Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Colaboración

Carta abierta a Markel Olano y José Ignacio Asensio

Por Aitor Astobiza Uriarte - Miércoles, 8 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Gipuzkoa ha sido incapaz de superar el problema de los residuos durante los últimos años. Los grupos políticos tienen diferentes planteamientos sobre el tema y como resultado, los responsables de las instituciones en cada momento han implementado políticas contrapuestas, tanto a nivel municipal como en las mancomunidades, como en el territorio histórico. Y el problema continúa. En la actualidad ustedes ostentan la mayor responsabilidad en materia de residuos: José Ignacio Asensio como presidente del Consorcio de Residuos de Gipuzkoa-GHK, y Markel Olano como diputado general de la Diputación Foral de Gipuzkoa, principal accionista de GHK (33%). No dejan de repetirnos que el problema está casi resuelto, que sólo falta un paso. Pero no es cierto, porque el mayor problema no es qué hacer con la enorme cantidad de residuos que producimos en esta sociedad hiper-consumista en la que vivimos. Se trata, en el fondo, de elegir la vía para solucionar esos problemas, y la utilización malintencionada que hacemos de los mismos. Los diferentes grupos políticos han estado enfrentados, utilizando un argumento un día, y el contrario al siguiente, con el fin de debilitar al oponente y obtener ventaja política. Y ustedes no se dan cuenta de que la sociedad quiere superar ya esta situación. Estamos cansados, ya que mientras ustedes continúan con su obcecación, la totalidad de la ciudadanía sufrimos las consecuencias.

Se han tomado decisiones importantes en los últimos años en materia de residuos. Ustedes se lo han jugado todo a una única baza: la incineración. No entraremos ahora a valorar las diferentes opiniones sobre el impacto que podría producir en la salud y en el medio ambiente, pero una instalación de este tipo hará que el esfuerzo en el reciclaje de residuos se limite a cumplir los mínimos que se marquen desde Europa. Para justificar su construcción se han tenido que emplear triquiñuelas, como son una previsión de crecimiento demográfico difícilmente creíble, inflar artificialmente las cifras de la basura que se generará en el futuro...

Mientras tanto, no sabemos qué hacer con los residuos, y ustedes tienen que inventar soluciones como la de Mutiloa. A la comarca del Goierri le ha vuelto a tocar la lotería: al mismo tiempo que anuncian en los medios el cierre de todos los vertederos, han decidido que una gran parte de los residuos que se producirán en Gipuzkoa en los próximos años irán a parar al pequeño municipio de Mutiloa (266 habitantes). está bien estudiado y preparado: se adjudica el contrato a una empresa (Lurpe-Cespa-Ferrovial) que ha preparado casi en silencio el camino para convertir un vertedero de residuos inertes en un nuevo basurero, y se lavan las manos, dirigiendo de paso millones de euros a empresas privadas.

Y para ello están ustedes dispuestos a pasar sobre la voluntad de los ciudadanos. No han tenido ningún respeto por los habitantes de los municipios afectados (especialmente Mutiloa, Gabiria y Ormaiztegi), ni por nuestros representes locales. En lugar de acudir directamente a los pueblos, enviaron un comunicado de prensa a los medios de comunicación.

Tras una primera reunión con los representantes municipales para mitigar el alboroto creado, no han vuelto ustedes a dar la cara. Han esquivado los intentos de contacto de nuestros representantes locales, los han despreciado. Hemos visto ataques contra la autonomía municipal en los medios de comunicación, junto con llamamientos de “solidaridad” con el resto de los guipuzcoanos. El vertedero de nuestra comarca, el de Sasieta, se clausuró antes de la fecha prevista debido a esa solidaridad: Recibió basura del resto del territorio. Por lo tanto, nuestra generosidad en ese aspecto es evidente.

Con el pretexto de que se trata de una cuestión que cumple la ley, están ustedes dispuestos a llevar hasta las últimas consecuencias una decisión que carece de legitimidad. ¿Qué debe hacer un pequeño municipio que se opone a algo así? ¿No dar su consentimiento y afrontar unas consecuencias legales y económicas desproporcionadas? Es un auténtico chantaje para los ciudadanos. El pasado 18 de diciembre llenamos las calles de Ormaiztegi para mostrar nuestra oposición al proyecto en una manifestación hasta las instalaciones del vertedero.

Por el contrario, apenas observamos medidas eficaces para reducir las dimensiones del problema de los residuos. Y está claro cuál es el camino para lograr este objetivo: generar menos residuos y reciclar la mayor parte de los generados. Para ello, se debe impulsar la recogida selectiva, de la manera que se decida en cada lugar, pero con un objetivo claro: reducir de forma drástica, y a corto plazo, las toneladas de fracción resto generadas. Es posible, tal y como se está demostrando en nuestra comarca y en otras (Debagoiena...).

Pero esta no ha sido una cuestión prioritaria para ustedes hasta ahora. ¿Cómo se explica si no, que en el contrato firmado con Cespa-Ferrovial para Mutiloa, la cantidad de basura durante los tres años no varíe? ¿O que en las tarifas aplicadas por GHK a las mancomunidades, se abarate el precio por la fracción resto y se encarezca el del residuo orgánico? ¿O que en la cantidad de dinero que deban abonar las mancomunidades, el hecho de obtener unos buenos porcentajes de reciclaje, casi no suponga ninguna ventaja? Es por ello que la cantidad de residuos de la fracción resto que generaremos es una decisión política, puede ser tan bajo (con sus límites, pero estamos aún muy lejos) como se lo propongan las instituciones (principalmente GHK y por lo tanto la Diputación Foral de Gipuzkoa, y las mancomunidades). Los ciudadanos hemos demostrado que cuando se nos proporcionan los recursos adecuados, somos capaces de hacer bien las cosas. Por lo tanto, lanzamos nuestra propuesta clara a las instituciones: Hagamos un verdadero esfuerzo para superar la división creada en los últimos tiempos, y situar el que ha sido uno de los mayores problemas en nuestro territorio en el lugar que se merece, ya que será en beneficio de todos.

Hacemos un llamamiento a todos los ciudadanos que tengan inquietudes sobre el tema para que acudan el domingo 12 de marzo, a las 12.00 horas, a la Plaza de Gipuzkoa de Donostia bajo el lema ¡Por el reciclaje. No al basurero de Mutiloa!


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902