Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Un testigo dice que el fallecido suplicó al acusado para que no lo matara

EFE - Martes, 14 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 16:53h

DONOSTIA. "¡Para, para por favor!", fueron las palabras de "súplica" con las que el hombre estrangulado el 22 de septiembre de 2015 en Donostia pidió al acusado que no lo matara, según ha recordado hoy uno de los vecinos del fallecido, durante la segunda sesión del juicio que se celebra en la Audiencia de Gipuzkoa.

Un tribunal del jurado juzga desde ayer en esta instancia a un hombre acusado de asfixiar a su suministrador de droga durante una discusión por dinero, para el que la Fiscalía pide doce años y medio de reclusión y la acusación particular, que ejerce la familia del fallecido, quince.

La defensa, por su parte, que reconoce el homicidio, demanda cinco años de cárcel para su cliente, al entender que debe aplicársele una eximente incompleta de drogadicción y la atenuante de haber actuado en una situación de arrebato.

El vecino que ha declarado hoy, un hombre que reside en el piso superior al que ocurrieron los hechos, ha recordado ante el jurado los gritos, ruidos y golpes procedentes de la casa del fallecido que escuchó aquel día con estupor, mientras se encontraba en su domicilio junto al hijo de su compañera sentimental.

Ambos hombres fueron quienes alertaron a la Ertzaintza de que en la vivienda de abajo estaba sucediendo algo extraño, después de escuchar el "jaleo" creado por una situación parecida a un "forcejeo" con "golpes" y "empujones" en el que, sin embargo, sólo se escuchaba gritar a una persona: su vecino, de 42 años;un hombre que han descrito como una persona delgada y de complexión "débil" que andaba "encorvado" por una dolencia en la espalda.

El testigo ha rememorado cómo aquel día regresó a su casa con varias bolsas de la compra cuando vio al procesado en el exterior del edificio (un inmueble de tres pisos, sin ascensor, situado en la avenida Alcalde José Elósegui), que le siguió por la escalera hasta el segundo piso en el que entró porque le habían abierto la puerta, mientras él seguía hasta el tercero, donde reside.

A los pocos segundos, los dos vecinos, que viven en el piso de arriba del domicilio en el que ocurrió el crimen, comenzaron a escuchar los ruidos, entre ellos las "súplicas" del fallecido, que tenía una voz rasgada "inconfundible". "¡Para David, para David, no lo volveré a hacer!", fue la frase que se escuchaba en un tono "cada vez más débil".

"Con el tiempo la voz iba decreciendo", ha detallado el primer vecino. "Éste le está haciendo algo, lo está ahogando o forzando, llama a la Ertzaintza", le dijo a su compañero, tras lo que dieron aviso a la Policía, varias de cuyas dotaciones acudieron poco después al lugar.

Los dos primeros agentes en llegar fueron los integrantes de una dotación de paisano que -como han relatado en la vista-, mientras esperaban en el rellano a la llegada de una patrulla uniformada escucharon en el interior algo parecido al un trozo de "cinta adhesiva desgajándose".

Al poco tiempo, acudieron otros dos agentes uniformados, uno de los cuales ha relatado cómo entró en la vivienda, que tenía la puerta abierta, y sorprendió al acusado cuando intentaba huir por el balcón, por lo que lo detuvo y seguidamente intentó reanimar sin éxito al fallecido, quien tenía la boca y las vías respiratorias tapadas con cinta americana.

Otros agentes que más tarde se hicieron cargo del detenido han precisado que, aunque éste no opuso resistencia, en un primer momento les hizo creer que el autor de la muerte había sido un tercer individuo que se había dado a la fuga y que le había obligado con una pistola a amordazar con la cinta a la víctima.

Todos los policías han coincidido al señalar que el arrestado se encontraba "muy nervioso" y "sudaba mucho", aunque no parecía afectado por alguna sustancia ni que estuviera "ido" o "trastornado".

El juicio continuará mañana con la práctica de nuevas testificales, la prueba pericial y la documental, tras lo cual las partes expondrán sus conclusiones provisionales antes de que el jueves los miembros del jurado reciban el objeto del veredicto y comiencen sus deliberaciones.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902