Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Sin rumbo fijo

El viaje como arte

Donostia acoge una exposición de los franceses Sophie Cohen Scali y Jean Louis Tartas, cuyas pinturas y esculturas reflejan ideas como el nomadismo, la naturaleza, la desnudez y la muerte.

Un reportaje de Juan G. Andrés. Fotografías Javi Colmenero - Lunes, 6 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:12h

El escultor Jean Louis Tartas y la artista Sophie Cohen Scali con su instalación ‘El gran viaje’, presentada hace unos días en el centro cultural Okendo dentro de su exposición conjunta.

El escultor Jean Louis Tartas y la artista Sophie Cohen Scali con su instalación ‘El gran viaje’, presentada hace unos días en el centro cultural Okendo dentro de su exposición conjunta. (Javi Colmenero)

Galería Noticia

El escultor Jean Louis Tartas y la artista Sophie Cohen Scali con su instalación ‘El gran viaje’, presentada hace unos días en el centro cultural Okendo dentro de su exposición conjunta.Una de las figuras de Tartas cargando un huevo gigante.Una periodista pasa junto a la escultura de un hombre y su reflejo.

Ideas como el nomadismo, el viaje -interior y exterior-, la naturaleza, la desnudez y la muerte se dan cita en Sin rumbo fijo, la exposición que el centro cultural Okendo de Donostia acoge hasta el 25 de marzo. En ella convive el trabajo de dos artistas franceses, la pintora Sophie Cohen Scali y el escultor Jean Louis Tartas, cuyas obras dialogan en un sugerente espacio repleto de estímulos.

Hace algunos años los responsables de la galería donostiarra Tiriki Tauki conocieron la labor de ambos creadores en una exposición celebrada en Francia, y desde entonces, sus pinturas y esculturas han sido recurrentemente expuestas en la capital guipuzcoana. Susana Bustero, responsable de Okendo, descubrió la obra de ambos autores en Tiriki Tauki y les propusó exponer en el centro de Gros con mayor amplitud.

Cohen Scali y Tartas habitan en universos creativos diferentes pero a menudo exponen juntos. Sin rumbo fijoincluye una treintena de pinturas y otras tantas esculturas de ambos. Según explica la artista, sus dibujos y pinturas aluden al “camino, al movimiento y a la naturaleza”, mientras que las esculturas de su compañero se enmarcan “en el itinerario más íntimo de la persona”.

“Otros mundos”Sophie Cohen Scali se inspira en la senda y en el medio natural. En su deambular tiene “visiones materiales” y se fija en líneas y detalles que después lleva al papel transformados en paisajes y en “otros mundos”. “Eso es para mí el viaje, algo que empieza caminando y termina en el taller”, explica sobre una obra con claras resonancias telúricas. Predominan las estampas desérticas, los colores marrón y ocre, las piedras horadadas y las formas redondeadas. El ser humano raramente está presente en sus obras, aunque su rastro puede adivinarse en detalles casi imperceptibles como la huella que dejan las bolsitas de té sobre el papel y que tienen forma de casa.

En Okendo se exhiben varios trabajos de dos de sus series más recientes: por un lado, Gran Nómada, que reúne piezas de amplias dimensiones -dos de ellas, cuadradas e inspiradas en Donostia-, y por otro, Ambulante, con creaciones que si se pliegan adquieren el tamaño de un tarjetón. Y es que el concepto del nomadismo no afecta solo al contenido de su obra, sino también a la forma. Por eso trabaja con papeles flexibles, ligeros y pequeños, de manera que puede plegarlos, enrollarlos y transportarlos incluso en la única maleta pequeña que las compañías aéreas permiten subir a los aviones.

Todo el material que tiene en su taller, subraya, cabe en una caja de zapatos, algo que como artista le da la “seguridad” de poder crear y exponer en cualquier lugar y circunstancia, por adversa que sea. De ese modo intenta “democratizar” el arte, desacralizarlo, apartándolo de su marco habitual y llevándolo a otros espacios que permitan un contacto más cercano con la obra.

FIGURAS ESTILIZADASDiseminadas por la sala, las esculturas de Jean Louis Tartas forman un variopinto paisanaje repleto de estímulos y detalles. En la zona de la entrada reciben al visitante dos figuras de reciente creación: un hombre porta una enorme maleta -de nuevo, la idea del viaje- y otro carga un huevo gigante a la espalda. Hay ideas que se repiten, como la del huevo -para el escultor simboliza la vida-, la desnudez de los personajes y la búsqueda de diferentes maneras de moverse.

Las piezas, de tamaño mediano y realizadas con técnica mixta sobre esqueleto de hierro, son tremendamente expresivas y por sus formas alargadas recuerdan a las de Giacometti. Hay mirones, funambulistas, parejas en distintas poses y personajes que sugieren la muy actual idea del migrante y que se desplazan en diferentes medios de transporte: barcas, carros con hélices, un avión en el que viaja un principito de edad avanzada... Aunque a primera vista las esculturas puedan ofrecer una imagen contundente, una “segunda lectura” permite detectar un “humor subyacente”, como en el caso del hombre que se cubre bajo un paraguas al que solo le quedan las varillas.

‘El gran viaje’En sus exposiciones al alimón, Sophie y Jean Louis acostumbran a presentar una instalación conjunta que, en este caso, se titula Le grand voyage (El gran viaje) y resume la esencia de la muestra. Los artistas han creado una flotilla de cinco barcos que gracias a un ingenio electrónico se mueven como si surcaran un mar imaginario lleno de peligros, representados por efectos sonoros que simulan una tormenta. Esa interpretación conecta con el actual drama de los refugiados que se juegan la vida intentando llegar a Europa, aunque también caben otras lecturas más positivas, ya que las embarcaciones provistas de ruedas de carrito de bebé pueden aludir al nacimiento, que es el inicio del viaje de la vida.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902