Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Un incendio en una chimenea obliga a desalojar a doce personas en Pasaia

El fuego se originó en el número 7 del paseo de Bonanza, en Donibane, y se propagó por tres viviendas, cuyo tejado se desplomó. Los arquitectos municipales comenzarán hoy a evaluar el estado de la estructura del edificio.

Iraitz Astarloa - Lunes, 13 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Los Bomberos tardaron cuatro horas en sofocar las llamas.

Los Bomberos tardaron cuatro horas en sofocar las llamas. (E.V.)

Galería Noticia

Los Bomberos tardaron cuatro horas en sofocar las llamas.El fuego alcanzó el tejado, que acabó desplomándose.Intensa humareda saliendo del número 7 de paseo de Bonanza.

donostia- “De repente han empezado a ver humo y más humo, y luego fuego. En ese primer momento, la reacción es de apuro, de no saber qué hacer, de intentar sacar todo lo que puedes de casa porque sabes que en un momento te quedas con el cielo arriba y la tierra abajo”. La angustia y el nerviosismo se apoderó ayer de los vecinos de Pasai Donibane cuando, sobre las 12.00 horas, un incendio, presumiblemente causado por un fuego descontrolado en una chimenea doméstica, comenzó a devorar sin piedad una vivienda del paseo de Bonanza.

El fuerte viento que soplaba en ese momento, sumado a la ubicación de la zona afectada, un área que se encuentra “en altura y, por lo tanto, todavía más expuesta a las ráfagas”, convirtió el humo en fuertes llamaradas en cuestión de minutos, causando el pánico por instantes. “Todo el que se ha dado cuenta de lo que estaba pasando ha colaborado como ha podido y la gente se ha portado de forma excepcional. Han sido muchas las personas que han echado una mano en ese momento de necesidad”, confirmaban testigos del incendio.

Afortunadamente, no hubo que lamentar daños personales -únicamente hubo que atender una crisis de ansiedad de una de las afectadas- y la intensa lluvia y la diligente labor de los bomberos hicieron que las pérdidas materiales fueran inmensamente menores a las temidas en un principio.

Hasta doce personas tuvieron que ser desalojadas de sus casas, si bien tres de ellas pudieron volver en la tarde de ayer. Tres vecinos más fueron desalojados de forma “circunstancial”, tal y como explicaron desde el Consistorio, “para evitar que haya ningún tipo de susto”. “Se trata de las viviendas que están justo debajo del edificio afectado. Ha habido mucha cantidad de escombros y lo que queremos evitar es que alguno de ellos pueda provocar un accidente. Pero en principio, mañana mismo -por hoy- podrán volver a sus casas”, señalaron estas fuentes.

Más complicado lo tendrán los seis residentes en el número 7 de paseo de Bonanza. Fue en el segundo piso de este portal donde se originó el incendio, cuyas causas están siendo investigadas si bien, desde el cuerpo de bomberos apuntan a una chimenea descontrolada como principal hipótesis.

Tanto este piso como el inferior quedaron “muy dañados”, confirmó a este periódico la teniente de alcalde de Pasai Donibane, Miriam Cano. También el tejado, que fue alcanzado por las llamas y finalmente acabó desplomándose, cayendo los escombros dentro del propio edificio

“Desde luego, para estos vecinos la solución no va a ser cosa de dos días ni de una semana”, confirmó la alcaldesa de la localidad, Izaskun Gómez.

Por el momento, el Ayuntamiento no ha recibido ninguna petición de realojo por parte de los nueve afectados, que ayer optaron por pasar la noche en casa de familiares y amigos. No obstante, desde el Consistorio ya se han establecido los primeros contactos con el servicio vasco de vivienda Alokabide, por si fuera necesario ofrecer un alojamiento transitorio para los afectados.

“con la manguera al hombro”No fue fácil la labor de los bomberos ayer. Como consecuencia del incendio, se movilizaron efectivos de los parques de Bidasoa y de Urola Kosta, que tuvieron que hacer frente a la complicada orografía de Donibane para poder acceder a la vivienda afectada, a la que llegaron en un tiempo de 20 minutos. Según explicó Cano, los bomberos tuvieron que, literalmente, cargar con la manguera al hombro para poder atacar el fuego. “Hay que tener en cuenta que se trata de un paseo, de una calle que no tiene acceso por carretera. Los bomberos han llegado a la zona de abajo, pero, desde ahí, han tenido que subir las escaleras con las mangueras al hombro”, relató. Afortunadamente, en las inmediaciones de la casa incendiada hay una toma de agua que facilitó las labores de extinción.

Estas se prolongaron durante más de cuatro horas, si bien para las 13.30 horas, hora y media después del aviso a emergencias, los bomberos tenían las llamas controladas. Fueron horas cargadas de preocupación para los pasaitarras, que todavía guardan en su memoria las imágenes del devastador incendio que acabó con dos bloques de viviendas en Euskadi Etorbidea, en el distrito de Trintxerpe, el 1 de enero de 2014.

“Todos los fuegos son malos y todos se viven con preocupación, pero en Donibane, precisamente porque las viviendas son muy antiguas y la mayor parte de ellas son de madera, la preocupación es aún mayor”, indicó Gómez, quien reconoció que la primera buena noticia de la jornada llegó al descubrir que no había daños personales. “Es que todos conocemos Donibane. Esto puede ser una caja de cerillas”, alertaba Cano, quien se congratulaba de que el fuego se hubiera originado a plena luz del día y no de madrugada. “De lo contrario, los daños hubiesen sido mucho mayores”.

parte a los segurosUna vez confirmado que todos los vecinos salieron ilesos del incendio y extinguidas las llamas, ahora llega el momento de hacer una evaluación de los daños. “Los propios técnicos del Ayuntamiento han estado en la zona, pero no es el mejor momento para evaluar. Todavía queda mucha agua y hay numerosos cascotes. Hay que limpiar todo eso para ver la situación exacta en la que se encuentran los inmuebles afectados”, explicó Gómez. “Hoy -por ayer- la prioridad era apagar el fuego como fuera y es lo que se ha hecho. Mañana -por hoy-, los servicios municipales comenzarán a quitar los cascotes y una vez limpiemos los inmuebles, estaremos en posición de evaluar de manera más exacta cómo está todo”, añadió.

Mientras tanto, los vecinos deberán ir gestionando la incidencia con sus respectivos seguros. A partir de ahí, habrá que esperar a que los peritos analicen y valoren la situación. “En el caso de que la estructura esté dañada, los pasos a dar serán unos;si no lo está, serán otros. En cualquier caso, todavía hay que esperar. De todas formas, el Ayuntamiento estará en todo momento con los vecinos para echarles una mano en lo que necesiten”, aseveró Cano.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
    • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902