Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Convergencia quería más dinero


|

Viernes, 10 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Jordi Montull abandona la Ciudad de la Justicia, uno de los proyectos por el que se pagaron mordidas según su testimonio, seguido por su hija Gemma. Abajo, una mujer exhíbe una pancarta sobre el expolio del Palau al paso de Daniel Osàcar, extesorero de Co

Jordi Montull abandona la Ciudad de la Justicia, uno de los proyectos por el que se pagaron mordidas según su testimonio, seguido por su hija Gemma. Abajo, una mujer exhíbe una pancarta sobre el expolio del Palau al paso de Daniel Osàcar, extesorero de Convergencia, que al igual que el primero declaró ayer. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Jordi Montull abandona la Ciudad de la Justicia, uno de los proyectos por el que se pagaron mordidas según su testimonio, seguido por su hija Gemma. Abajo, una mujer exhíbe una pancarta sobre el expolio del Palau al paso de Daniel Osàcar, extesorero de Colas dos versiones

donostia- Jordi Montull, número dos del Palau de la Música, declaró ayer que las comisiones que CDC cobraba de la constructora Ferrovial, a través de la institución cultural, eran inicialmente del 3%, pero se elevaron al 4% porque el partido “quería más dinero”. Sin embargo, en la cuarta sesión del juicio del caso Palau, el extesorero de CDC Daniel Osàcar desmintió tajantemente estas acusaciones de financiación ilegal lanzadas tanto por Montull, su hija Gemma (ex directora financiera), y el expresidente de la entidad cultural Fèlix Millet. El extesorero sugirió que todo el dinero que se expolió del Palau se lo quedaron los acusados Millet y Montull.

“Los convenios eran legales, buscaban que no se pusiera solo música andaluza” Daniel Osàcar, extesorero de Convergencia

La Fiscalía pide penas de 27 años de cárcel para Fèlix Millet y Jordi Montull y de 26 para Gemma Montull, así como siete años y medio para Osàcar, quien alegó que los convenios entre la entidad y la fundación Trias Fargas (afín a Convergencia), eran legales y buscaban fomentar la cultura catalana, para que, entre otras razones, que en las fiestas populares “no pusieran solo música andaluza”.

Montull mantuvo el relato incriminatorio sobre CDC y desveló que las comisiones que supuestamente pagaba Ferrovial al partido, a través del Palau, a cambio de la adjudicación de obra pública, eran inicialmente del 3% pero se elevaron al 4% porque la formación “quería más dinero”. Según relató, en un principio era Millet el que mantenía contacto con el extesorero de CDC Carles Torrent, fallecido en 2005, una persona que Montull dijo que desconocía qué cargo tenía en el partido nacionalista, porque para él era “el recadero”.

“Hay que tener tolerancia cero con la corrupción, venga de la calle Génova o del Palau de la Música” Pablo Iglesias, líder de Podemos

Cuando Osàcar sucedió a Torrent al frente de la tesorería de CDC, fue Montull el encargado de hacer llegar las comisiones pagadas por Ferrovial en metálico: “yo tenía el dinero en un sobre a punto, él venía, contaba el dinero, lo recogía y se lo llevaba”, detalló. Montull afirmó desconocer con qué cargos de CDC conversaba Millet sobre el pago de comisiones, más allá de los tesoreros. También ha explicado que el dinero para CDC se entregaba con tres mecánicas: en dinero en efectivo al tesorero, con el pago de facturas -no supo concretar si eran “buenas o malas”, si correspondían a servicios reales- y con los convenios con la Fundació Trias Fargas, pero que de eso se encargó Millet.

El acusado precisó, como el miércoles hiciera su hija, que CDC les hacía llegar facturas falsas para justificar pagos de comisiones ilícitas de la constructora Ferrovial, cuando así se lo pidió Millet para defenderse de dos investigaciones que les había abierto la Agencia Tributaria por los numerosos reintegros en efectivo. Sobre obras públicas que pudo recibir Ferrovial gracias a las donaciones al Palau, puntualizó que él solo supo de la construcción de la Ciudad de la Justicia -donde se está celebrando el juicio- y la Línea 9 del Metro de Barcelona.

“El caso desvela lo que sucedía con Convergencia. Alguno tendrá que dar explicaciones” Fernando Martínez Maillo, coordinador general del PP

Montull ratificó “toda” la declaración de su hija Gemma, que afirmó que hubo expolio del Palau y financiación de CDC, como se preveía tras las negociaciones con la Fiscalía. El acusado llegó a un pacto en el que se comprometía a confesar los entresijos del fraude a cambio de rebajar la petición de pena a su hija que se enfrenta a 26 años y medio de prisión y que tras el acuerdo podría quedar en tres años de los cuales uno podría ser sustituido por una pena de multa que le permitiría esquivar la cárcel.

Osàcar desmintió ante el tribunal todo lo que dijeron sobre él Millet y los Montull: “lo afirmo con toda rotundidad, es falso, no es cierto”. El extesorero subrayó que los convenios entre el Palau y la Trias Fargas -por unos 600.000 euros- conciliaron el objetivo que compartían tanto la institución cultural como CDC de dar un mayor peso en Cataluña al Orfeó Català e impulsar así una “campaña de catalanidad”. Según él, estos convenios eran legales y su objetivo era influir en los casi 600 ayuntamientos gobernados en aquella época por Convergència para fomentar la cultura catalana y, por ejemplo, que en las fiestas “no se “olvidaran” las sardanas, corales y los “esbarts dansaires”.

“Entre la palabra de Millet, delincuente confeso, y la de Osàcar, yo me fío de la de Osàcar” Francesc Homs, exconsejero catalán de Presidencia

Ante el tribunal, negó rotundamente que Ferrovial fuera “donante” de CDC y que recibiera pagos en metálico de esa empresa: “ya sabemos que el dinero en efectivo es ilegal, tienen que ser cheques nominativos”. En contra de lo que había asegurado minutos antes Montull, en el sentido de que acudía a su despacho a recoger las mordidas en un sobre, Osàcar precisó que sólo iba al Palau, en metro, a requerimiento de Jordi Montull para firmar y buscar los convenios de colaboración, y que regresaba a la sede de CDC en autobús, “evidentemente sin billetes en el bolsillo”.

Osàcar insistió en que no tenía conocimiento de las obras adjudicadas por administraciones gobernadas por CiU a Ferrovial y alegó que durante los cinco años en los que fue tesorero, de 2005 a 2010, Convergència estaba en la oposición en el Parlament, en el Ayuntamiento de Barcelona y en la Diputación de Barcelona. - N.G.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902