Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

El PNV achaca al “chantaje” de ELA la renuncia de Bildu a negociar las cuentas

ORTUZAR ACUSA AL SINDICATO DE COACCIONAR A LA COALICIÓN ABERTZALE Y HACERLE VARIAR SU DISPOSICIÓN NEGOCIADORA en Los presupuestos. EL pp da por hecho que las apoyará

Txus Díez/Humberto Unzueta - Miércoles, 15 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Parlamentarios de EH Bildu acuden a una reunión de presupuestos

Parlamentarios de EH Bildu acuden a una reunión de presupuestos (José Ramón Gómez)

Galería Noticia

Parlamentarios de EH Bildu acuden a una reunión de presupuestos

gasteiz- A falta únicamente de la confirmación oficial por parte del propio Gobierno Vasco, al cierre ayer de la tercera ronda de negociaciones presupuestarias todos daban por hecho que el PP será quien con su voto afirmativo o su abstención facilite la aprobación de las cuentas de 2017 en la CAV. Ya en los últimos días la balanza se inclinaba cada vez más hacia los conservadores, y ayer su presidente en Euskadi, Alfonso Alonso, iba un poco más allá al asegurar en Onda Vascaque “casi se puede decir que puede haber un acuerdo”. Fue en la misma mañana en la que Elkarrekin Podemos anunciaba que presentará una enmienda a la totalidad, y escasas horas antes de que la delegación de EH Bildu saliera “defraudada” de su reunión con el consejero de Hacienda y Economía, Pedro Azpiazu. Su renuncia deja al PP como la única opción para la negociación, después de que los populares hayan reconocido que les gusta la música del borrador presupuestario.

El PNV culpó al sindicato ELA de la marcha atrás de EH Bildu a la hora de negociar las cuentas. En una entrada en la página de Facebookdel partido, Andoni Ortuzar lamentó que la coalición abertzale se haya “plegado al chantaje” de la central liderada por Adolfo Muñoz y se haya descartado de las conversaciones. “Las declaraciones efectuadas por los dirigentes de ELA son una auténtica coacción a la izquierda abertzale, que se ha dejado secuestrar su capacidad de acción política”, señaló el presidente del partido jeltzale.

No terminan ahí las duras acusaciones de Ortuzar a ELA ya que, además, le responsabiliza de “inmiscuirse” en el debate político hasta el punto de “impedir a la izquierda aber-tzale poder negociar libremente los presupuestos de la CAV”. El presidente de la formación jeltzale endosa al sindicato la responsabilidad del “cambio de estrategia” operado en EH Bildu que, inicialmente, presentó su disposición a negociar las cuentas pero finalmente ha decidido no apoyarlas tras no llegar a un acuerdo con el Gobierno de PNV y PSE.

En este sentido, Ortuzar explicó que “hace tan solo una semana parecía que EH Bildu ponía condiciones razonables para empezar a hablar con el Gobierno Vasco;después salió ELA manifestando que había que cargarse los presupuestos;y, desde entonces, Bildu ha cambiado radicalmente de posición, negándose a un diálogo realista sobre las cuentas vascas”. Y remachó su acusación afirmando que no son capaces de “librarse del chantaje” al que les somete el sindicato. “No es que no quieran negociar, es que no les dejan”, apuntaló.

Tras lamentar que la coalición abertzale se haya “autoexcluido” de las negociaciones, explicó que les han presentado estas últimas semanas alternativas a sus propuestas e incluso han accedido a realizar una revisión fiscal como reclamaba EH Bildu, “pero no han querido”. Así las cosas se descabalgan de la negociación, como ya lo hizo Elkarrekin Podemos, y deja el campo libre al PP para intentar cerrar un acuerdo.

El presidente del PP en la CAV, Alfonso Alonso, aseguró ayer que en estos días se ha ido avanzando en la materialización de las exigencias de su formación y que, más allá de partidas específicas, los conservadores ofrecen “disposición para poder colaborar y tratar de buscar un acuerdo”, o bien ejercer la oposición si se hacen unas cuentas “imposibles” con fuerzas “radicales o populistas como Bildu o Podemos”.

En lo concreto, Alonso aboga por el control del gasto y el apoyo a la iniciativa privada, y rechaza subir los impuestos “indiscriminadamente” o incrementar la RGI en un 8%, como pedían Elkarrekin Podemos y EH Bildu. Alonso señalaba que el acuerdo que ya daba por hecho “puede ser una buena señal hacia fuera”, aunque, dijo, “no hay una vinculación entre los presupuestos en el País Vasco y el debate de presupuestos en Madrid”. Cabe destacar que la semana pasada el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, abogaba por facilitar la aprobación de las cuentas del Ejecutivo de Iñigo Urkullu, pese a lo cual Alonso piensa “en clave exclusivamente vasca”. Si el Gobierno de la CAV “tiene voluntad” habrá un acuerdo, insistió.

Esa voluntad la manifestó el portavoz del Ejecutivo, Josu Erkoreka, cuando después el Consejo de Gobierno de ayer señalaba que tras la reunión del lunes en Lakua se creó “un marco de entendimiento que puede abrigar un acuerdo futuro”, aseguraba que “los planteamientos del Gobierno Vasco y el PP son realistas”.

Toda la sintonía mutua que ayer demostraban el Gobierno y el PP se transmutaba en reproches en el caso de Elkarrekin Podemos y EH Bildu. Los primeros, con la presidenta del grupo parlamentario y el portavoz, Pili Zabala y Lander Martínez, respectivamente, a la cabeza, anunciaban que presentarán una enmienda a la totalidad. Ambos denunciaban que PNV y PSE “han dado un portazo al giro social que proponíamos”, negándose a aceptar ninguno de sus requisitos para el acuerdo, condiciones “que, lejos de ser líneas rojas, eran cuestiones necesarias en lo social y realizables presupuestariamente”, afirmó Martínez, quien además negó que Elkarrekin Podemos se haya “autodescartado”, como se señalaba desde el Gobierno Vasco. “Han negado toda posibilidad al entendimiento, somos un país de mendizales y estos días debían elegir entre el camino más duro, que hace cima en el monte de lo social, y una ruta circular, un camino fácil que devuelve al punto de partida”, dijo Martínez.

Ya por la tarde, Maddalen Iriarte, Miren Larrion e Iker Casanova se reunían en Lakua con Azpiazu durante tres cuartos de hora y daban por concluidas las negociaciones. EH Bildu no anunciará una enmienda a la totalidad hasta que el Gobierno valore la ronda de contactos, pero en todo caso no dejaban lugar a dudas. “El Gobierno de Urkullu ha elegido al PP”, afirmaba Iriarte, antes de desgranar el contenido del encuentro.

Según Iriarte, frente a los movimientos en el presupuesto por valor de 250 millones, en un principio, y de 164 con posterioridad;que planteaba EH Bildu, Azpiazu les ofreció operar con un máximo de 25 millones de euros, sin entrar al detalle de las partidas. Además, dijo, de haber aceptado, la coalición debía garantizar que no presentaría enmiendas a la totalidad no parciales. “No vamos a dar un cheque en blanco a nadie”, manifestó al respecto Iriarte, quien trasladó al consejero de Hacienda y Economía que, tras haber realizado “un trabajo arduo, euro a euro”, su contrapropuesta no le parecía “seria”.

Esta mecánica le hace sospechar a EH Bildu que “ha habido una mesa de negociación paralela en Madrid”, señalaba Iriarte, quien afirmó que su propuesta “era exigente pero se podía materializar. Lo hemos hecho con realismo, lo que no es realista es proponer un movimiento de 25 millones sin ningún compromiso concreto”.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902