Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

El Eibar se deja dos puntos en El Sadar

EMPATE Perdona a Osasuna durante una hora inicial de neta superioridad y termina sufriendo cuando el partido entró en una fase loca de ida y vuelta

Marco Rodrigo - Martes, 14 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:12h

Kike García celebra el tanto que consiguió ayer ante Osasuna.

Kike García celebra el tanto que consiguió ayer ante Osasuna. (Efe)

Galería Noticia

Kike García celebra el tanto que consiguió ayer ante Osasuna.

El Eibar vive solo su tercera temporada en Primera División, pero se ha ganado un estatus susceptible de convertir un empate a domicilio en una mala noticia. Cualquier análisis de lo visto anoche en El Sadar debe tener esta premisa como punto de partida. Y es que no conviene perder la perspectiva. Tienen mucho mérito los armeros, que a comienzos de marzo ya se han asegurado con creces la permanencia, y luchan ahora por coquetear con los puestos europeos. Precisamente por ello, porque las aspiraciones continentales del equipo ahí están, sabe mal que el cuadro de Mendilibar regresara ayer de Iruñea con un solo punto como botín.

Sí, es cierto que Yoel salvó el empate con varias intervenciones de mérito durante el tramo final del encuentro. Pero un análisis global de los 90 minutos habla de un Eibar muy superior, que desaprovechó las extensas fases de partido en las que plasmó sobre el terreno de juego la diferencia existente entre ambos equipos.

La primera parte se convirtió, literalmente, en un bombardeo sobre la meta de un muy acertado Sirigu. Y la segunda mitad arrancó con un cuadro armero más entonado aún, poniendo cerco a la meta navarra. Lástima que el partido cambiara hacia el minuto 60, abriéndose y propiciando un duelo de ida y vuelta.

En el mismo, de forma paradójica, se adelantó el conjunto de Mendilibar gracias a Kike García, pero el panorama no tardaría en deparar ocasiones para que Osasuna neutralizara la diferencia e incluso la remontara. Los rojillos solo aprovecharon una, lo hizo Kenan Kodro, y el encuentro terminó con reparto de puntos.

con arbilla e InuiEl entrenador del Eibar no sorprendió con su alineación, una apuesta por lo que venía funcionando bien antes de la derrota ante el Real Madrid y del derbi de Anoeta, que Capa se perdió por sanción. Ayer volvió a situar al portugalujo y a Arbilla en los laterales. Y jugó de nuevo con Takashi Inui en la izquierda, dejando en el banquillo a Rubén Peña.

El resto fueron los habituales, integrando un once protagonista desde el pitido inicial en El Sadar. Y es que si el empate deja un mal sabor de boca ocurre, principalmente, porque el arranque del encuentro pareció asemejarse a los de esos partidos de Copa en los que un equipo de superior categoría visita a un rival modesto.

Kike García, a centro de Ander Capa, adelantó a los armeros en el minuto 72, pero Kenan Kodro hizo el empate siete después

El cuadro armero se situó mejor sobre el terreno de juego, ganó casi todas las disputas y avanzó hacia la meta de Sirigu con decisión utilizando los puñales que tiene en ambas bandas. En contra de lo que suele resultar habitual, las intentonas más peligrosas llegaron con Arbilla e Inui desde la banda izquierda, con Capa y Pedro León menos incisivos por la derecha. Tras un intento de Sergi Enrich a bocajarro rechazado por Sirigu, el portero local amargó la noche al citado extremo japonés, que tuvo el gol en sus botas hasta en tres ocasiones. Hubo fases en las que el Eibar pareció incluso verlo demasiado fácil, ya que, vista su superioridad, dejó de imprimir al encuentro la velocidad que este requería.

El problema apuntó a solucionarse tras el tiempo de descanso. El conjunto azulgrana inició la segunda mitad con nuevos bríos, y dispuso de acercamientos peligrosos, uno en un centro al corazón del área pequeña despejado por Vujadinovic y otro en el enésimo intento de Inui, frustrado en esta ocasión bajo palos por Oier Sanjurjo.

Las sensaciones que emitía el duelo decían que el gol armero estaba al caer, pero ese plus de intensidad que aplicó el conjunto de Mendilibar en la reanudación terminó convirtiéndose en un arma de doble filo.

En el corto plazo, sorprendió a Osasuna y se tradujo en oportunidades claras. Pero terminó descontrolando algo el partido, convirtiéndolo en un intercambio de golpes, con muchos espacios de por medio, en el que los navarros se vieron de repente con opciones.

Un mano a mano de Sergio león con Yoel salvadoin extremis por Lejeune, llegando desde atrás, acabó por confirmar el peligroso cambio de escenario. Pero uno de los atractivos del fútbol reside en su carácter difícilmente explicable. Cuando peor pintaban las cosas, llegó el 0-1 previamente merecido, gestándose además en una banda derecha inactiva hasta entonces. Pedro León sirvió en profundidad para la subida de Capa, cuyo centro lo remachó a placer el recién ingresado Kike García.

Sería muy fácil achacar al Eibar que no durmiera el partido cuando se vio por delante, pero en la práctica eso es muy complicado de ejecutar. Ya no había vuelta atrás en el encuentro, algo que aprovechó Osasuna para empatar y para, incluso, rozar una victoria que estuvo cerca, pero que no habría sido justa.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902