Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Xabier Zaldua aizkolari de Zumarraga

“En casa nos gustan los bueyes, pero cuando iba al monte con mi aitona siempre llevaba el hacha en la mano”

El aizkolari zumarragarra Xabier Zaldua se enfrentará a Luis Mari Txapartegi este domingo, a las 12.00 horas, en el frontón Gurea de Azkoitia. Tendrán que cortar 20 troncos de media vara y habrá 12.000 euros en juego

Asier Zaldua - Jueves, 9 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Xabier Zaldua, aizkolari de Zumarraga.

Xabier Zaldua, aizkolari de Zumarraga.

Galería Noticia

Xabier Zaldua, aizkolari de Zumarraga.

zumarraga- ¿Cómo ve la apuesta del domingo?

-Las apuestas siempre son duras. En el campeonato de segunda se clasificaban seis aizkolaris a la final y yo quedé séptimo. Reté a los seis finalistas a cortar 20 troncos de media vara, pero no se presentó ninguno. Solo apareció Luis Txapartegi, a pesar de que no estaba entre los retados. Suele suceder muchas veces y, como los dos estábamos con ganas, enseguida llegamos a un acuerdo.

Txapartegi fue aizkolari de primera categoría.

-Ha competido durante muchos años en primera y ha disputado varias finales. Eso quiere decir que es un aizkolari de nivel y que la apuesta del domingo es una apuesta de nivel. A ver qué sucede. Me he preparado bien, en vistas a un trabajo duro. No en vano, la madera la va a llevar él y no sé qué tipo de madera llevará. De una madera blanda a una dura puede haber una diferencia de 30 minutos. Yo me he preparado para tener que trabajar durante más de una hora.

¿Siempre le ha gustado el hacha?

-Sí. En casa nos gustan los bueyes, pero cuando iba al monte con mi aitona siempre llevaba el hacha en la mano. He visto muchas pruebas de aizkolaris durante toda mi vida.

Pero empezó a competir muy tarde.

-El primer campeonato lo disputé con 29 años. Si en casa llega a haber afición por el hacha, hubiera empezado antes. Pero nadie me animó a coger el hacha, hasta que decidí probar. Pedí ayuda y salió bien.

Empezó muy fuerte.

-La primera apuesta la jugué en 2010, con 32 años. Empecé demasiado bien. Gané tres apuestas seguidas. Los primeros tres años fueron muy buenos, pero castigué demasiado el cuerpo. Siete apuestas en tres años son demasiadas. Ni los de primera lo hacen. En eso, fallé. He necesitado otros tres años para refrescarme, para relajar el cuerpo y la mente. Mi trayectoria no ha sido muy regular. Estos tres últimos años he participado en campeonatos y exhibiciones, pero no he disfrutado. No estaba a gusto. El hacha se había convertido en una obesesión.

¿Cómo ha conseguido dar la vuelta a esta situación?

-He cambiado de preparación, de alimentación y de mentalidad. Me he puesto en manos de expertos, que me han hecho ver que no hay que obsesionarse. El haberle dado la vuelta a la situación me ha animado a disputar otra apuesta.

¿Ha cambiado de preparador?

-Sí, pero no porque el de antes fuera malo. Ahora estoy trabajando con el durangarra Iker López. Trabaja también con el pelotari Mikel Urrutikoetxea y con el ciclista Aitor Hernández.

¿En qué ha cambiado su preparación?

-Quería coger unos kilos y acudí a donde la dietista Aurora Ruiz. Es la nutricionista del Eibar. Me dijo que debía comer según mi carga de entrenamiento y me puso en contacto con López. Este no conocía el mundo de la aizkora y me recibió con los brazos abiertos. He cogido seis kilos y lo noto mucho. En cuanto a la preparación, todos los días cojo el hacha. Me dijo que si los ciclistas cogen la bici a diario, yo tengo que hacer lo mismo con el hacha. He notado una gran mejora. Trabajando mucho con el hacha, aunque sea a un ritmo bajo, se mejora la técnica. Se tiene más tiempo para pensar dónde se le hace daño a la madera.

¿Ha acudido también al psicólogo?

-Sí. A veces, a pesar de estar en forma, no daba mi nivel. He conseguido superar la presión.

¿Se ve compitiendo en primera?

-Sí. ¿Por qué no? Pero la cuestión no es subir a primera, sino mantenerse. Subir para bajar al año siguiente es muy triste. Me gustaría mantenerme y para ello tengo que trabajar bien mi cuerpo. Creo que vamos por el buen camino.

¿Con ello vería cumplido su sueño?

-Se dice que el sueño del aizkolari de primera es conseguir la txapela y del de segunda subir a primera y disputar la final. He pensado en ello, por supuesto. No han pasado muchos años desde que empecé en esto y creo que me quedan cinco o seis años buenos.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902