre mucho en Anoeta?

“Lo mejor fue estar tan bien cuando me lesioné, porque si no, nadie me echaría de menos ahora”

-Este año no, está siendo bastante fácil. En la grada sufro mucho, pero el equipo me está ayudando porque si estuviéramos abajo, estaría más jodido porque no puedes echar ese cable. Cuando las cosas van bien, tienes más envidia porque están jugando bien, disfrutando, marcando goles y sientes más envidia, pero no sufres como si estuvieras abajo.

¿Se pinchó el ‘globo Champions’?

-Esto es muy cambiante. Si el Atlético pierde ante el Sevilla y ganamos, volvemos a meternos. Tenemos que afrontar cada partido a tope y si eso lo hacemos bien, los contrarios marcarán dónde nos metemos. No pierdo la ilusión.

Le hubiese costado con Willian...

-Me sorprendió porque ha dado un grandísimo nivel y me alegro mucho. El tiempo que ha estado bien ha sido un jugador muy importante y ahora hemos perdido una variante importante. Lo que nos da él es diferente. En cada partido el míster podrá elegir qué referencia tiene, pero lo estaba haciendo bien. Pero ahora Juanmi y Bautista también. El equipo está fuerte y los que están entrando aportan mucho.

¿Qué le parece el debate abierto entre Juanmi y Bautista?

-Los dos están siendo importantes, han dado mucho al equipo. A partir de ahí, el míster decide quién tiene que jugar. Juanmi ha marcado muchos goles, ha tenido un papel difícil toda la temporada y cada vez que sale lo hace bien. Cuando ha jugado, Jon también ha ofrecido tantos y rendimiento. Es importante tenerlos a todos activados para que cuando el equipo lo necesite entren bien. Respecto a Jon es verdad que viene de la cantera y hay que insistir para que siga trabajando y esté aquí rindiendo para muchos años.

¿Les pide que vayan a Europa para que usted marque muchos goles el año que viene?

-Si entramos en Europa, será muy bonito para todos poder disfrutarlo. La Real está sentando bases para que esto pueda suceder cada año, que estemos ahí arriba peleando. Temporadas como esta nos dan la razón de que somos capaces, que hay club de cantera, estructura y capacidad de tirar para arriba y esperemos que sea algo para muchos años

Un deseo, un sueño y un consejo.

-Un deseo: que juguemos la Champions. Un sueño: los que he tenido, verme marcando goles con la Real. Un consejo: cómo afrontar los problemas. Los problemas vienen y es mi decisión cómo tomarlo, por lo negativo o lo positivo. Es algo que he intentado aplicar en toda la vida. Soy positivo en todo.

Por cierto, y su hija, ¿qué opina de todo esto?

-Es muy pequeña, solo tiene dos años, y de fútbol aún no hablamos.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902